martes, 2 de julio de 2013

El trabajo muscular: un fenómeno químico



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

¿De dónde surge la energía que se manifiesta en forma de trabajo muscular? La contracción del músculo depende de la del citoplasma de cada una de las células, que se acortan y aumentan de volumen. Está claro que ese movimiento es un trabajo y por tanto genera un consumo de energía. La fuente energética del músculo proviene de una molécula determinada, el adenosintrifosfato o más simplemente ATP.

Trabajo muscular


Este componente químico es producido cuando los nutrientes que lleva la sangre -en especial los azúcares- se oxidan (se combinan con oxígeno) al llegar a las células musculares. La energía liberada por esta reacción química se almacena en el ATP, que la liberará de nuevo a su debido momento, permitiendo de esta forma la contracción del citoplasma muscular, es decir, el trabajo del músculo.

Cuando el órgano agota su reserva de oxígeno, por ejemplo después de una actividad física intensa, hace su aparición el fenómeno conocido como cansancio o fatiga muscular. Ello se debe a la presencia en el interior del músculo de sustancias nocivas (entre las que predomina el ácido láctico), que al no poder ser eliminas con la suficiente rapidez se acumulan en el músculo haciéndole perder su capacidad de contracción. Es de todos sabido, sin embargo, que el cansancio desaparece después de un período de reposo: esto es así porque durante el reposo físico la sangre lleva al músculo nuevos nutrientes que se oxidan, reponiendo de esa forma la reserva de adenosintrifosfato. El masaje, por ejemplo, constituye un excelente remedio contra el cansancio. Cuando lo practica una persona experta, activa la circulación sanguínea consiguiendo que la sangre elimine más rápidamente los productos tóxicos y aporte elementos nuevos.

Al igual que toda máquina, los músculos transforman parte de la energía que reciben en trabajo, y disipan en forma de calor otra parte. Por propia experiencia sabemos que después de una carrera, una sesión de gimnasio o cualquier movimiento activo, notamos más calor.

----------

- Moverse para vivir: artículos en el blog


+ Vida es movimiento

+ Las estructuras de sostén

+ Cómo se mueven los animales

+ Esqueleto del cuerpo humano

+ Las articulaciones y la estructura de los huesos

+ La columna vertebral

+ La cabeza

+ Huesos de las extremidades superiores e inferiores

+ Los músculos, motores del cuerpo

+ Músculos lisos y músculos estriados

+ La dependencia entre nervios y músculos