domingo, 18 de junio de 2017

Transmisión de los virus en plantas



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Muchos virus tienen un amplio rango de hospedación, pero la interacción completa virus-planta va a dar lugar a una sintomatología determinada. El efecto también depende del estado del desarrollo de la planta.

Virus en plantas y biologia
Los virus pueden transmitirse en las plantas a través de muy variados medios. Imagen: Coexphal

- Tipos de transmisión de virus en plantas


Los virus de plantas se transmiten por unas rutas específicas diferentes a los de los animales. Puede ser por propagación vegetativa, por savia, por polen, por transmisión mecánica y por vectores.

+ Mediante propagación vegetativa


Muchas plantas se propagan por brotes o injertos, o bien mediante bulbos, tubérculos, rizomas, etc. Es una manera perfecta de, si la planta madre está infectada, infectar todas las plantas derivadas de ella.

En la naturaleza también se da esta posibilidad. En árboles que están muy cercanos se pueden dar injertos en las raíces, de forma natural, por lo que si una está infectada se infecte también la otra.

+ A través de las semillas


No son muchos los virus que se transmiten por esta manera, pero cuando se da, no todas las semillas están infectadas por el virus (del 1 al 30%), aunque dependiendo del virus puede llegar al 50% e incluso al 100%.

La transmisión por semilla se da por dos maneras, bien infectándose el embrión o bien infectándose el tegumento de la semilla, por lo que cuando germina el plantón ya está infectada.

+ A través del polen


Puede dar una transmisión planta-planta, infectando los tejidos de la flor y de ahí infectando la planta madre. Además, podría también infectar las semillas como hemos dijo anteriormente. Esto es algo común en los cerezos con la enfermedad del anillo necrótico del cerezo.

+ A través de la savia


Hay distintos virus que se pueden transmitir en la savia, y la transmisión siempre va a ser mecánica. Por el viento, un animal que pasa, etc. se rompen hojas y entran en contacto la savia de una planta infectada con otra. También con las mordeduras de animales, rascaduras, etc. También de la mano del hombre, con las podas, los injertos, etc. No muchos virus se transmiten de esta manera, pero hay virus importantes que lo hacen de esta manera, como el virus del mosaico del tabaco o del pepino.


+ A través de vectores


Fundamentalmente insectos de dos grupos, homópteros (succionadores como los pulgones, chicharras, etc.) que atraviesan la pared de la planta y llegan a la savia. De ahí se puede contaminar y pasar el virus a otros árboles.

Otros insectos como los escarabajos, que son masticadores, también pueden transmitir virus. Son pocos los insectos que transmiten virus, pero muchos los virus que se transmiten por esta vía.

. Formas de uso del vector por los virus

Los virus pueden usar el vector de dos formas diferentes:

* Transmisión no circulativa

El virus se transporta contaminando únicamente el estilete del animal. Cuando se alimente otra planta dejará los virus. Dependiendo del tiempo de residencia del virus en este estilete tenemos: virus no persistentes (en unos pocos minutos se consigue cantidad de virus suficiente, necesitan poca dosis y aguanta unas pocas horas.) y virus semipersistentes [el animal necesita horas alimentándose para obtener virus suficiente (aguanta en el estilete de 1 a 4 días)].

* Transmisión circulativa (virus persistentes)

Son capaces de mantenerse más tiempo en el insecto, pasando a otros tejidos del animal y de ahí a las glándulas salivares vía hemolinfa. Puede ser de dos formas: propagativa (se multiplica en los tejidos del insecto) y no propagativa (no se multiplica en los tejidos del insecto).

En los insectos masticadores también existe transmisión circulativa o no circulativa. No solo existen insectos en este tipo de transmisión, ya que también encontramos ácaros (arácnidos), nematodos y hongos fitopatógenos.


- Curso de la infección vírica en plantas


Los virus de plantas solo pueden entrar en una célula vegetal a través de una rotura mecánica de la pared vegetal o con un vector que atraviese dicha pared. Ningún virus de plantas puede llegar a una célula superficial de una planta e iniciar la infección (no existe adsorción a la célula hospedadora).

Una vez en el sitio primario donde se ha producido la rotura se inicia el desnudamiento, la replicación y expresión génica y después el ensamblaje. En la primera célula infectada, el virus es llevado al citoplasma de la célula. Una vez completado el ciclo de multiplicación, el virus tiene que pasar a la célula adyacente a través del parénquima.

No existe la liberación de progenie como tal, sino que se da un paso de virus de una célula a la vecina a través de los plasmodesmos. Este paso a través del plasmodesmo es algo variado según el virus, ya que deben ser modificados para que el virus pueda pasar por unas proteínas víricas llamadas proteínas de movimiento. Estas proteínas funcionan de diferente manera, e interaccionan con proteínas de la célula, pero todas modifican los plasmodesmos.

Al principio la media de infección es de 6-8 células al día, pero llega el momento en el que el virus llega a una célula especializada del floema. Una vez ahí, se mueve por el sistema circulatorio de la planta y desde donde puede ir a zonas de crecimiento o de reserva, a velocidades de centímetros por hora. Se conoce como movimiento sistémico.

La gran mayoría de los virus con movimiento sistémico producen infecciones sistémicas. Si no llegan a todas las partes de las plantas es porque existe algo (genético del virus o de la planta) que bloquea el movimiento a través del floema.

----------

- Otros artículos en el blog sobre virus


+ Caracterización física y química de los virus

+ Los virus

+ Clasificación de los virus en animales

+ Virus y priones: características

----------

Artículo redactado por Pablo Rodríguez Ortíz, estudiante de Biología en la Universidad de Málaga.