domingo, 22 de enero de 2017

El abejorro: características, hábitat, hábitos y reproducción



Los abejorros son unos insectos grandes, peludos y con unas alas cortas y redondeadas. Son más grandes que las abejas comunes, pero no producen tanta miel como las mismas. Sin embargo, son unos importantes animales polinizadores, ya que sin ellos gran parte de los vegetales no se fecundarían.

Abejorro y biologia
Los abejorros son, junto a las abejas, los más importantes polinizadores y dispersantes.

Dos tercios de las especies de cultivo del mundo dependen de los animales para transferir el polen entre las partes macho y hembra de las flores. Muchos animales son polinizadores y dispersantes, como las aves, los murciélagos o las mariposas. Pero el más importante de todos ellos son las abejas y abejorros.

Los abejorros son especialmente buenos en el proceso de polinización, ya que sus alas se mueven mucho más rápido, al igual que su corazón, lo que combinado hace que su cuerpo vibre fuertemente para que las flores suelten el polen. Este proceso se conoce como polinización por vibración.

Abejorro e insectos
Los abejorros logran que las flores suelten el polen a través de un proceso conocido como polinización por vibración.

- Características de los abejorros


Actualmente existen más de 255 especies diferentes de abejorros, por lo que sus características fenotípicas pueden ser muy diferentes, igual que su tamaño. La mayor de todas es la reina de Bombus dahlbomii, que puede llegar a medir hasta 4 centímetros de largo. Esto llega a ser casi 4 veces más grande que alguno de los más pequeños.

Una de las características llamativas de los abejorros es su capacidad de volar con cuerpos tan grandes y unas alas de tan pequeño tamaño. Gracias a un estudio se sabe que, en vez de aletear de arriba abajo y viceversa, al igual que el resto de insectos, los abejorros lo hacen desde adelante hacia a detrás, y viceversa.

Además de eso, el ángulo en el que baten sus alas crea pequeños vórtices de aire. En el interior de estos mini-vórtices la presión es más baja que alrededor de los mismos, por lo que mantenerlos por encima de sus alas les ayuda a mantenerse en el aire.

A diferencia de las abejas de la miel, los abejorros no mueren cuando pican. Además, están cubiertas de un aceite que las hace impermeables y, al ser más grandes, generan más calor. Ambas cosas permiten que puedan trabajar durante épocas más frías y húmedas.

Abejorro y flores
Los abejorros pueden llegar a medir hasta cuatro centímetros de largo.


- Hábitat y hábitos de los abejorros


Al igual que muchas especies, los abejorros se encuentran dispersos por todo el mundo, aunque cada zona del mundo es característica una o varias especies de abejorros. Normalmente suelen construir sus nidos cerca de la tierra, bajo pilas de madera, hojas secas o madrigueras abandonadas.

Los abejorros también son uno de los animales más sociables del reino animal, ya que forman colonias que pueden tener desde 50 a 500 individuos, dependiendo del tamaño.

Existe una hembra dominante, la conocida como reina, que es la que gobierna la colonia. Los demás individuos sirven para ella, reuniendo alimento, criando a las larvas o defendiendo la colonia.

En invierno toda la colonia muere, excepto la reina, que entra en hibernación y pasa los fríos meses de invierno bajo tierra, formando de nuevo una nueva colonia al empezar la primavera.

En cuanto a su alimentación, los abejorros comen néctar y polen de las flores. Este néctar azucarado ofrece a las abejas una potente fuente de energía, mientras que el polen se encarga de proporcionar proteínas. La miel la fabrican mezclando el polen recogido con su “saliva”, la cual posteriormente alimenta a la reina y las crías en desarrollo.

Colonia de abejorros
Los abejorros forman colonias de hasta 500 individuos, son animales ciertamente sociables.


- Reproducción de los abejorros


La reina es la madre de todos los abejorros de la colonia. Tras despertar de la hibernación, la reina sale en busca de comida y de una buena ubicación para el nido. Una vez encuentra ambas, pone los huevos y las alimenta.

La incubación de los huevos la hace la reina, posándose sobre los mismos durante aproximadamente dos semanas. Cuando los huevos eclosionan la reina los alimenta con polen. Estas larvas, a las dos semanas de edad, se envuelven en capullos hasta convertirse en abejorros adultos.

La reina solo cuida de la primera tanta de crías. El primer “lote” se convierte en obreras, que limpiarán y cuidarán el nido, buscarán comida y cuidarán de las siguientes tandas de larvas. La reina lo único que hace es poner más huevos nuevos.

Las abejas que nacen a finales de los meses de verano son los machos, también conocidos como zánganos, además de las futuras reinas. Ambos, machos y futuras reinas, salen del nido tan pronto como alcanzan la edad adulta. Los machos de otros nidos se aparearán con estas hembras, mientras que los machos buscarán hembras de otros nidos que aparear. Una vez hecho esto, los machos mueren y las hembras engordan e hibernan durante el invierno, esperando a la primavera para volver a formar un nido.

Animales y abejorros
Cuando los huevos de abejorro eclosionan, la reina alimenta a las larvas con polen.


- Estado de conservación de los abejorros


Muchas de las especies de abejorros se encuentran actualmente en peligro de extinción, en vulnerabilidad o amenazadas, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y la Lista Roja de Especies Amenazadas de Recursos Naturales.

El abejorro cuco es una de las especies catalogadas en peligro crítico por la UICN, y es una de las especies más raras de América del Norte. Por otro lado, el abejorro parcheado también aparece en peligro crítico, siendo la primera abeja silvestre que posee la protección federal de la Ley de Especies en Peligro de Extinción, otorgado este mismo 2017.

Existen diferentes opiniones respecto a la disminución de la población de abejorros. Algunos expertos creen que puede deberse a una enfermedad que acabe con las colonias, mientras que otros piensan que puede deberse a la contaminación, al calentamiento global o a la falta de flores nativas que polinizar.

----------

- Los abejorros y el néctar | Vídeo



----------

Artículo redactado por Pablo Rodríguez Ortíz, estudiante de Biología en la Universidad de Málaga.