lunes, 25 de mayo de 2015

Sistema inmune: concepto y tipos de inmunidad



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

El sistema inmune es el conjunto de estructuras y procesos biológicos capaces de proporcionar defensa o inmunidad al organismo frente a los agentes infecciosos, desde virus hasta parásitos multicelulares. Dentro de la inmunidad del organismo encontramos dos tipos, la inmunidad innata y la inmunidad adaptativa.

Sistema inmune e inmunidad

- Inmunidad innata


La inmunidad innata posee una respuesta rápida, no es específica, posee una amplia variedad de mecanismos efectores y se considera, evolutivamente, más antigua.

+ Barreras defensivas propias la inmunidad innata 


Las barreras defensivas de este tipo de inmunidad son la piel, las mucosas y las secreciones. En cuanto a defensa interna encontramos las células fagocíticas, las células NK (o natural killer), las proteínas antimicrobianas y la respuesta inflamatoria.

- Inmunidad adaptativa


Por otro lado, la inmunidad adaptativa se adquiere gradualmente por exposición a los microorganismos, es más específica, posee una respuesta más lenta y se considera evolutivamente más reciente. Este tipo de inmunidad está mediada por linfocitos y células presentadoras de antígenos. Uno de los resultados de su acción es la producción de linfocitos de memoria específicos.

+ Características del sistema inmune adaptativo frente al innato


El sistema inmune adaptativo, adquirido durante el paso de los años, está compuesto principalmente por linfocitos T y B y células presentadoras de antígenos. Este sistema inmune tiene 4 características principales que lo diferencian del innato:

. Especificidad, debido a la presencia de receptores.

. Diversidad tanto en linfocitos como en receptores.

. Auto-tolerancia, es decir, falta de reactividad contra moléculas del propio organismo.

. Posee memoria inmunológica.

Las células presentadoras de antígeno son las encargadas de fagocitar al patógeno y asociar un fragmento del mismo a las moléculas de su superficie. De esta manera, los receptores de los linfocitos TH son capaces de reconocer al antígeno y liberar citoquinas. Estos linfocitos TH son los desencadenantes tanto de las respuesta inmunes humorales como las mediadas por células. Tras la activación de estas respuestas inmunes se lleva a cabo la acción de los linfocitos T citotóxicos y los linfocitos TC, entre otros.

----------

Artículo redactado por Pablo Rodríguez Ortíz, estudiante de Biología en la Universidad de Málaga.