domingo, 13 de abril de 2014

La rocas sedimentarias

La mayor parte de las rocas aflorantes en la superficie de la Tierra son rocas sedimentarias. Éstas son el resultado del proceso sedimentario que, a través de varias fases, a partir de la destrucción de rocas preexistentes (incluso no sedimentarias), lleva a la formación de numerosos tipos de rocas.

Paisaje de rocas sedimentarias

- El proceso sedimentario: degradación, transporte y diagénesis


Las rocas aflorantes en la superficie terrestre no están sometidas a las mismas condiciones de presión y de temperatura a las que se han generado y, por consiguiente, se encuentran en condiciones de desequilibrio; unidas a la acción de los agentes atmosféricos y químicos provocan la disgregación y la alteración química. Estos procesos, que constituyen lo que de forma general se conoce como meteorización de las rocas (independientemente de la naturaleza de las mismas: ígneas, sedimentarias o metamórficas), producen detritos de dimensiones muy variables llamados sedimentos sueltos.

Las algas

El mar contiene una inmensa cantidad de vegetales que, convenientemente explotados, podrían representar una enorme riqueza para la humanidad. La práctica totalidad de las plantas marinas está constituida por algas, ricas no sólo en bromo, en yodo y en potasio, sino también en sustancias proteicas y grasas.

Barca varada en algas

- Los diferentes usos de las algas


Las grasas, en particular, confieren a las algas un gran poder nutritivo. Los habitantes de Islandia y de las islas Británicas, y también algunos pueblos orientales, se alimentan de algas desde hace tiempo, utilizándolas directamente, es decir, sin someterlas a transformaciones previas. Los habitantes de las islas escocesas y los noruegos las utilizan como forraje para el ganado; en muchas zonas las algas constituyen un óptimo fertilizante. Entre los mucílagos figuran el agar, la carragenina y la algina. El agar es utilizado, además de en medicina y en odontología, en la técnica fotográfica y en la fabricación de lámparas eléctricas; la algina, utilizada en una gran variedad de campos, entre ellos en la industria textil y papelera, se utiliza para estabilizar los helados cremosos (porque impide la formación de trozos de hielo) y para la confección de crema de queso, chocolate con leche, embutidos, mermeladas, sopas y zumos de fruta. La carragenina tiene aplicaciones más peculiares pero no menos útiles.

jueves, 10 de abril de 2014

Los volcanes

Los volcanes son, sin lugar a duda, uno de los fenómenos más espectaculares, fascinantes y, al mismo tiempo, más terroríficos que nos ofrece la naturaleza. Volcán es toda grieta de la corteza terrestre por donde sale lava (el magma que, habiendo perdido gas y muchos componentes cristalizados en profundidad, asciende a la superficie) y gas.

Volcanes
El volcán Krakatoa, en erupción. Este es uno de los volcanes más conocidos.

Todos los volcanes están formados por el apilamiento de material magmático solidificado y tienen en profundidad una zona llamada cámara magmática, donde el magma se acumula antes de ser expulsado a la superficie a través de un conducto o chimenea.

martes, 8 de abril de 2014

La acuicultura

En los albores de la humanidad, muchos milenios antes del descubrimiento de la agricultura, el ser humano ya recogía con las manos los productos espontáneos de las aguas, sobre todo en las lagunas costeras formadas por las mareas. Con el paso del tiempo, nuestra especie comprendió la importancia de la alimentación a base de peces y elaboró el primer instrumento de pesca: un bastón con un arpón fijado en un extremo.

Acuicultura

- Orígenes de la acuicultura


En el paleolítico superior, el hombre empezó a construir piraguas y, surcando el mar, venció el terror al agua; del neolítico al eneolítico, los hombres tomaron conciencia de la posibilidad de recolectar peces en una extensión de agua cerrada. Todavía hoy, en muchas partes del mundo (Madagascar, Nigeria, Costa de Marfil, Ecuador, Sri Lanka), se utilizan técnicas antiquísimas de agregación de los peces en particulares zonas de la laguna con objeto de favorecer la producción y facilitar la captura de los peces de la talla deseada. De este modo, los peces podían mantenerse vivos hasta el momento de ser consumidos. Con el avance de los conocimientos tecnológicos, la intervención del hombre se hizo más evidente (fertilización controlada de las aguas, suministro continuo de alimentos, control periódico de la calidad de las aguas, etc.).

miércoles, 2 de abril de 2014

Clasificación de las rocas ígneas

Las rocas ígneas se clasifican atendiendo a dos criterios fundamentales: su composición química y mineralógica.

Rocas igneas

- Clasificación de las rocas ígneas según la composición química


Normalmente se utiliza como referencia el contenido en sílice (SiO2) presente en la roca. Según el porcentaje de este componente, las rocas se clasifican en: ácidas (SiO2 > 65%), intermedias (SiO2 entre el 65% y el 55%), básicas (SiO2 < 45%). Estos porcentajes son indicativos y no deben entenderse como límites rígidos (una roca con el 64% de sílice puede ser considerada ácida en vez de intermedia, pues nos encontramos muy cerca del límite entre ambos campos).