viernes, 3 de julio de 2015

La difusión de las plantas

A partir del siglo XV, la navegación se extendió más allá del océano. Fue así como las plantas comenzaron a "viajar": los navegantes llevaban consigo, durante largos viajes, las especies indispensables para su supervivencia y volvían a su país con plantas exóticas y animales desconocidos por los habitantes del viejo continente.

Navio y difusion de las plantas

- Las plantas alimenticias, las medicinas, las flores y los árboles de tronco alto: objeto de muchos viajes a través de los océanos


Las plantas alimenticias fueron las primeras en atravesar los océanos, seguidas de las medicinas y de las flores; los árboles de tronco alto se importaron por sus frutos gustosos o por sus maderas preciosas. Como por ejemplo la familia de las solanáceas (2.500 especies) muchas de cuyas especies son importantes para la economía humana: la patata, el tomate, la berenjena y el pimiento; la belladona, el beleño y el estramonio, ricos en sustancias que ayudan al hombre en su lucha contra la enfermedad y el dolor; el tabaco, cuyo principio activo (la nicotina) se utiliza en medicina para la síntesis de la vitamina P.

La transformación química y la morfología cárstica

El aire contiene sustancias capaces de alterar el quimismo de muchos minerales contenidos en las rocas superficiales. En particular, el oxígeno es capaz de transformar en óxidos los minerales de muchos metales, así como puede también transformar los sulfuros en sulfatos. Las reacciones químicas alteran también las características físicas de los minerales que en algunos casos pierden grados de dureza o de resistencia y se vuelven frágiles, siendo más fáciles de disgregar por el viento.

Morfologia carstica y geologia

- El papel determinante del vapor de agua y el dióxido


Incluso el vapor de agua y el dióxido tienen un papel determinante, porque transforman el carbonato de calcio en bicarbonato de calcio, que es mucho más soluble que el primero.

jueves, 2 de julio de 2015

La evolución en la vida del hombre: de la caza al pastoreo, y luego a la agricultura

El paso de la caza al pastoreo tuvo lugar cuando el hombre empezó a criar algunas especies de animales recibiendo a cambio productos alimenticios (leche), indumentaria (lana) o materias primas para transformar en manufacturas e instrumentos (cuernos, pieles).

Pastoreo y biologia

- El pastoreo: numerosos animales pasan a formar parte de la vida diaria del hombre


Ovejas, cabras, bueyes, caballos y cerdos entraron a formar parte de la vida cotidiana del hombre, acogidos y protegidos por recintos y refugios rudimentarios.

miércoles, 1 de julio de 2015

Morfología eólica o del viento

La acción del viento se explica según dos modelos: deflación y abrasión. Después se produce el transporte y deposición de los materiales arrastrados por deflación o de material suelto.

Morfologia eolica o del viento y desiertos

- Los efectos del viento en las rocas


Al transportar granos de arena y, a veces, clastos mayores, el viento ejerce también una acción abrasiva importante sobre las rocas. Si la acción de pulido es prolongada las rocas pueden presentar formas extrañas con caras pulidas, estrías o agujeros. Puestas al desnudo por el viento, las rocas están también a merced del proceso disgregante de la contracción y dilatación térmica.

El hombre, animal dominador de la naturaleza

En los inicios de su historia, el hombre era parte integrante del mundo de la naturaleza: como un animal más, temía el estruendo del rayo o la furia del viento y de la lluvia, la fuerza y la ferocidad de los grandes depredadores, el frío y el hambre en las estaciones menos propicias.

El hombre, la pintura rupestre y la naturaleza

- La criatura-hombre, diferenciada del resto de animales, se convierte en el dominador de la Tierra


Bastante pronto, la criatura-hombre desarrolló características únicas y atributos físicos que lo diferenciaron de otros animales que compartían con él los recursos alimenticios, los suministros de agua, el territorio: la postura erguida; el libre movimiento de manos y brazos; un cerebro capaz de razonamientos sutiles y la facultad de comunicarse con sus semejantes mediante un lenguaje articulado. En tiempos relativamente cortos, la feliz combinación de estos atributos hizo del animal-hombre el dominador de la Tierra.