miércoles, 13 de noviembre de 2013

Principales tipos de frutos



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

- Los frutos carnosos


Los frutos carnosos más conocidos son la baya, la drupa y el pepónide. La baya posee un epicarpo fino y membranoso (que se denomina piel), mientras que el mesocarpo y el endocarpo al ser carnosos no se distinguen. Son bayas la simiente de la uva, el tomate, la grosella, el arándano, la uva espina o crespa, el caqui o palosanto. El fruto de los cítricos es un tipo especial de baya. Tiene el epicarpo y el mesocarpo fusionados entre sí, formando la cáscara: pero es posible distinguirlos, ya que el epicarpo es amarillo o anaranjado y está cubierto de glándulas que contienen una esencia olorosa, mientras que el mesocarpo es blanco, fino y carnoso. El endocarpo es membranoso y forma una película que rodea a los gajos, que no son otra cosa que un conjunto de células rellenas de un zumo ácido que protege a las semillas. Este fruto, conocido con el nombre común de naranja, limón, etc., se denomina hesperidio. La drupa es el fruto típico de las drupáceas, tiene un epicarpo fino y membranoso que corresponde a la piel, un mesocarpo carnoso y suculento, y un endocarpo duro y leñoso. Son drupas los melocotones, los albaricoques, las cerezas, las ciruelas, etc. El pepónide es un fruto con epicarpo y mesocarpo coriáceos, en ocasiones lignificados y gruesos, con un interior suave y carnoso. Son pepónides los frutos de las cucurbitáceas, o sea las calabazas, los melones, los pepinos, etc.

Tipos frutos

- Los frutos compuestos y los falsos frutos


Son frutos compuestos las moras y la frambuesa, formados por muchas pequeñas drupas que derivan de los abundantes pistilos que posee cada flor. Cuando en la formación del fruto también intervienen, además del ovario, otras partes de la flor, se habla de falsos frutos.

Sería el caso de las manzanas y las peras, en cuya formación también interviene el receptáculo, que se convierte en una pulpa muy voluminosa y azucarada. En el interior, se aprecia el ovario con cinco lóculos con paredes coriáceas que contienen las semillas. La mora de la morera está compuesta por numerosos pequeños cálices concrescentes que se han vuelto carnosos.

Las fresas también son falsos frutos porque los verdaderos frutos son los granitos (aquenios) que hay en la superficie. El higo es otro falso fruto denominado sicono: tiene la forma de una probeta en cuyo interior, cuando está madura, hay una pulpa granulosa por los aquenios procedentes de innumerables y pequeñas flores.

- Los frutos secos


En el lenguaje común se entiende por frutos secos nueces y almendras, que no son en absoluto secos en su estado natural ya que son tan sólo drupas, cuya pulpa verde y amarga es su corteza exterior. El tipo más común de fruto seco indehiscente es el aquenio, con un pericarpo más o menos duro que contiene una sola semilla. Son aquenios las semillas del girasol, de la lechuga, de la salvia, etc., así como la bellota, la castaña y la avellana. Al mismo grupo pertenecen la cariópside y la samara. La cariópside es el fruto de las gramíneas, más conocido con el nombre de grano. La sámara es el fruto del olmo, el arce, el tilo, el fresno y muchas umbelíferas. Todavía más especiales son los frutos secos dehiscentes, como la legumbre, que da su nombre a la importante familia de las leguminosas y que se caracteriza porque una vez seca se abre espontáneamente, a lo largo de la sutura, liberando las semillas; la silicua, muy parecida a la legumbre (contiene una lámina interna que la divide en dos tabiques), y la cápsula. Con este último término genérico se denominan varios frutos que se abren de diferentes maneras: la dehiscencia poral, como la de la amapola, parecida a una pequeña urna cubierta y horadada por poros a través de los que salen las semillas, cápsulas con opérculo, como en el caso del beleño, parecidas a una cajita con tapa que se levanta en cuanto el fruto está maduro, y la cápsula propiamente dicha que se abre en hendiduras.

- Concepto y partes del fruto


Se denomina fruto al órgano de las plantas que envuelve a la semilla (o semillas). El fruto es el resultado del desarrollo del ovario y en ocasiones de otras partes de la flor, en cuyo caso se le denomina falso fruto. Las distintas partes del ovario dan origen a las diferentes partes del fruto que desde el interior hacia el exterior se denominan: endocarpo, mesocarpo, epicarpo y pericarpo. La función de los frutos es dispersar las semillas en el medio y para ello disponen de diferentes sistemas, desde semillas con capacidad de desplazarse hasta semillas que son transportadas en el estómago de animales que ingirieron el fruto que las albergaba. Todo ello se traduce en una diferencia notable en la estructura de los frutos.

----------

- ¿Cómo nace una planta?: otros artículos del blog


+ La reproducción en las plantas

+ El ciclo haplodiplonte

+ La reproducción en las plantas inferiores

+ Un mundo de flores

+ Las inflorescencias

+ ¿Cómo se produce la polinización?

+ De la flor al fruto

+ La reproducción vegetativa

+ La diseminación

+ La germinación de la semilla

+ Fase juvenil y fase adulta de la planta