viernes, 9 de octubre de 2015

Mesozoos y parazoos



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Los metazoos o animales pluricelulares se clasifican en tres grandes grupos: los mesozoos, los parazoos (entre los que se encuentran las esponjas) y los eumetazoos o verdaderos animales pluricelulares.

Poriferos y biologia

- Origen de los animales pluricelulares


El origen de los animales pluricelulares es confuso, si bien, la comunidad científica parece estar de acuerdo en que descienden de organismos unicelulares. En la actualidad existen dos grandes teorías. Por un lado, procederían de un organismo unicelular sincitial, es decir, que presenta varios núcleos bajo la misma y única membrana plasmática. Durante la evolución cada núcleo se recubriría con nuevas membranas hasta conseguir un organismo con una cubierta externa que englobaría distintas células con identidad propia. Por otro lado, se propone que habrían surgido de una colonia de protozoos. En este caso, los organismos que forman parte de la colonia se especializan cada vez más hasta que pierden su total autonomía. En este momento, cada grupo de individuos (células) realiza una función diferente para el mantenimiento del nuevo ser pluricelular.

- Mesozoos


Son parásitos de invertebrados marinos. Presentan un tamaño muy reducido, no llegan al centímetro de largo, y unas estructuras muy simples. Presentan reproducción sexual y asexual. Son ciliados y, en un principio, fueron considerados el "eslabón perdido" entre los protozoos y los eumetazoos. En la actualidad es un grupo que despierta muchas dudas en cuanto a su origen y situación dentro de la clasificación del reino animal.

- Poríferos. Las esponjas


El nombre de poríferos ya denota cómo son los organismos de este filo; van a portar poros. El animal más conocido perteneciente al filo poríferos es la esponja.

El hábitat de las esponjas se reduce a medios plenamente acuosos. La mayoría son especies marinas, y sólo un porcentaje muy reducido vive en aguas dulces. Están adaptadas a todas las profundidades y, como organismos sésiles que son, se fijan en estructuras tan diferentes como piedras, corales y conchas. Las esponjas son, casi en su totalidad, sistemas coloniales.

Existen esponjas granulosas, digitiformes, tubulares, irregulares o variables. Los colores también son muy diversos pero suelen predominar los colores rojos, amarillo, naranja y verde. En cuanto al tamaño, estos organismos oscilan entre 1 cm y 2 m.

Los poros de las esponjas constituyen un sistema de filtración que van a utilizar para obtener el alimento y el oxígeno. El agua entraría en estos sistemas de poros y canales, en los que tendrá lugar un proceso de filtración y selección. El alimento y el oxígeno entra en las células, mientras que los productos de desecho salen por estos poros. Este sistema es idóneo para organismos sésiles como las esponjas, de ahí que no hayan desarrollado un sistema nervioso ni elementos relacionados con el movimiento. Tampoco presentan órganos ni tejidos auténticos.

+ Características de las esponjas


Dado su carácter sésil las esponjas han desarrollado un sistema de canales y poros que le comunican con el exterior para obtener su alimento y oxígeno. Estos poros reciben el nombre de ostiolos y ósculos. Los primeros son aquellos que van a permitir la entrada del agua, mientras que los segundos la salida. Estos poros están comunicados por los canales del sistema filtrador que ponen en contacto las distintas partes del animal. Unos canales, que en muchos casos están tapizados por células flageladas denominadas coanocitos. La función de éstos es la de mantener y generar si cabe una corriente interna para que circule el agua. Además, son capaces de retener partículas que serán luego introducidas y transportadas hacia otras tipos celulares donde tiene lugar la digestión.

La esponja presenta una estructura algo débil, gelatinosa por lo que se ha provisto de una especie de "esqueleto" para mantener su forma y sus canales internos. Es un esqueleto de carbonato cálcico o sílice dispuesto en pequeños y finos elementos llamados espículas. Aunque hay especies que en vez de elementos inorgánicos como constituyentes del esqueleto, tienen sustancias orgánicas. Presentan unas fibras de proteínas denominadas esponginas. En cualquier caso, estos elementos no sólo van a mantener la estructura de los canales y poros, sino que también van a regular su apertura y cierre.

En cuanto a la alimentación, las esponjas se alimentan de partículas que se encuentran inmersas en el agua, como plancton y bacterias. Normalmente la absorción se produce en el interior de los canales, aunque en algunos casos puede suceder en su superficie externa. Una vez en el interior de las células tiene lugar ahí el proceso de digestión, dado que carecen de cualquier sistema digestivo u órgano especializado para tal función.

Las esponjas llevan a cabo los dos tipos de reproducción. La reproducción asexual se basa en la generación de yemas. Una vez que se forma la yema en la superficie del animal, ésta comienza a crecer hasta un determinado tamaño. A continuación puede liberarse por fragmentación o quedar retenida o "pegada" a la colonia madre. En el primer caso se desarrollaría un organismo independiente tras encontrar una superficie donde fijarse, mientras que en el segundo caso se estaría formando una colonia.

La reproducción sexual se caracteriza principalmente porque es la primera vez en el reino animal que se forma un zigoto que va a sufrir un desarrollo embrionario, aunque muy primitivo. Hay especies ovíparas y también hay especies vivíparas.

Una de las características más importantes que presentan las esponjas es su capacidad de regeneración. Cuando sufren cualquier tipo de lesión o rotura de una de sus partes tras un accidente, la esponja es capaz de repararla, de restablecer la integridad completa del individuo. Incluso puede formar un nuevo individuo a partir de un fragmento completo escindido de una esponja anterior, como sucede en las estrellas de mar.

+ Tipos más representativos de esponjas


En la actualidad existen reconocidas más de 5.000 especies de esponjas, todas ellas agrupadas en cuatro grandes grupos: calcáreas, hialosponjas, demosponjas y esclerosponjas.

. Calcáreas

Las calcáreas deben su nombre al esqueleto calcáreo que presentan, aunque también reciben el nombre de calcisponjas. Son pequeñas, con colores pálidos y forma tubular.

. Hialosponjas o esponjas vítreas

Las hialosponjas o esponjas vítreas tienen un esqueleto de sílice para mantener su estructura. Son de aguas profundas por lo que su obtención resulta complicada. Su aspecto se asemeja a un embudo fijado a un sustrato.

. Demosponjas

Las demosponjas engloba las esponjas de mayor tamaño, además la mayoría de las especies pertenecen a este grupo. El esqueleto también está basado en espículas de sílice. Es un grupo muy variado en colores, formas y tamaños.

. Esclerosponjas

Las esclerosponjas constituyen el grupo más reducido estando localizadas solamente en lugares poco visibles como cuevas marinas profundas.