miércoles, 2 de octubre de 2013

Los grupos sanguíneos



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Si se pone en contacto el plasma de la sangre de un individuo con hematíes de la sangre de otro, éstos por lo general se aglutinan, aunque no siempre. Las investigaciones que siguieron a esta constatación, desarrolladas por el patólogo vienés, premio Nobel, Karl Landsteiner (1868-1943), condujeron a demostrar que la superficie de los eritrocitos presenta algunas moléculas denominadas aglutinógenos, y que el plasma contiene otras sustancias a las que se dio el nombre de aglutininas.

Grupos sanguineos

Cada aglutinina puede vincularse a un aglutinógeno específico. La aglutinación sucede cuando los anticuerpos del plasma se vinculan a los antígenos de superficie de los glóbulos rojos, formando unos enlaces moleculares que unen un eritrocito con otro.

En las distintas clases de sangre humana pueden encontrarse dos tipos de aglutinógenos, A y B, y dos aglutininas, anti-A y anti-B. Cuando se encuentran un A y un anti-B y un anti-B, hay aglutinación. Los antígenos de superficie de los glóbulos rojos han sido catalogados en los grupos sanguíneos del denominado sistema AB0, en el que las distintas clases de sangre humana pueden ser clasificadas en cuatro categorías:

1º grupo, que contiene las aglutininas anti-A y anti-B y ningún aglutinógeno, denominado grupo 0.

2º grupo, que contiene la aglutinina anti-B y el aglutinógeno A, denominado grupo A.

3º grupo, que contiene la aglutinina anti-A y el aglutinógeno B, denominado grupo B.

4º grupo, que no contiene aglutininas, pero contiene los aglutinógenos A y B, denominado grupo AB.

Para determinar el grupo sanguíneo de un individuo se extrae una gota de sangre de la yema del dedo o del lóbulo de la oreja, se diluye en líquido fisiológico y se coloca en una probeta. Dos gotas de la suspensión derivada se ponen en contacto con un plasma A y un plasma B, preparados con anterioridad, y contenidos en una cápsula  especial a 25 ºC de temperatura. Pasados cinco minutos se verifica el resultado. Si no hay aglutinación con alguno de los dos plasmas, la sangre pertenece al grupo 0; si hay aglutinación con el segundo grupo, la sangre pertenece al grupo A; si la hay con el primer grupo, la sangre pertenece al grupo B, y si la aglutinación ocurre con ambos plasmas, la sangre pertenece  al grupo AB. La transfusión de sangre es posible sólo si se atiene escrupulosamente al siguiente esquema:
Esquema grupos sanguineos

Tal y como se observa en el diagrama, los individuos que pertenecen al grupo 0 pueden donar sangre a los individuos de cualquiera de los otros tres grupos, pero sólo la pueden recibir de individuos de su mismo grupo: se denominan donantes universales. Los individuos del grupo AB pueden recibir sangre de individuos de cualquier otro grupo sanguíneo, y son denominados receptores universales. El grupo A puede recibir sangre de individuos del grupo A y 0, mientras que el grupo B puede recibir sangre de individuos del grupo B y 0.

En la sangre humana han sido descubiertos otros aglutinógenos, distintos de los del sistema AB0. El factor Rh por ejemplo, descubierto en el curso de las investigaciones de la sangre del mono Rhesus. Este elemento, un antígeno particular que se encuentra en la superficie de los eritrocitos, puede estar presente (RH+) o ausente (Rh-) en la sangre humana. Es absolutamente necesario tener en cuenta la compatibilidad Rh en las transfusiones de sangre y en el embarazo.

----------

- El sistema circulatorio: artículos del blog


+ El sistema circulatorio en los animales: dos alternativas fundamentales

+ El aparato circulatorio en el hombre: la circulación mayor y la menor

+ Corazón, arterias y venas

+ La sangre: glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas

+ La linfa y la circulación linfática