viernes, 6 de diciembre de 2013

Las nastias



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

La nastia es el movimiento de los órganos vegetales que se curvan u orientan en la dirección predeterminada por la misma estructura del órgano, independientemente de la orientación del estímulo que determina el movimiento.

Nastias y plantas

- Clasificación de las nastias


Existen distintos tipos de nastias, que se clasifican según las causas que las determinan.

+ Nastias de crecimiento y termonastias; haptonastias y sismonastias


Se distinguen por tanto nastias de crecimiento, denominadas fotonastias, inducidas por fenómenos lumínicos, y termonastias, inducidas por fenómenos térmicos; haptonastias y sismonastias, provocadas por estímulos mecánicos. Para ser captado, todo estímulo debe alcanzar un umbral mínimo, a partir del cual la planta responde y su respuesta es independiente de posteriores diferencias de intensidad. Entre los movimientos que no se corresponden con una orientación en la dirección del estímulo hay que recordar los "movimientos de sueño", o nictinásticos de las plantas. Son muchas las flores que asumen la denominada "posición de sueño": el azafrán, los cólquicos, las margaritas y muchas otras compuestas. Al oscurecer, su sensibilidad provoca el cierre parcial de la corola o de la inflorescencia. La oscuridad, incluso durante un eclipse, hace que los pétalos asumen la posición del sueño. Otras especies reaccionan a la luz en sentido negativo, como la Mirabilis jalapa y muchos Cereus que se abren durante la noche y se cierran por la mañana, por lo que su polinización la realizan insectos nocturnos.

Estos movimientos están determinados por estímulos muy diferentes y de naturaleza compleja, que provocan cambios de turgencia del pulvínilo foliar situado en la base de la hoja o del pétalo. Es una estructura parecida a una almohadilla rellena de células saturadas de agua y por tanto turgentes. Al anochecer, la oscuridad cada vez más intensa provoca un desequilibrio en la turgencia de la almohadilla: las células superiores se hinchan y las inferiores se vacían, por lo que la hoja sufre un notable descenso del nivel de agua.

Otro ejemplo característico de nastia nos lo proporciona la Carlina acaulis, de la que popularmente se dice que "predice el tiempo", pues su inflorescencia se abre o se cierra según los períodos sean secos o lluviosos. En las plantas carnívoras anteriormente mencionadas, los movimientos para capturar a los insectos son debidos a estímulos de naturaleza química: la Drosera rotundifolia no se deja engañar por un trocito de papel u otro material no proteico, pero si ponemos entre sus tentáculos un trozo de carne o incluso un cabello, de inmediato se acciona el mecanismo-trampa, como si la planta hubiese detectado que se trata de sustancias animales. La Mimosa púdica, conocida con el nombre de "sensitiva", debe su nombre a su sensibilidad, ya que al acercarle vapores de éter o de cloroformo repliega sus hojas en posición de sueño. El mismo resultado se obtiene con un simple estímulo de acción mecánica: al tocar una hoja observamos cómo la reacción se extiende paulatinamente a toda la planta que va replegando todas y cada una de las hojas, una sobre otra. El estímulo se transmite a distancia por medio de sustancias hormonales y durante un determinado espacio de tiempo, tras el cual las hojas se levantan.

Si se repite el experimento se observa que la reacción es menos intensa y rápida porque la planta necesita un período de reposo para restablecer la normalidad en los pulvínilos foliares sometidos a variaciones de turgencia.

----------

- Ciclo vital de las plantas: otros artículos del blog


+ La importancia de la luz y de la temperatura

+ Las hormonas vegetales

+ Movimientos de los vegetales inferiores

+ Movimientos en los vegetales superiores