miércoles, 8 de mayo de 2013

La regeneración



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Hace algunos años unos pescadores de ostras, para destruir las estrellas de mar que infestaban sus bancos, les arrancaban los brazos. Ignoraban que de esa manera contribuían a su proliferación: en efecto, el brazo de una estrella de mar amputado tiene la facultad de reconstruir un nuevo individuo, vivo y saludable.

Regeneracion
La lagartija es uno de los ejemplos más conocidos de animales capaces de regenerar órganos perdidos o dañados. Si pierde su cola, ésta se regenera.

Esta propiedad se denomina regeneración y es común a muchos animales y a la mayoría de las plantas, aunque no siempre la formación de organismos completos como ocurre en el caso de la estrella de mar. Es más, lagartijas y salamandras utilizan esta prerrogativa como mecanismo de defensa: en cuanto se sienten atrapadas por la cola por un eventual enemigo, se desprenden voluntariamente de ella, poniéndose de inmediato en seguro.

La capacidad regeneradora se puede atribuir a dos tipos de fenómenos: en determinados casos es imputable a características "embrionales" conservadas por algunas células del organismo, mientras que en otros casos, grupos de células ya especializadas pierden sus características específicas y recuperan la capacidad de multiplicarse y diferenciarse, participando así en la reconstrucción de las partes lesionadas o perdidas.

Imagen: Libertad Digital