sábado, 27 de octubre de 2012

Los lípidos



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Los lípidos forman otra familia de moléculas biológicas: son producidos por las células y constituyen una gran parte de las estructuras celulares.

Lipidos

- Lípidos: sustancias oleosas o grasas, no solubles en agua


Los lípidos son sustancias oleosas o grasas, no solubles en agua. Esta peculiaridad se la confieren los ácidos grasos, que constituyen la base de la mayor parte de los lípidos y son ácidos orgánicos con una "cola" no polar hidrofóbica. Su peso específico es inferior al del agua, y por esta causa flotan.

- Lípidos más comunes: las grasas o triglicéridos


Los lípidos más comunes en la naturaleza son las grasas, o triglicéridos, que constituyen la reserva más importante de energía en las células animales. Están formados por tres ácidos grasos ligados a un alcohol (glicerol), que determina su diversidad, como en el aceite y la mantequilla. En las células animales y vegetales, los triglicéridos se conservan bajo la forma de gotas microscópicas dispersas en el citoplasma. En los animales, la conservación de estos lípidos está controlada, además, por células especializadas: las células adiposas o adipocitos, presentes sobre todo en el tejido subcutáneo, en la cavidad abdominal y en las glándulas mamarias, y compuestas casi totalmente por grandes gotas de grasa. En algunos mamíferos, como por ejemplo las focas y las ballenas, las grasas dispuestas bajo la piel tienen una doble función. permiten conservar la energía y defienden el organismo de las temperaturas demasiado bajas, ya que actúan como aislantes. Algunos lípidos poseen una parte polar (cabeza), eléctricamente cargada y soluble en agua (o hidrófila), y una parte apolar insoluble (cola).

- Las micelas, formadas por los lípidos polares en el agua


Por su particular estructura química, los lípidos polares forman en el agua agregados denominados micelas, en los que las cabezas hidrófilas están vueltas hacia el exterior y las colas hidrófobas hacia dentro. Entre los lípidos polares se distinguen los fosfolípidos, que reciben este nombre por poseer un ácido fosfórico. Son los principales componentes de la membrana y de los diversos orgánulos de la célula. Los fosfolípidos se disponen en una doble capa, con las cabezas hidrófilas hacia el ambiente acuoso externo e interno de la célula, y con las colas hidrófobas vueltas unas hacia otras.