sábado, 6 de agosto de 2016

Ecología (IV): el medio que nos rodea



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

La Península Ibérica, las Islas Canarias y las Islas Baleares comprende uno de los entornos más majestuosos y diversos del globo terráqueo.

Medio que nos rodea y biologia
Los árboles aislados de una dehesa proporcionan la sombra necesaria para el ganado que ahí pasta, y otorgan un alimento importante en forma de frutos, como la bellota en el caso del roble y la encima.

Los ecólogos y demás investigadores proponen varias causas: la variedad de climas, la influencia del continente africano y de mares tan dispares como son el Atlántico y el Mediterráneo, la existencia de las cordilleras y su disposición, el efecto de las glaciaciones pasadas y una altitud media alta.

Estas causas explicarían el porqué la Península Ibérica y los dos archipiélagos constituyen el entorno más diverso del continente europeo. Y, el porqué de presentar muchas especies ausentes en el resto del continente.

Estos paisajes, ecosistemas o biomas son el bosque o matorral mediterráneo, la alta montaña, las islas y costas, los ríos y humedales, las estepas y los páramos, y el bosque atlántico.

- El bosque mediterráneo


El bosque y matorral mediterráneo se desarrolla en la casi totalidad del medio que nos rodea, excepto en el norte de la Península. El nombre hace referencia al clima mediterráneo característico de la región. En este clima las precipitaciones no presentan un patrón definido sino variable o irregular. Además, el verano presenta unas elevadas temperaturas y unas precipitaciones nulas. Esto condicionó desde el comienzo el tipo de vegetación de la zona. Así, se habla de un bosque de esclerófilo o de hojas duras capaz de resistir las grandes sequías. Además, presentan raíces de gran desarrollo que permiten alcanzar las aguas subterráneas.

La acción "colonizadora" del ser humano sobre el bosque mediterráneo ha causado un deterioro y una pérdida de los grandes bosques que aquí habitaban. Sin embargo, en lugares como Sierra Morena todavía se encuentran pequeños reductos de aquellos bosques de encinas, sabinas, quejigos y alcornoques. Otras plantas como la jara pringosa también constituyen elementos típicos de los bosques actuales.

La agricultura, la ganadería y el desarrollo de ciudades y pueblos han sido factores decisivos en esa reducción de los bosques. Una reducción que ha conducido a la aparición de los matorrales, extensos territorios donde los árboles se encuentran de forma aislada o en pequeños y falsos bosques, los bosquetes.

También, esa acción humana provocó la aparición de la dehesa. Ésta es una zona acotada donde los árboles de encina, alcornoques y robles se encuentran aislados. El ser humano aprovecha estas áreas para el pasto y el cultivo.

Entre los animales que pueblan los bosques y matorrales mediterráneos destacan el gato montés, el búho real, el zorro, el águila imperial ibérica, el lince ibérico, el buitre, la liebre y el conejo. De los mismos, el lince ibérico es el único representante de su especie vivo en el mundo. Sólo presente en algunas zonas de Extremadura, los Montes de Toledo y Sierra Morena.


- El bosque atlántico


El bosque atlántico es el bosque caducifolio por excelencia. El clima moderado de estas regiones permite el crecimiento de una vegetación de robles, abedules, hayas, arces, etc. Requiere de altas precipitaciones, de ahí que sólo exista en la parte norte de la península, desde Galicia hasta Cataluña.

Es el bosque misterioso y poético de las grandes penumbras, la hojarasca del suelo y los grandes musgos y líquenes.

Sin embargo, en muchas ocasiones la diferencia o límite entre el bosque atlántico y el mediterráneo es apenas reconocible. Este hecho provoca la aparición en varios lugares de bosques mixtos.

Los animales más característicos de estos bosques en nuestra Península son los urogallos, los lirones grises, los osos y los lobos. Otro animal, el lagarto verde, sólo está presente en esta franja en la Península.


- Estepas y páramos


Son zonas muy exigentes para la implantación de plantas y otros organismos por las pocas precipitaciones y la pobreza de los suelos. Así, abarcan todos los matices posibles desde los páramos fríos de Aragón y Castilla hasta los subdesiertos de Almería y Murcia.

Entre la fauna destacan animales como las tortugas moras, las ortegas y los aguiluchos cenizos. Si bien, el número de especies de pájaros tiende a ser bajo. Entre los que uno puede encontrar sobresale el halcón peregrino o los sisones.

- Ríos y humedales


Por las propias condiciones de nuestro entorno, los ríos y humedales no son de los ecosistemas mejor desarrollados. Por humedales podemos entender las lagunas, las albuferas, los deltas, las turberas y las marismas, principalmente. Así, las marismas del Guadalquivir, la albufera de Valencia o el delta del Ebro son ecosistemas de gran importancia para estas regiones.

De los ríos, el Ebro, el Duero, el Guadalquivir y el Tajo representan los ríos de cauces en mejores condiciones. Aparece una vegetación de ribera de hoja caduca. Su distribución es en varias capas, es decir, un nivel superior con árboles y arbustos, y otro inferior con herbáceas. Entre los árboles aparecen sauces y chopos.

- Islas y costas


El litoral peninsular presenta una diversidad de formas extraordinaria. Si en el Norte, aparecen acantilados y márgenes costeros muy abruptos, en el Mediterráneo predominan las suaves playas con, en ciertas ocasiones, deltas y albuferas.

En el norte de la Península se encuentran muchos de los lugares de peregrinación de las aves migratorias para pasar el invierno. Aves como las gaviotas polares o las haveldas.

En el litoral mediterráneo predominan las dunas y arenales costeros, lugares donde los pinos piñoneros abundan.

También existen lugares para la hibernación en el archipiélago Canario. Aquí pasan el invierno cetáceos de gran tamaño como los rorcuales común y aliblanco. Entre las poblaciones permanentes de estas islas destacan las águilas pescadoras, una de las más importantes junto con la Península e Islas Baleares. En cuanto a la vegetación destacan la existencia del laurisilva.

Por otro lado, en las Baleares aparece el sapo verde, no así en la Península, ni tampoco en las Canarias.

- Alta montaña


La Península y las Islas constituyen lugares donde las montañas se elevan con bastante facilidad.

Las montañas presentan estratos o capas de vegetación a medida que uno asciende y las condiciones climáticas y pluviosas cambian. Así, por ejemplo, en la Pedriza madrileña la encinas de las primeras capas son sustituidas por los robles. Por encima de la franja arbórea aparecen los arbustos como el brezo o el enebro rastrero.

Entre las faunas destacan las águilas reales, las cabras montesas y los quebrantahuesos. En los Pirineos aparece de forma exclusiva el tritón pirenaico.

----------

- Ecología


+ Ecología (I): introducción y conceptos ecológicos

+ Ecología (II): dinámica del ecosistema

+ Ecología (III): la biosfera