martes, 13 de octubre de 2015

Los animales pseudocelomados: concepto y clasificación



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Bajo el nombre de pseudocelomados se agrupan un conjunto de animales que no proceden de un antepasado común pero presentan pseudocele (cavidad embrionaria).

Animales pseudocelomados y biologia

Efectivamente, son animales con grandes diferencias entre ellos pero, aún así, tienen ciertas analogías, las cuales nunca deben hacer pensar en relaciones de parentesco. Por ejemplo, presentan un sistema digestivo completo y circulatorios.

Los nueve filos que constituyen los animales pseudocelomados son: rotíferos, gastrótricos, kinorrincos, loricíferos, priapúlidos, nemátodos, nematomorfos, acantocéfalos y endoproctos.

En la actualidad existen autores que agrupan a los cinco primeros filos bajo un gran filo, el filo de los asquelmintos. Sin embargo, son muy dudosas las relaciones filogenéticas que apoyan este parentesco, por lo que aquí serán descritas de forma independiente.

- Rotíferos


Los rotíferos son más de 1.500 especies de gran variedad: marinas, terrestres, dulciacuícolas, parásitas y epizoicas.

Son animales diminutos que generalmente no alcanzan 1 mm de longitud, aunque hay especies que llegan a tener 3 mm.

La característica principal de los rotíferos es la presencia de una corona de cilios que se sitúa en la cabeza del animal. El bateo de estos cilios permite al animal, apoyándose también en otras partes del cuerpo, el desplazamiento.

Además de la corona, en la cabeza también se ubica la boca en lo que es la primera parte de un tubo digestivo completo.

Tras la cabeza aparece un tronco variable en formas. En muchas ocasiones portan antenas sensoriales para detectar los cambios del entorno. De esta forma podrán responder eficientemente ante los distintos estímulos.

El cuerpo del animal acaba en un pie constituido normalmente por dedos de entre uno a cuatro en número. Es un elemento estrecho que cumple una función de fijación al tener unas glándulas que liberan sustancias adhesivas. Además de cumplir esta función, también contribuyen al desplazamiento del animal.

La alimentación en este grupo de organismos sucede forma muy peculiar, ya que los cilios van a favorecer la ingestión del alimento. El batido crea unas corrientes que van a permitir atraer partículas y seleccionarlas antes de su entrada en la boca.

- Gastrótricos


Son animales diminutos de menos de 1 mm de longitud. Las 400 especies se localizan en medios acuáticos, ya sean marinos o dulcícolas.

El cuerpo está normalmente ocupado por cilios en su totalidad, pero son los de la cabeza los que van a participar en la ingestión del alimento. Aunque no se puede asemejar a la corona de los rotíferos, ausente en los gastrótricos. Se alimentan de algas y protozoos.

- Kinorrincos


Son animales totalmente marinos con una longitud media de 1 mm. Una de las características más llamativas de los kinorrincos es la presencia de una segmentación superficial del cuerpo. Sobre sus 13 segmentos se disponen unas espinas que favorecerán su desplazamiento.

- Nemátodos


Los nemátodos constituyen el grupo mejor estudiado y más importante dentro de los animales pseudocelomados. Fue en la segunda mitad del siglo XIX cuando comenzaron los estudios con uno de sus representantes más destacados, el gusano Caenorhabditis elegans, el cual constituye hoy en día un modelo natural para el estudio de muchos de los procesos biológicos.

Se encuentran ampliamente extendidos en la naturaleza, encontrándose así en lugares tan distantes como los trópicos y las zonas polares. Son marinos, de agua dulce y terrestres. Además, su modo de vida puede cambiar, desde especies de vida libre hasta formas parasitarias, que pueden llegar a utilizar como hospedador al ser humano.

Se les conoce bajo el nombre de gusanos redondos por la sección que presenta su cuerpo, totalmente cilíndrica. Aunque existen especies con más de 1 metro de longitud, el tamaño medio de estos animales no alcanza los 5 cm.

La totalidad de la pared del cuerpo está recubierta por una cutícula que con su flexibilidad, pero también con su resistencia, va a soportar la presión ejercida por los fluidos internos del organismo que se alojan en el pseudocele. Este fluido va a nutrir a los órganos que se alojan en la cavidad, pero sobre todo va a constituir un esqueleto hidrostático. Un juego de presiones y resistencia entre los músculos y el fluido determinará el movimiento del animal en cualquier medio.

En cuanto a la reproducción es sexual con una fecundación interna. Curiosamente son los únicos animales que presentan unos espermatozoides sin flagelo.

La característica más importante y que ha hecho de estos animales un modelo de estudio en cualquier laboratorio es la eutelia. El animal adulto en un momento dado de su desarrollo alcanza un número determinado de células, un número constante e invariable dentro de esa especie. A esta constancia es a lo que se denomina eutelia.

Por ejemplo, Caenorhabditis elegans durante su desarrollo general 1.090 células.

Los nemátodos engloban algunos de los parásitos más frecuentes que infectan al ser humano y a muchos de sus animales domésticos. Su éxito se debe a la capacidad que presentan en la puesta de huevos, como por ejemplo sucede con la lombriz intestinal grande del hombre, que es capaz de poner 200.000 huevos diarios.

Otros nemátodos parásitos importantes son la triquina y las lombrices blancas. La primera es la causante de la triquinosis, enfermedad con una mortalidad entre el 2 y el 30%. Gastroenteritis, dolor muscular y fiebres son síntomas de esta patología, que comienza a agudizarse cuando los gusanos llegan a los vasos sanguíneos, para localizarse finalmente en el tejido muscular. La segunda causa una enfermedad leve pero incómoda, que afecta principalmente a los niños con malos hábitos de higiene.

- Acantocéfalos


Se les conoce bajo el nombre común de "gusanos de cabeza espinosa" por la presencia de una probóscide espinosa.

Las más de 500 especies de este grupo de animales son endoparásitos, viviendo en el intestino de sus hospedadores. De ahí la necesidad de un órgano fijador como la probóscide.

Tienen un tamaño muy variable, desde los 2 mm hasta 1 m de longitud.

Tampoco presentan un tubo digestivo por lo que las sustancias nutritivas tendrán que atravesar la pared. Esta ausencia de estructuras y sistemas de órganos es propio de cualquier forma parásita del reino animal, donde se ha producido una adaptación total en la génesis del cuerpo del parásito al hospedador.

- Endoproctos


A diferencia del resto de los animales pseudocelomados, los endoproctos son organismos totalmente sésiles que pueden asociarse para constituir colonias o, vivir de forma aislada. Sólo su fase larvaria es de vida libre hasta que se fija al sustrato.

El carácter sésil ha determinado su estructura corporal. Se fijan al sustrato por un tallo o pedúnculo alargado en cuya base hay una plataforma adhesiva o disco que segrega una sustancia adhesiva. Sobre el pedúnculo hay una corona de tentáculos cuyo número varía entre 8 y 30. La función principal de los tentáculos parece ser la de proteger la boca y ayudar a los cilios que hay en la parte última del cuerpo a generar corrientes que atraigan el alimento, capturarlo y dirigirlo hacia la boca.