sábado, 2 de mayo de 2015

Mares y océanos

Los mares y los océanos ocupan casi tres cuartas partes de la superficie terrestre y contienen aproximadamente el 97% de todas las aguas presentes en la hidrosfera. A pesar de ser comúnmente utilizado el término genérico mar para indicar indistintamente las extensiones de agua salada, sean éstas mares u océanos, sin embargo, existe una diferencia sustancial que va más allá de las dimensiones, generalmente mayores para los océanos que para los mares. Así, mientras que los fondos de los mares están constituidos generalmente por corteza continental, parecida a la de las masas continentales, las aguas del océano recubren una corteza totalmente distinta, por espesor, tipo de roca constituyente y características geofísicas (corteza oceánica).

Mares, oceanos e hidrosfera

- La oceanografía


Los océanos, además de ser la reserva más grande de agua del planeta, tienen una importancia fundamental para el desarrollo de la vida que apareció en éstos por primera vez hace millardos de años, para el clima que estos provocan al interrelacionarse con la atmósfera según un equilibrio complejo, por los innumerables recursos que el océano proporciona al hombre (hay que tener en cuenta la pesca, la sal, los yacimientos minerales y de petróleo encerrados en los fondos oceánicos), por la maravilla que pueden ofrecer mediante el espectáculo constituido por la enorme variedad de criaturas que los pueblan y por los paisajes únicos que nos ofrecen.

viernes, 1 de mayo de 2015

Los crótalos o serpientes de cascabel: características y distribución

Vamos a ver en esta entrada las características y distribución de los denominados crótalos o serpientes de cascabel.

Crotalo o serpiente de cascabel

- Características de los crótalos o serpientes de cascabel


Al género Crotalus pertenecen serpientes de la familia vipéridos difundidas por las Américas. Todas son venenosas y en el extremo de la cola tienen un órgano denominado cascabel, formado por la inserción de las últimas vértebras caudales en unos anillos córneos. Los anillos, formados por residuos del revestimiento cutáneos de las mudas, aumentan con el transcurso de los años.

miércoles, 29 de abril de 2015

Las aguas subterráneas y la hidrogeología

Un parte importante del agua de lluvia penetra en el subsuelo a través de las fracturas y de los espacios entre los granos. La posibilidad de que el agua descienda en profundidad en el suelo está regulada por la permeabilidad, que es la capacidad que tiene una superficie con un área concreta para dejar pasear una determinada cantidad de agua durante un cierto tiempo.

Aguas subterraneas y geologia

- La permeabilidad, dependiente de la porosidad


La permeabilidad depende a su vez de la porosidad, es decir, de la relación entre los espacios vacíos presentes en una roca y su volumen, y de las fracturas presentes en la misma roca. Todo ello crea pasajes por donde el agua puede circular e infiltrarse.

martes, 28 de abril de 2015

Animales soberanos del desierto

La vegetación del desierto se ve muy influenciada por la escasez de agua; por consiguiente, su exuberante desarrollo sólo se da en épocas muy limitadas del año (muchas especies son anuales y sólo germinan cuando llueve). No por ello los representantes del reino animal se ven limitados en cuanto a número de especies y a variedad.

Escorpion en el desierto

El mundo de las invertebrados está dominado por especies provistas de un revestimiento externo resistente, que hace que su cuerpo sea impermeable al agua y ofrece al mismo tiempo una protección óptima contra la excesiva transpiración.

lunes, 27 de abril de 2015

Los glaciares: concepto, morfología y clasificación

Los glaciares son grandes masas de agua en estado sólido en movimiento debido al empuje del propio peso. Los glaciares se forman sólo en aquellas regiones del planeta en las cuales la temperatura se mantiene por mucho tiempo bajo 0 ºC, de manera que se evite la fusión del importante volumen de los glaciares; sólo en las regiones polares y subpolares y en las cimas de las cadenas montañosas más elevadas (Himalaya, Alpes, Andes, etc.). 

El monte Everest, en Nepal, con una altura de 8.848 metros, es una inmensa pirámide de roca y hielo. El tipo de glaciar himalayo está constituido por más de un glaciar de tipo alpino, que se unen entre sí en un valle central.

En estas regiones se forman cada año gruesos casquetes de nieve (agua sólida formada por diminutos cristales) compuestos por capas superpuestas. La nieve sufre lentamente una transformación volviéndose cada vez más compacta bajo el efecto de la presión de las capas de nevadas sucesivas. Al final de este proceso, que puede durar entre 10 y 20 años, el hielo compacto ha sustituido a los copos de nieve. El límite de formación de los glaciares coincide con el límite de las nieves perpetuas, es decir, con la altura por encima de la cual el calor veraniego no es capaz de fundir completamente la nieve caída durante la estación invernal. Las capas de nieve que recubren los glaciares, y que con el tiempo se transforman en nuevo hielo, constituyen la neviza.