jueves, 22 de febrero de 2018

Extinción y enrarecimiento de especies



La extinción de especies es algo que se ha dado desde el inicio de las mismas, ya que las condiciones han sido cambiantes durante todo el tiempo y solamente aquellas que consiguen adaptarse a dichos cambios, ya sea un cambio extremo de temperatura o la aparición de un nuevo depredador más capaz, son las que sobreviven.

Panda rojo y especies en peligro de extincion en biologia

Aun así, en los últimos años estamos viviendo una gran cantidad relativa de extinciones, ya que el ser humano está ejerciendo una presión muy significativa sobre los hábitats de los seres vivos que nos rodean.

- Tipos de extinciones


Las extinciones pueden darse de varios tipos atendiendo a diversas razones o clasificaciones. Una de ellas, quizás la más común, es la extinción local, donde desaparecen todos los individuos de una especie en una población o poblaciones de un país o territorio.

Otro tipo de extinción es la extinción global, que como bien su nombre indica, se trata de la desaparición de una especie concreta a lo largo de todo el globo.

Otra es la extinción masiva, que se caracteriza por la desaparición de muchas especies en un periodo de tiempo concreto, generalmente causada por un cambio de condiciones ambientales muy grande.

También tenemos la cuasi-extinción, la cual se trata de una extinción que aún no se ha dado pero que no se puede evitar. Esto ocurre, por ejemplo, cuando existe un alto riesgo de pérdida genética o se ha sobrepasado el umbral de deriva genética.

El vórtice de extinción, en cambio, es cuando se da la desaparición de una especie clave en un hábitat, desencadenando la extinción continuada de varias especies de ese mismo hábitat que dependían de la existencia de la primera especie extinguida.

Por último, tenemos un término conocido como deuda de extinción, el cual se podría entender como que la especie se encuentra en números rojos. Aunque no hayan desaparecido todos los individuos, las condiciones no son válidas para que se dé la reproducción y, por tanto, continúe la especie.

Hasta el momento, y en toda la historia de la vida en la Tierra, se conocen cinco grandes extinciones y algunas otras más menores.

Gorila y extincion de especies

- El riesgo de extinción


Una pregunta muy sencilla surge al pensar en esto, y es… ¿Corren todas las especies idéntico riesgo de extinguirse? Clara y obviamente, no. Aquellas especies que cumplen una serie de características son las que presentan un mayor riesgo de encontrar la extinción.

. Especies con distribución restringida (por ejemplo, endemismos insulares).

. Especies con pocas poblaciones o pocos efectivos.

. Especies migratorias (aves, salmónidos, etc.).

. Especies que requieren de grandes territorios (cánidos, rapaces, etc.).

. Especies con gran tamaño corporal o que requieren de mucho espacio.

. Especies con bajo número de descendientes, con largos tiempos generacionales o con una dispersión a corta distancia.

. Especies muy especialistas o estenóicas.

. Especies típicas de ambientes muy estables.

. Especies que forman agregados temporales o permanentes (manadas, bandos, etc.).

. Especies cazadas o recolectadas por el hombre.

Las especies que presentan estas características suelen tener un mayor riesgo de extinción debido a que se encuentran expuestas a alguna o algunas de las cinco presiones principales que impulsan directamente la pérdida de la biodiversidad. Estas presiones, según la secretaría del CBD 2010 (convención de diversidad biológica de 2010), que se mantienen o intensifican son:

. La degradación del hábitat.

. La sobreexplotación.

. La contaminación.

. Las especies exóticas invasoras.

. El cambio climático.

No todos los organismos se encuentran igualmente afectados por los diferentes causantes de la pérdida de biodiversidad, aunque la degradación de hábitat si afecta por igual tanto a mamíferos, anfibios o aves.

Lobos y zoologia

- Degradación del hábitat de las especies


+ Construcción de infraestructuras


La creación de barreras, pasos obligados, carreteras, presas, etc. Disminuye el territorio total donde se pueden desarrollar las especies, además de crear una fragmentación que impide el intercambio genético entre las diferentes poblaciones.

+ Deforestación


En los últimos años se han perdido casi el 40% de los bosques del planeta, lo que lleva también a la pérdida de gran parte de las especies emblemáticas ligados a ellos, como los gorilas, los tigres, los pandas, etc.

+ Desertización


Consiste en la “conversión” a desierto de los diferentes territorios, debido principalmente a la erosión, la sobreexplotación o al cambio climático.

+ Alteración o desecación de zonas húmedas


La regulación de los ríos, los trasvases y proyectos similares afectan a las aves nidificantes, a los peces, a las plantas y a los invertebrados que habitan en estas zonas. Esta clase de cambios pueden llevar a consecuencias fatales para todas las especies que de estas zonas viven.

+ Fragmentación


Una de las consecuencias de la construcción de carreteras, embalses, etc. La ruptura de la continuidad de los hábitats es la causa primordial de la extinción. En áreas grandes se da una mosaicidad de ambientes, mientras que en áreas pequeñas cuyas poblaciones son menores se da la endogamia y la deriva genética, causas fatales para la supervivencia de una especie.

Por otro lado, existen algunas especies que no podrían vivir en áreas pequeñas, como las migradoras, las campeadoras etc. Estas son las más afectadas por el efecto borde.

+ Efecto borde


El efecto borde consiste principalmente en la gran pérdida de hábitat que se da en la fragmentación de ecosistemas. Casi todas las especies habitan principalmente en el interior de sus territorios, dejando los bordes vacíos sin individuos. Cuando se da la fragmentación, las especies siguen quedándose en el centro, pero como actualmente el terreno que ocupan los bordes es mayor (hay más bordes al haber más fragmentos), el hábitat interior ocupable por estas especies es mucho menos que en un único fragmento con el mismo territorio.

+ Sobreexplotación


La sobreexplotación es algo que se da únicamente por el ser humano. Esta sobreexplotación puede ser comercial, con la obtención de maderas, plantas medicinales, pesquerías, mascotas, etc.; puede ser de subsistencia, como la caza o la deforestación; y puede ser también indirecta o recreativa, como los delfines en las almadrabas, atropellos en carretera, recolección de flores, setas, etc.

+ Introducción de especies invasoras


Este problema afecta tanto a especies como a sus ecosistemas, ya que muchas de las invasiones son perjudiciales tanto para las especies autóctonas como a la ecología de las mismas, causando grandes impactos económicos y de diversidad. Hay que tener en cuenta que no todas las especies alóctonas se convierten en invasoras.

Está muy ligado a la llegada del hombre a las zonas y hábitats afectados así como al transporte de otras especies. Hay que saber que el hombre es la principal especie invasora de todo el planeta.

Actualmente, en Europa, existen más de 10.300 especies exóticas instaladas en los hábitats, donde más de 1000 de ellas causan grandes impactos ecológicos y otras más de 1300 causan importantes impactos económicos.

+ Cambio climático


Es un problema causa principalmente por el ser humano y su actividad, la cual genera la emisión de una serie de gases con diversos efectos, entre los que encontramos el aumento de la temperatura terrestre.

Esto ocasiona una serie de cambios, generados a una velocidad mayor a la de adaptación de las especies naturales, lo que ocasiona problemas de reproducción y supervivencia. Esto hace que muchas especies tengan que emigrar a lugares con temperaturas adecuadas para ellos, dándose una migración hacia las cumbres de montañas o hacia los polos.

Como predicción, se calcula que más de la mitad de las especies de plantas vasculares en Europa estarán amenazadas para el año 2080, siendo las zonas meridionales con montañas las más afectadas por este cambio climático. En la península ibérica se dará un desplazamiento de pisos y zonas de vegetación.

Aun así, la tasa de cambio climático es superior a la capacidad de migración de la inmensa mayoría de las especies, por lo que es posible que a muchas de ellas no les dé tiempo a realizar las migraciones completas y puedan sufrir extinciones locales o, lo que es mucho peor, globales.

----------

Artículo redactado por Pablo Rodríguez Ortíz, Graduado en Biología por la Universidad de Málaga.