domingo, 8 de noviembre de 2015

Los cordados (IV): reptiles -> características y clasificación



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Los reptiles constituyen los primeros vertebrados tetrápodos auténticamente terrestres, sin la dependencia acuática que todavía tenían los anfibios. Aparte de este hecho, cuatro son las características principales que les diferencian de los anfibios: 1) la presencia de una piel resistente y escamosa; 2) mandíbulas más potentes, pensadas para triturar fuertemente; 3) el desarrollo de un órgano copulador, y 4) la aparición de un huevo con cáscara especial denominado huevo amniótico.

Reptiles y biologia

Distribuidas por todos los nichos acuáticos y marinos, engloban más de 6.500 especies de las cuales las lagartijas, serpientes, tortugas y cocodrilos son las más importantes. Sin embargo, son sus especies fósiles las que más interés y asombro han despertado, son los dinosaurios o grandes reptiles. Extinguidos hace 100 millones de años, poblaron y dominaron la tierra durante 170 millones de años hasta su extinción masiva. En la actualidad, sólo queda un representante, un vestigio de aquel grupo de reptiles que hoy siguen asombrando desde los museos. Es la tuatara de Nueva Zelanda.

- Características de los reptiles


Aparte de ser un grupo tan abundante, es muy heterogéneo, aunque comparten una serie de características.

Su cuerpo está revestido de un exoesqueleto de escamas, las cuales son estructuras de queratina formadas por las capas más externas de la dermis subyacente. Por tanto, no se pueden asemejar a la de los peces, que eran estructuras óseas de origen más interno.

La forma del cuerpo es muy variable, aunque presentan una cabeza que puede realizar grandes giros y movimientos gracias a la presencia de un cuello. Éste sigue en un tronco del que nacen las cuatro extremidades, normalmente con cinco dedos. Adaptadas para correr, nadar o trepar, pueden estar ausentes como sucede en las serpientes.

El sistema circulatorio posee un corazón tricameral en todos los reptiles, excepto en los cocodrilos que ya es tetracameral al presentar una división completa entre los dos ventrículos.

Al igual que los anfibios, los anfibios, los reptiles son animales de "sangre fría", es decir, son ectotérmicos. Y, por tanto, su temperatura viene determinada por el ambiente. Este hecho explica porqué con el descenso considerable de las temperaturas estos animales entran en una especie de periodo de letargo.

Al ser animales netamente terrestres, los huevos formados tras la fecundación interna sufrieron una serie de modificaciones que dieron como lugar la aparición del huevo amniótico. Éste presenta una cáscara y membranas protectoras que van a permitir que el embrión se desarrolle con la humedad necesaria, a pesar de que el exterior no sea el medio acuoso.

Estos huevos pueden ser puestos en lugares seguros en la tierra por especies ovíparas. O también pueden quedar en el interior de la hembra en aquellas especies que sean ovovivíparas.

- Clasificación de los reptiles


Desde que los primeros reptiles aparecen hace algo más de 280 millones de años, han ido desapareciendo y apareciendo nuevas familias y especies. Su evolución lleva a la aparición de tres líneas, que se diferencian en la arquitectura del cráneo. La primera recibe el nombre de anápsidos, sólo representado en la actualidad por las tortugas. La segunda línea son los sinápsidos, o reptiles mamíferos, ya que, de éstos descienden todos los mamíferos. La última línea son los diápsidos, reptiles que se dividieron en tres ramas: los lepidosaurios (lagartos y serpientes), los arcosaurios (los dinosaurios y sus descendientes) y los extintos sauropterigios (plesiosaurios).

+ Anápsidos. Las tortugas


Las tortugas están ampliamente distribuidas por las costas de muchos continentes e islas, aunque sólo una especie, la tortuga mora, se puede encontrar en las Islas Baleares y el sur de la Península Ibérica.

El cuerpo está protegido por un caparazón de placas óseas que forman parte del propio individuo. A medida que la tortuga crece, las dos capas de las que está constituido el caparazón se van regenerando.

Dado que las vértebras torácicas y sobre todo las costillas forman parte de la coraza de la tortuga, éstas no pueden expandir el pecho para llevar a cabo la respiración. En su lugar utilizan un juego de músculos.

La ventaja principal que conllevan los caparazones es la defensiva. Ante el ataque de cualquier depredador introducen su cabeza, extremidades y cola, todas ellas son las únicas partes blandas que el animal exhíbe, en el interior del armazón. Además, los colores de estas estructuras permiten un camuflaje perfecto con el entorno.

Las extremidades de las tortugas presentan una gran diversidad, en función del nicho ecológico en el que están viviendo estos animales. Así, si vive en la superficie terrestre serán patas cortas y abultadas, pensadas para andar, mientras que si son tortugas marinas presentarán aletas ideadas para la natación.

+ Lepidosaurios. Las serpientes


Constituyen el grupo más evolucionado de reptiles, y el de mayor éxito evolutivo al representar casi el 95% de las especies totales. Son las serpientes, los lagartos y las culebrillas ciegas.

Se caracterizan por presentar un cráneo con articulaciones móviles, es el cráneo cinético. Huesos que en anteriores grupos estaban fusionados, aquí adquieren una movilidad e independencia únicas para presionar y manipular los alimentos de forma más eficiente.

. Los lagartos

Los lagartos son los animales más representativos de un grupo de animales conocidos como Saurios y que además engloban las lagartijas, las salamanquesas y los camaleones. Se les encuentra bajo tierra, en la superficie, en el agua e incluso en los árboles.

Existen especies confinadas en determinadas zonas de la Tierra, como la lagartija de Valverde, que habita en el sureste de la Península Ibérica.

Entre los representantes más importantes, desde el punto de vista científico, están las salamandras, las iguanas y los camaleones. Las primeras son animales de pequeño tamaño que se caracterizan por la presencia de una especie de ventosas en la parte final de sus extremidades, con las que son capaces de andar sobre superficies verticales y techos. Las segundas se caracterizan por sus llamativos colores, sus crestas y escamas. En este grupo destaca la iguana marina de las Islas Galápagos, único lagarto marino del mundo. Capaces de quedar sumergidas durante 30 minutos, se alimentan exclusivamente de las algas encontradas. Por último, los camaleones destacan por la presencia de una lengua proyectable que utilizan para capturar los insectos que forman parte de su dieta. Son animales típicamente arborícolas.

. Las culebrillas ciegas

Las culebrillas ciegas tienen un aspecto vermiforme, alargado y de sección circular. Son capaces de andar hacia adelante y hacia atrás, a pesar de carecer de extremidades. El hecho de vivir en un ambiente oscuro ha hecho que durante la evolución perdiesen los ojos. Estos reptiles pueden encontrarse en la mitad meridional de la Península Ibérica y en la meseta central.

. Las serpientes

Las serpientes son los lepidosaurios más conocidos en todo el mundo. En la Península Ibérica son muchas las serpientes que se pueden encontrar, destacando la víbora áspid, localizada en los Pirineos y el País Vasco.

Las serpientes son animales que carecen de extremidades, por lo que han tenido que buscar alternativas para desplazarse como, por ejemplo, movimientos de ondulación lateral.

Además del movimiento, lo que más caracteriza a una serpiente es la capacidad que tienen a la hora de devorar presas cuyos diámetros superan con creces a la de estos reptiles. La explicación radica en el desarrollo de su cráneo cinético, además las mandíbulas sólo están unidas por músculos y piel, de tal forma que son capaces de dislocar estas estructuras.

La mayoría de las especies de serpientes son ovíparas, por lo que depositan los huevos en lugares seguros como debajo de las rocas o troncos, o en agujeros hechos en la tierra. En cambio, hay pocas especies ovovivíparas y vivíparas.

En cuanto a los sentidos, presentan un órgano de Jacobson que va a detectar cualquier sustancia química presente en el ambiente. La lengua es introducida en este órgano tras haber recogido las sustancias circulantes en el aire. Tras ello, el encéfalo recoge la información y la interpreta.

Además, en un grupo de serpientes conocidas bajo el nombre de víboras de foseta, presentan unas estructuras sensibles a la temperatura. Localizadas en la cabeza y altamente inervadas con el sistema nervioso, permiten detectar diferencias de temperaturas por debajo del medio grado centígrado. Su función principal es la de detección de animales de sangre caliente, como por ejemplo mamíferos y aves.

Otras de las características más importantes de las serpientes es la presencia de un par de dientes o colmillos "venenosos". Son dientes modificados que se encuentran escondidos en la boca. Cuando ésta se abre para atacar se proyectan hacia fuera, hasta que entre en contacto con la presa. En ese momento, un veneno que circula por un canal del colmillo es inyectado en la herida, causando la paralización o la muerte del animal. Tras esto la serpiente es capaz de tragar por completo la presa.

En función de los colmillos se pueden clasificar las serpientes venenosas. Entre las más importantes están las víboras, las cobras y las serpientes de coral.

Estos reptiles presentan dos tipos de venenos que pueden actuar de forma combinada: el neurotóxico que actúa sobre el sistema nervioso causando ceguera o parada respiratoria, y el hemolítico que rompe los glóbulos rojos y destruye los vasos sanguíneos.

Por contra, las serpientes no venenosas atacan y matan a sus presas por mordiscos o constricción, es decir, abrazan a las presas provocando la asfixia del mismo.

La alimentación de una serpiente está basada en roedores, peces, ranas e insectos, según la especie, e incluso algunas se alimentan de huevos.

+ Arcosaurios


Son los reptiles que mayor interés despiertan entre la población, ya que, incluyen a un grupo de animales fósiles que dominaron la Tierra hace millones de años, los dinosaurios. En la actualidad, sólo los cocodrilos son los supervivientes de aquella línea de grandes animales, que llegaron a alcanzar los 30 m.

Los cocodrilos actuales son muy parecidos a los que aparecieron en la época de los dinosaurios. Son los caimanes, los cocodrilos marinos y los gaviales.

Una de las características más destacables es la presencia de un cráneo alargado y poderoso con unas mandíbulas fuertes que permiten abrirse de forma rápida y potente, gracias al juego de sus músculos.

Pero es la aparición de un paladar secundario la característica más importante. Este hecho, sólo encontrado además en los mamíferos, permite respirar cuando la boca esté cerrada.

Son animales ovíparos que tienden a poner entre 30 y 50 huevos en cada puesta. Los guardan en nidos que muchas veces son descubiertos por animales devoradores de huevos. Curiosamente, la temperatura determina el sexo de los embriones. Así, a altas temperaturas sólo aparecen machos, mientras que en las bajas sólo hembras.

Los dinosaurios aparecieron hace 230 millones de años, a principios del periodo Triásico. En la actualidad sólo son recordados por medio de los fósiles que se encuentran en las excavaciones. Así, cada dos meses se tienden a descubrir una nueva especie.

Eran animales ovíparos, de cabeza pequeña al compararla con el resto del cuerpo y presentaban cuatro extremidades, aunque algunos de ellos eran capaces de desplazarse solamente sobre las extremidades posteriores como el famoso Velociraptor.

El hecho que más interés despierta es cómo estos animales desaparecieron en una extinción masiva. Desaparecieron hace unos 100 millones de años en una extinción que también afectó a las dos terceras partes de las especies que habitaban en aquel momento la Tierra. Son muchas las teorías que intentan explicar este suceso. La más aceptada por la comunidad científica de un meteorito como la causa principal.

Un meteorito de unos 10 km de diámetro impactó sobre la tierra, levantando una nube de polvo que impidió que la luz del Sol llegase a la superficie. Este hecho causó la muerte de las plantas, lo cual provocó un efecto cadena en la extinción de los animales herbívoros y carnívoros.

Se considera que los dinosaurios se clasifican en los siguientes grandes grupos: terápodos, saurópodos, omitópodos, estregosaurios y ceratópsidos. Una gran parte de ellos eran herbívoros, como los brontosaurios que eran capaces de consumir más de 300 kg de plantas al día.

----------

- Los cordados: peces, anfibios, reptiles, aves y mamíferos


+ Los cordados (I): características diferenciales

+ Los cordados (II): peces

+ Los cordados (III): anfibios

+ Los cordados (V): aves

+ Los cordados (VI): mamíferos