domingo, 10 de abril de 2011

La materia viva



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

El término materia viva se utiliza para designar el tipo de materia de la que están formados todos los seres vivos. Materia viva es también un trozo de carne cruda o una hoja arrancada de un árbol, aunque ya no realicen las mismas funciones que cuando formaban parte del organismo. Por eso, al concepto de materia viva no se opone el de materia muerta, sino el de materia no viva: aquella que constituye el resto de los elementos naturales.

Ejemplo de materia viva

- Estado físico de la materia viva


Distinguimos bien entre un cuerpo sólido y otros líquidos o gaseosos. Sin embargo, los átomos y las moléculas, individualmente considerados, no son ni sólidos, ni líquidos, ni gaseosos: son simplemente "átomos" y "moléculas". Los conceptos de sólido, líquido o gas corresponden a los estados de agregación de la materia, tal y como la perciben nuestros sentidos. En cada uno de estos estados, los átomos y las moléculas tienen distinto grado de movilidad o de disposición espacial; por eso, la materia, en cada uno de los tres estados, tiene distinto comportamiento aunque no cambie la naturaleza de sus moléculas o átomos. La cuestión que planteamos es: ¿en cuál de estos estados de agregación se puede encuadrar la materia viva? El músculo de nuestro cuerpo, ¿es sólido o líquido? Ninguna de las respuestas es satisfactoria.

Si nos adentramos en las células, encontramos múltiples estructuras diferentes, integradas por moléculas de muchos tamaños, pero que no suelen tener rigidez; encontramos regiones líquidas en las que el agua contiene numerosas sustancias disueltas.

Esa compleja mezcla -en la que hay disoluciones verdaderas, disoluciones coloidales y estructuras moleculares complejas asociadas de múltiples formas- es lo que conocemos sobre el "estado físico" de la materia viva. Somos una disolución coloidal compartimentada por millones de tabiques microscópicos que delimitan las células de nuestro cuerpo. En esta singularidad del estado físico de la materia viva es donde radica la diversidad de las formas vivientes.

Los coloides son disoluciones en las que las partículas del soluto tienen un tamaño de centésimas de micrómetro. Estas partículas, denominadas micelas, pueden ser agregados moleculares como ocurre en las emulsiones, o macromoléculas de elevado peso molecular como es el caso de muchas proteínas. Muchos coloides presentan, por su propia naturaleza, los estados de sol (comportamiento de disolución) y de gel (como una gelatina). Estos cambios de consistencia física del coloide son especialmente importantes en muchas células. Algunas, como la Ameba, tienen la capacidad de pasar de uno a otro estado de forma reversible.


Materia viva y biologia

- Delimitación de lo viviente



Otra característica de la materia viva es que constituye seres espacialmente bien delimitados y, además, de un tamaño definido -dentro de unos límites- para cada especie viviente. Los límites físicos de una célula o de un organismo están bien definidos, y su crecimiento alcanzará un tamaño que estará dentro de un intervalo peculiar para cada tipo de ser vivo.

En la materia no viva, como es el caso de las rocas, sus características físicas (dureza, densidad) y químicas (composición molecular o iónica) no varían con su extensión ni con su forma.