martes, 8 de septiembre de 2015

Introducción a la genética (III): la teoría cromosómica de la herencia



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

La teoría cromosómica de la herencia está considerada como una de las más importantes dentro de la biología; en su momento supuso una revolución científica, en la actualidad, una de las ideas más aceptadas dentro de la biología: los genes se encuentran en los cromosomas.

Teoria cromosomica de la herencia y biologia

- Los trabajos de Sutton y Boveri, claves en la teoría cromosómica de la herencia


A esta idea se llegó en 1902 con trabajos independientemente del americano Sutton y el alemán Boveri. Por un lado se tenían los experimentos de Mendel que reflejaban de que manera se distribuían los genes cuando se formaban los gametos, y por otro el proceso de reparto de cromosomas durante la meiosis. Vieron que existían paralelismos. Así, los genes estaban en el organismos "padres" repetidos como los cromosomas (recuérdese diploide, dos juegos de cromosomas). Cuando se forman los gametos la distribución de los alelos sucede uno a uno, como la de los cromosomas homólogos. Y esa distribución es independiente cuando analizamos cromosomas distintos o pares génicos también distintos.

Tras la formulación de la teoría fueron muchas las críticas que recibió, hasta que finalmente fue corroborada y admitida.

- ¿En qué consiste la teoría cromosómica de la herencia?


Las células no sexuales, es decir, aquellas que no son gametos, de los seres humanos presentan 23 pares de cromosomas. Son, por tanto, 46 cromosomas. Cada uno de ellos porta una serie de genes que van a ser el origen de proteínas vitales para el funcionamiento y desarrollo de la vida. Así, por ejemplo, los genes responsables del grupo sanguíneo se encuentran en el cromosoma 9, el gen p53 (responsable de proteger al organismo del daño sobre el ADN) se encuentra en el cromosoma 17, y así, con los más de 100.000 genes que tiene un ser humano.

De los 46 cromosomas, 44 son cromosomas no sexuales, también llamados autosomas, mientras que dos son cromosomas sexuales. Estos últimos son los responsables de la determinación del sexo. Los cromosomas sexuales en mamíferos son los cromosomas X e Y. Un individuo de sexo masculino tiene el par cromosómico sexual XY, mientras que el sexo femenino porta el par XX. Este par proviene de la fusión de gametos.

Así, el gameto (hay que recordar que un gameto solo tiene 23 cromosomas tras la meiosis) de una mujer siempre y únicamente portará el cromosoma X, mientras que el gameto del hombre podrá tener el cromosoma X o el Y. Tras la unión de los gametos, fecundación, tendremos un nuevo individuo que portará el cromosoma X de la madre y el cromosoma que da el gameto del padre. Si éste tenía el cromosoma X, el nuevo ser será una niña, pero si era el cromosoma Y será un niño.

----------

- Serie de artículos de introducción a la genética


+ Introducción a la genética (I): concepto de gen, genotipo, fenotipo, locus génico e ingeniería genética

+ Introducción a la genética (II): los experimentos de Mendel

+ Introducción a la genética (IV): la transmisión de la herencia

+ Introducción a la genética (V): mecanismos de cambio genético

+ Introducción a la genética (VI): la ingeniería genética