viernes, 12 de mayo de 2017

Los fondos blandos sedimentarios



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Se entiende por fondo blando aquel cuyo sustrato está formado por partículas sueltas, no consolidadas (sedimentos versus rocas). Los fondos blandos constituyen la mayor parte de los fondos marinos, dominan sobre todo en el piso batial.

Fondos blandos sedimentarios y biologia
La gran mayoría de los animales que viven en fondos arenosos se entierran buscando protección. Fuente: Artes de Pesca

Lo mismo que entre el mar y la tierra hay una zona de transición con fuertes cambios, el límite entre la columna de agua y el sedimento, denominado "interfase agua - sedimento", presenta un fuerte gradiente (de los más fuertes), pues las concentraciones de muchas sustancias químicas pueden ser de 10 a 1000 veces mayores en el sedimento que en la columna de agua.

- Los sedimentos


Por su origen pueden ser terrígenos, si proceden de aportes terrestres, o detríticos biogénicos si están originados por organismos marinos. Reflejan la energía del agua, y se caracterizan cuantitativamente por:

. El tamaño de grano. Se clasifican desde "sedimentos gruesos" (gravas, arenas gruesas) hasta "sedimentos finos" (fangos, limos), con todo el gradiente existente entre ambos. Los de grano más grueso están bien oxigenados y son pobres en materia orgánica, mientras que los fangosos están poco oxigenados, son ricos en materia orgánica.

. Su calibración (rango de tamaños de granos existente en el sedimento). Se clasifican como bien calibrados a mezclados o mal calibrados.

Químicamente los fondos blandos se caracterizan por su contenido en materia orgánica y sales minerales. La materia orgánica sedimentaria tiene dos orígenes. En el medio oceánico proviene, en su mayor parte, de la producción primaria planctónica, del fitoplancton (origen pelágico), con un pico en primavera; sin embargo, en la zona costera son preponderantes los aportes terrígenos continentales y los procedentes de la producción primaria bentónica, de la degradación de los macrófitos (plantas y algas), con otro pico a finales de otoño.

Por esta razón existe una relación (ciclo) entre los procesos bentónicos y pelágicos costeros. La columna de agua alimenta el sedimento en periodo primaveral, mientras que el sedimento alimenta a la columna de agua en periodo otoñal.

La composición química de las partículas que alcanzan los fondos depende de su origen, de la eficacia de la mineralización previa llevada a cabo en la columna de agua, y de su velocidad de sedimentación.

En el sedimento la materia orgánica es rápidamente transformada mediante reacciones químicas catalizadas por metabolismo bacteriano. Esto sucede en la interfase agua-sedimento. Sólo una pequeña proporción de las sales minerales es incorporada definitivamente al sedimento, siendo la mayor parte restituida a la columna de agua por procesos de difusión o de adhesión. El establecimiento de gradientes de concentración asegura una difusión molecular de las sales minerales hacia la columna de agua.

- Las comunidades de fondos blandos


Las comunidades que habitan los fondos blandos se caracterizan y diferencian de las de fondos duros porque la vegetación es escasa o nula, excepto en los campos de fanerógamas. También escasean las especies macrobentónicas sésiles debido a la gran inestabilidad del sustrato.

La gran mayoría de los organismos son endobentónicos, con comunidades más uniformes tanto estructural como espacialmente.

La diversidad varía menos con la latitud. Hay “comunidades paralelas” en diferentes océanos, es decir, grupos de especies (géneros) similares, que se asocian con tipos de sedimentos similares, y se caracterizan porque dominan pocas especies. La composición específica está determinada por el tipo de sustrato (tamaño del grano, materia inorgánica, origen del material, etc.).

La mayor abundancia y biomasa de organismos se da en dos grupos tróficos: los suspensívoros y los depositívoros. Los grupos más abundantes son los moluscos, poliquetos, crustáceos, equinodermos y, en menor medida, esponjas o poríferos, cnidarios y peces.

- Interacción organismo-sedimento


Por un lado, el gradiente químico (oxígeno, salinidad), en la columna vertical del sedimento (condicionado por el tamaño de grano) determina la parte “hospitalaria” para los organismos, pero éstos, a su vez, influyen en las características de dichos sedimentos.

Así, los animales depositívoros ingieren sedimentos y los vuelven a depositar más finos y los que hacen madrigueras, como poliquetos, los estabilizan y, gracias a las madrigueras, los oxigenan; modificando de este modo los gradientes químicos y mejorando las condiciones de habitabilidad. Todo ello va a repercutir en un aumento de la diversidad endofaunal.

El tamaño de las partículas es determinante para la distribución y presencia de determinadas especies, ya que entre otras cosas condiciona el tipo de nutrición preponderante. Por ejemplo, un fondo de gravas bien drenadas no permite la permanencia de especies cuya nutrición se base en la ingestión de partículas orgánicas, ya que al existir mucho espacio entre los granos favorece el lavado de los restos orgánicos.

Por otro lado, cuando el tamaño de grano presenta una porosidad adecuada, el agua en los intersticios permite desarrollar una rica y abundante meiofauna.

Como consecuencia de estas interrelaciones, las comunidades animales están relacionadas con las características de los sedimentos. Esto implica el reconocimiento de entidades sedimentarias con significado biológico, denominadas "unidades biosegmentarias". Las fronteras entre estas unidades son permeables, y se pueden reconocer más fácilmente en el piso infralitoral que en el circalitoral.

En resumen, la distribución de los animales que habitan los fondos blandos está condicionada principalmente por tres factores: la profundidad, el tipo de sedimento y la cantidad de materia orgánica presente en el mismo.

+ Adaptaciones animales a fondos blandos


Casi todos los animales que viven en fondos arenosos se entierran en busca de protección (en zonas de playa también para evitar la desecación). Las arenas están habitadas por multitud de organismos, como moluscos, poliquetos, crustáceos, etc. De todos ellos, son posiblemente los poliquetos y los moluscos bivalvos los que se han adaptado mejor a vivir en estos fondos. Los moluscos llegan a formar grandes bancos que permiten su explotación comercial.

Hay diferentes mecanismos de excavación que pueden estar en relación con diferentes estrategias de comportamiento y alimentación. Por ejemplo, en los poliquetos (como Arenicola marina) los líquidos celómicos que se extienden por todo el cuerpo actúan como esqueleto hidrostático. Se entierran gracias a la alternancia de contracciones musculares. Durante el proceso de enterramiento se pueden alimentar, tragando partículas con materia orgánica y microorganismos.

Los moluscos se entierran empleando su pie musculoso, en general de forma ovalada y puntiaguda parea enterrarse. Tienen un par de sifones, que son prolongaciones tubulares de la pared del cuerpo, uno inhalante que barre la superficie succionando agua (para obtener oxígeno y alimento, materia orgánica) o recogiendo materia en suspensión, y otro exhalante.

También hay crustáceos que se entierran para protección y para capturar presas. Por ejemplo, los cangrejos ocipódidos (decápodos) dejan fuera sólo los ojos pedunculados; otros viven en arenas negras poco oxigenadas por lo que presentan modificaciones, a modo de sifones, para respirar.

----------

- Otros artículos sobre fondos y organismos marinos en el blog


+ La geología de los fondos marinos

+ La conformación de los fondos marinos

+ Topografía de los fondos oceánicos: principales elementos morfológicos

+ Los organismos marinos

----------

Artículo redactado por Pablo Rodríguez Ortíz, estudiante de Biología en la Universidad de Málaga.