miércoles, 19 de agosto de 2015

Charles Darwin y el darwinismo



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Charles Darwin (1809 - 1882) fue un naturalista británico. Cursó estudios de medicina. Se incorporó como naturalista a la expedición del "Beagle" (1831 - 1836) y recorrió América del Sur y las islas del Pacífico. Fruto de sus estudios, y de las observaciones y experiencias recogidas en este viaje, que relató en Diario del viaje de un naturalista alrededor del mundo (1839), fue la teoría de la evolución, que desarrolló en El origen de las especies (1859), obra capital de Darwin.

Charles Darwin y darwinismo
Charles Darwin, autor de la teoría evolucionista. La selección natural favorece a las especies mejor adaptadas al medio en la lucha por la supervivencia.

- La teoría biológica del darwinismo


El darwinismo es una teoría biológica para expresar el mecanismo de la evolución de las especies, propuesta por Darwin principalmente en la obra El origen de las especies (Sobre el origen de las especies por medio de la selección natural o la conservación de las razas favorecidas por la lucha por la vida, publicada en 1859), y también en La descendencia humana y la selección natural.

- El origen de las especies, de Darwin, y la selección natural


En El origen de las especies, a lo largo de casi 600 páginas, Darwin presenta sus conclusiones sobre la selección natural fundamentando su hipótesis en una serie de observaciones y ejemplos recogidos en especial durante su largo viaje en el navío "H. M. S. Beagle", con dos conclusiones principales.

El Beagle, conocido navío de Darwin
"H. M. S. Beagle".

+ Conclusiones de Darwin para con la selección natural


En la primera de ellas subraya que, si bien matemáticamente el número de individuos de cada especie debiera aumentar en progresión geométrica, en realidad no ocurre así, sino que las poblaciones permanecen más o menos constantes. De ahí dedujo Darwin que esta disminución de individuos se debe a la lucha por la existencia, que tiene lugar en todas las especies animales y vegetales. El triunfo de esta lucha es la capacidad de dejar una descendencia, y consiste sobre todo en una mejor adaptación al ambiente, es decir, en una mayor capacidad de aprovechar los recursos y evitar los inconvenientes del medio.

La mayor o menor adaptación entre los individuos de la misma especie tiene su origen en las variaciones individuales, que permiten unas habilidades diferentes para encontrar el alimento, una mayor o menor capacidad de huida, de resistencia a las enfermedades, de reproducirse o de cuidar de la prole hasta que se independiza. Puesto que los descendientes de estos individuos mejor adaptados han sobrevivido en mayor número, y probablemente han heredado los caracteres favorables de sus padres, dentro de la población de una especie dada se va formando un grupo mejor dotado para imponerse. Si las variaciones en este sentido se van acumulando, finalmente acaba originándose una nueva especie.

La fuerza que actúa eliminando los organismos menos adaptados recibe el nombre de selección natural. Darwin, sin embargo, tomó como modelo para explicar su teorías la selección realizada por el hombre, la selección artificial, y se atuvo principalmente a las razas de animales domésticos y a las plantas de cultivo (La variación de los animales y de las plantas bajo la acción de la domesticación, 1868; Los efectos de la fecundación cruzada y de la autogamia en el reino vegetal, 1872). Así dejó abiertas varias cuestiones, como la delimitación del concepto de especie.

Además, la variabilidad entre los individuos de una misma especie y la herencia de caracteres no pudieron ser explicados hasta que se conocieron los fundamentos de la herencia genética. A pesar de ello, Darwin intentó buscar una explicación a estos fenómenos. Había observado que determinados caracteres se vinculan a uno de los sexos, ya que en la naturaleza, se da "la transmisión de un carácter cualquiera del padre a su nieto a través de la hija, y a su vez, de la madre a la nieta". Con esto llegó a la conclusión de que la transmisión de caracteres y la evolución son dos capacidades distintas, y en consecuencia reconoció claramente que los factores genéticos son caracteres discretos.

También llevó Charles Darwin a cabo gran número de experimentos que pudieron arrojar alguna luz sobre las incógnitas no despejadas en sus teorías, y son el significado de la reproducción sexual. Sometió 57 especies a una comprobación experimental, polinizando una serie de plantas, y por autopolinización o por polinización cruzada, y llegó a la conclusión de que la fecundación cruzada es ventajosa, desde el punto de vista evolutivo, sobre la autofecundación. Así pudo apuntar Darwin las ventajas de la reproducción bisexual, pero no llegó mucho más allá en sus conclusiones. Por este motivo, y dado que el darwinismo estaba parcialmente relacionado con el lamarquismo, la teoría fue en general desacreditada. No obstante, al descubrir G. J. Mendel las leyes de la genética, pudieron explicarse sus fundamentos científicos y fue finalmente aceptada, recibiendo el nombre de neodarwinismo.

En cuanto al problema del origen del hombre, tratado en La descendencia humana y la selección natural, tendría un enfoque principalmente anatómico, en busca de indicios más o menos visibles de su relación evolutiva con otras formas anteriores. Y se complementaría además con la búsqueda de ciertas capacidades intelectuales en los animales, con el fin de demostrar la no existencia de diferencias fundamentales entre hombre y animal. Algunas de las conclusiones a las que Darwin llegó fueron la homologación de los huesos humanos con los de otros mamíferos, las enfermedades humanas que los animales pueden tener, y viceversa, y el desarrollo embrionario, que se produce a lo largo de una serie de etapas que recuerdan las etapas evolutivas, similar en todas las especies de animales superiores. Como motor de la evolución del hombre señaló el bipedalismo, que dejó las manos libres para la manipulación y para la defensa. Con ello, la dentadura quedaba a su vez liberada de estos cometidos y pudo reducirse, así como la mandíbula, y el cráneo adquiría la forma actual.

Darwin postuló también que el hombre no evolucionó directamente a partir de los simios antropoides actuales, sino de algún ancestro común desconocido, y situó su origen probable en África.

- Otras figuras claves en la Biología


+ Louis Pasteur (1822 - 1895).

+ Johann Gregor Mendel (1822 - 1884).