sábado, 16 de julio de 2016

Organización y relaciones de los microorganismos



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Los microorganismos se localizan en microambientes, los cuales se pueden localizar en una partícula de suelo. Cada uno de estos microambientes tiene una determinada concentración de oxígeno, un determinado pH, etc.

Microorganismos y biologia

En la naturaleza no encontramos poblaciones de microorganismos puros, si no que encontramos diferentes gremios y comunidades. Los gremios son conjuntos de especies que comparten relaciones de tipo metabólico, mientras que las comunidades son el conjunto de todos los microorganismos, gremios y poblaciones que componen dicho hábitat.

- Organización de los microorganismos


+ Biopelículas


Las biopelículas o biofilms son sistemas organizados, formados por microorganismos de diversos géneros y especies, asociados a una superficie viva o inerte. Poseen características funcionales y estructurales complejas, y están caracterizados por la excreción de una matriz adhesiva protectora.

La función principal de estas biopelículas es favorecer el acceso a nutrientes, el intercambio genético, el comportamiento cooperativo, la interacción celular, la aparición de micronichos y la protección frente a la depredación, a las sustancias tóxicas y a las perturbaciones externas. Este es el tipo de asociación más frecuente en los medios naturales.


+ Tapetes microbianos


Los tapetes microbianos son biopelículas gruesas constituidas por comunidades complejas distribuidas en capas. Son muy frecuentes sobre rocas o sedimentos de ambientes acuáticos, dulces o marinos. Presentan una mayor diversidad microbiana y gradientes internos en cuantos a factores físicos y químicos.

Normalmente aparecen en superficies de rocas, sedimentos de lagos hipersalimos o de agua dulce, en lagunas, manantiales termales y zonas de playa.

- Relaciones entre microorganismos


Todas las poblaciones microbianas interaccionan entre sí y con otros microorganismos. Estas relaciones se conocen como simbiosis, pudiendo ser positivas y negativas. En un contexto global, todas las interacciones son beneficiosas, ya que mantienen el equilibrio ecológico.

+ Mutualismo


Se trata de una relación obligada en un determinado hábitat o condición entre dos poblaciones, donde ambas se benefician. Es una relación altamente específica, donde los microorganismos actúan como si fueran uno solo, por lo que requiere de una proximidad física.

Esta relación permite a los organismos establecerse en hábitats que no podrían ocupar por sí solos, aunque en otra clase de hábitats sí puedan aparecer por separado.

+ Cooperación


Se trata de una interacción donde ambas poblaciones se benefician, aunque no requiere de contacto físico y, por lo tanto, no es obligatoria. Un ejemplo de esto es el sintrofismo, un tipo de cooperación en el que las poblaciones implicadas se aportan de forma mutua nutrientes, factores de crecimiento o sustratos.

+ Comensalismo


En este tipo de relación solo se beneficia una única población, el comensal. El comensal no depende directamente del metabolismo del otro microorganismo, aunque sí se ve beneficiado por el mismo. Ambos microorganismos pueden sobrevivir por separado sin necesidad de factores de crecimiento.

Existen una serie de ventajas para el comensal, como el aporte de metabolitos, la modificación del hábitat, la transformación y disponibilidad de compuestos, la conversión de moléculas o la detoxificación.

El cometabolismo es un tipo de comensalismo donde una población se ve beneficiada por el uso de productos derivados del metabolismo de otra población.


+ Depredación


En este tipo de interacción el depredador engloba y digiere a la presa, por lo que se da una interacción de corta duración. Normalmente el depredador es más grande que la presa, y aunque la depredación acaba con los individuos, la población de la presa se beneficia por el reciclaje acelerado de los nutrientes que supone dicho proceso de depredación.

Esta es un tipo de interacción importante en medios acuáticos, dándose una fluctuación cíclica regular.

+ Parasitismo


En esta interacción se da un obtención de nutrientes y/o el mantenimiento físico en el huésped, lo que implica un contacto entre ambos relativamente largo. Por lo general, el parásito es más pequeño, y se trata de una relación específica. Este es un mecanismo importante a la hora de controlar las poblaciones.

Existe un caso especial, el hiperparasitismo, que es un caso en el que los parásitos son los hospedadores de otros parásitos.


+ Amensalismo


Se trata de una inhibición química, donde uno de los microorganismos produce una serie de sustancias inhibitorias para otras poblaciones, como ácidos grasos, amonio, alcoholes, etc. Este es el papel de los antibióticos y las bacteriocinas.

Las bacteriocinas son péptidos o proteínas de bajo peso molecular, codificadas por plásmidos, que solo afectan a microorganismos muy relacionados con los reproductores, por lo que tiene un espectro de acción restringido. Se integran en las membranas plasmáticas, desestabilizando sus funciones.


+ Competencia


Se trata de ocasiones donde dos poblaciones, utilizan el mismo recurso limitante, ya sea el espacio o un determinado nutriente. Existe una relación negativa sobre las dos poblaciones, que se perjudican en crecimiento y supervivencia.

Esta interacción tiende a producir separación ecológica de poblaciones estrechamente relacionadas, lo que se conoce como el principio de exclusión competitiva de Gause. La ventaja competitiva puede basarse en la capacidad de usar un sustrato más rápidamente y/o en la tolerancia al estrés ambiental.

----------

- Concepto y tipos de microorganismos


Os adjuntamos un ilustrativo vídeo sobre qué son los microorganismos, así como su tipología.


----------

Artículo redactado por Pablo Rodríguez Ortíz, estudiante de Biología en la Universidad de Málaga.