martes, 8 de enero de 2013

La vida en la era intermedia



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Una vez se templaron de nuevo las condiciones ambientales, la superficie terrestre presentó una nueva faz: las enormes extensiones de helechos que los hielos habían sepultado y que las aguas de los océanos habían anegado y sumergido, yacían ahora en el fondo de los mares y de las llanuras, dispuestas a transformarse, con el curso de los milenios, en inmensos depósitos de carbón.

Isla coralina y biologia

- El supercontinente Pangea se fractura y se suceden acontecimientos


Las fracturas del Pangea habían diferenciado los primeros bloques continentales tal y como los conocemos hoy. Al retirarse, los mares había provocado la formación de cuencas cerradas en donde, debido a ininterrumpidos fenómenos de evaporación, se habían acumulado grandes cantidades de sal y de yeso, presentes aún hoy en día en muchas zonas de Europa central. Los hielos y las nieves del pérmico se habían fundido, mientras que un descenso del fondo marino determinaba por un lado la emersión de islas coralinas y de atolones y por otro causaba una nueva invasión de las aguas. El clima dominante, inicialmente cálido y húmedo, se fue haciendo cada vez más seco.

- Los reptiles, dominadores durante gran parte del mesozoico


El mesozoico, al menos durante los primeros 100 millones de años, estuvo dominado por la clase de los reptiles que, con una gran variedad de formas y dimensiones, alcanzaron la cumbre de su desarrollo evolutivo con la aparición hacia mediados de la era, es decir hace unos 180-140 millones de años, en el período jurásico, de los dinosaurios. La palabra dinosaurio significa en griego "reptil terrible". Estos animales, diferentes entre sí en formas y costumbres, se diversificaron en un número infinito de variedades. Por ejemplo el brontosaurio (20 m y 30 t), herbívoro, de patas anchas y cortas dotadas de tres grandes garras curvadas; el diplodocus, esbelto, con una cola similar a un látigo; el braquisaurio (22 m, 78 t), adaptado a la vida acuática; los dinosaurios-avestruz, carnívoros; los tiranosaurios, gigantescos, con colmillos parecidos a enormes sables dentados, y los veloces captosaurios, herbívoros, que habitaban las zonas de marismas. Los reptiles, sin embargo, tenían (y siguen teniendo hoy en día) dos grandes desventajas que, con el paso de los siglos, jugarían en su contra: un cerebro demasiado pequeño respecto a sus dimensiones, y la incapacidad de regular la temperatura de su cuerpo para mantenerla constante con independencia de las variaciones climáticas ambientales. Hace unos 80 millones de años los dinosaurios y los grandes reptiles mesozoicos desaparecieron súbitamente y fueron sustituidos por animales mucho más pequeños y mejor equipados, en especial en lo relativo a la autonomía respecto a la temperatura ambiental: las aves y los mamíferos. Ambos grupos de animales se originaron en el jurásico de dos grupos distintos de reptiles, tal y como testimonio -en un caso- el Archaeopteryx, fósil del ave más antigua conocida. Cuando las condiciones climáticas del último período de la era mesozoica se volvieron particularmente duras y secas, los nuevos caracteres resultaron básicos, y así, mientras el grupo de los reptiles se extinguía, empezaron a difundirse los nuevos animales que, a partir de hace 135 millones de años, empezaron a dominar de forma incontestable el escenario de la vida sobre la Tierra. Los triunfos y las decadencias de los vertebrados no nos deben hacer olvidar los grandes cambios que sufrieron las demás criaturas, cuyos orígenes se remontan a épocas anteriores, y que implicaron el perfeccionamiento o la adquisición de estructuras y mecanismos de adaptación cada vez más parecidos a los que hoy en día se observan. En el reino vegetal se dieron avances evolutivos al principio del mesozoico con la aparición y posterior difusión de las coníferas (que pertenecen a la categoría más amplia de las gimnospermas), mientras que hacia el final del período aparecieron por primera vez las plantas con flores (angiospermas).

----------

- Otros artículos del blog sobre el curso de la evolución


+ Unidad en la diversidad

+ El hilo evolutivo

+ El testimonio de los yacimientos fósiles

+ Al principio la vida se originó en el mar

+ El volvox

+ La era reciente

+ El cuaternario

+ Orígenes y evolución del hombre

+ La larga cruzada de Darwin

+ Darwin-Wallace: la teoría de la selección natural

+ Mecanismo de la evolución: la nueva síntesis

+ ¿Qué es el medio?

+ La adaptación

+ Los pinzones de Darwin

+ La especiación