viernes, 15 de mayo de 2015

Tejido óseo: características y funciones



El cuerpo humano se sostiene erguido sobre una estructura realmente compleja conocida como esqueleto, el cual está formado por hueso. Este hueso está formado por tejido óseo, un tejido conectivo especializado con una matriz extracelular calcificada que encierra a las propias células que la secretan.

Esqueleto y tejido oseo
Al tejido óseo se le atribuyen variadas e importantes funciones, como la protección de los órganos internos.

- Funciones del tejido óseo


Las principales funciones del tejido óseo son el funcionamiento de sostén, la protección de los órganos internos, el movimiento del cuerpo mediante el esqueleto, la contención y protección de la médula ósea en el interior de los huesos largos y la de reserva de diferentes minerales, como por ejemplo el calcio.

Tejido oseo y peces
Una de las funciones del tejido óseo es el almacenamiento de importantes minerales, como el calcio.

- La dura matriz celular: característica del tejido óseo


El tejido óseo es característico por su dura matriz celular, la cual se encuentra dividida en dos porciones diferentes, la porción orgánica y la porción inorgánica.

+ Porción orgánica de la matriz celular del tejido óseo


La porción orgánica está formada principalmente por colágeno, el cual ocupa el 90% de la misma, aunque también encontramos proteoglucanos y glucoproteínas (principalmente osteonectina y osteopontina).

+ Porción inorgánica de la matriz celular del tejido óseo


Por otra parte, la porción inorgánica está formada por hidroxiapatita, un compuesto químico formado principalmente por calcio y fósforo, el cual proporciona la dureza característica al hueso.

Tejido oseo y biologia
Función no menor del tejido óseo es la contención y protección de la médula ósea.


- Tipos de células del tejido óseo


El tejido óseo está formado por tres tipos de células diferentes:

+ Osteoblastos


Son las células encargadas de sintetizar la matriz celular. Se encuentran principalmente en las superficies libre de los huesos, y tras una serie de cambios se transforman en osteocitos.

+ Osteocitos


Son las células encargadas de mantener la matriz calcificada, por lo que se encuentran en el interior de esta en lo que se conoce como lagunas óseas. Se encuentran conectadas entre sí mediante conexiones gap en canalículos óseos.

+ Osteoclastos


Su principal función es la de reabsorber el tejido óseo que se encuentra en continua formación, manteniendo un equilibrio y evitando la proliferación en exceso de hueso.

El tejido oseo y sus celulas
El tejido óseo está constituido por tres diferentes tipos de células: osteoblastos, osteocitos y osteoclastos.


- Zonas diferentes en el hueso: zona compacta y zona esponjosa


Por último hablaremos de la existencia de dos zonas diferentes en el hueso, la zona compacta y la zona esponjosa. Mientras que la zona compacta está formada por osteonas (formaciones cilíndricas de capas de hueso) y es la más dura, la zona esponjosa está formada por trabéculas de hueso enlazadas entre sí y médula ósea roja en el espacio existente entre estas.

----------


- Otros artículos en nuestro blog de Biología sobre tejidos


+ Los tejidos de las plantas

+ El tejido conjuntivo

+ Los tejidos en los animales

+ El tejido epitelial

+ El tejido cartilaginoso

----------

Artículo redactado por Pablo Rodríguez Ortíz, estudiante de Biología en la Universidad de Málaga.