miércoles, 6 de mayo de 2015

Glóbulos blancos granulocitos: clasificación y función



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Los glóbulos blancos granulocitos (o polimorfonucleares) reciben este nombre porque poseen gránulos citoplasmáticos específicos y un sólo núcleo multilobulado, cuyos lóbulos pueden dar la errónea impresión de que se trata de células multinucleadas. La forma del núcleo, cuya variedad es grande, ha dado origen a que se les conozcan como leucocitos polimorfonucleares o polimorfos.


- Clasificación de los glóbulos blancos glanulocitos


De acuerdo a las afinidades tintoriales de sus granulaciones citoplasmáticas, los glóbulos blancos se clasifican en:

+ Neutrófilos


Son células con un diámetro de 9-12µm y constituyen casi el 70% de la cantidad total de leucocitos. Su núcleo está forma por 3-5 lóbulos unidos por puentes de cromatina. En el citoplasma de los neutrófilos podemos encontrar granulaciones de gran tamaño, las cuales se conocen como granulaciones azurófilas por su tendencia a teñirse con azur de metileno.

Estas granulaciones azurófilas se corresponden con lisosomas repletos de enzimas hidrolíticas, lo que implica la participación de estas células en la respuesta inflamatoria aguda de los tejidos, donde destruyen mediante fagocitosis a los microorganismos atacantes.

+ Eosinófilos


Su diámetro varía entre 10 y 14µm y son mucho menos abundantes. Su núcleo posee 2 lóbulos bien diferenciados, lo que los incluye en la categoría de glóbulos blancos granulocitos. En su citoplasma podemos encontrar grandes gránulos redondeados, los cuales se tiñen con eosina de color rosa oscuro.

La principal función de los eosinófilos es la de intervenir en la respuesta inflamatoria e inmunitaria, pues tienen una gran capacidad fagocítica de los complejos Antígeno-Anticuerpo y algunos microorganismos parásitos.

+ Basófilos


Tienen un tamaño similar a los neutrófilos, con un diámetro de 8-10µm. Son muy escasos, pues constituyen menos del 1% de la población total de leucocitos. Su núcleo está formado por dos grandes lóbulos y, normalmente, se encuentra tapado parcialmente por numerosas granulaciones grandes de naturaleza basófila.

La principal función de los basófilos es la de intervenir en la producción de la respuesta inflamatoria y los procesos alergénicos.

----------

Artículo redactado por Pablo Rodríguez Ortíz, estudiante de Biología en la Universidad de Málaga.