martes, 18 de agosto de 2015

Bioquímica metabólica (IV): la oxidación de los ácidos grasos



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Los lípidos son las sustancias de reserva más importantes; son largas cadenas muy reducidas y apolares. Esta característica es fundamental, ya que, serán almacenadas sin hidratarse con moléculas de agua. Esto no ocurría con el glucógeno, que sí conllevaba un peso extra en agua. Además, en su catabolismo se obtiene una mayor energía que la producida en la oxidación de los carbohidratos.

Acido graso y biologia

La oxidación de los ácidos grasos se produce en las mitocondrias de las células. Pero hasta llegar aquí va a tener un camino distinto en función del origen que tenga. Así, los ácidos grasos pueden provenir de los lípidos almacenados en el tejido adiposo y de la dieta.

- Ácidos grasos derivados de la dieta


Los triacilglicéridos de la ingesta llegan al intestino delgado, aquí gracias a la acción de las sales biliares y de las lipasas (enzimas que rompen lípidos) son transformados en monocilglicéridos y diacilglicéridos. También se forman los componentes más básicos, los ácidos grasos libres y el glicerol.

Ahora sí podrán ser absorbidos por el intestino. En las células del epitelio intestinal se unen a determinadas proteínas que los van a transportar hacia tejidos como el músculo esquelético, el cardiaco o el hepático.

- Ácidos grasos derivados de los lípidos almacenados en el tejido adiposo


En cuanto a los triacilglicéridos almacenados en los adipocitos se hidrolizarán según las necesidades del organismo. Una serie de lipasas liberarán glicerol y los ácidos grasos.

- La oxidación de los ácidos grados: proceso de oxidación de los mismos, presentes en el citoplasma celular, para obtener energía


De cualquier forma tendremos en el citoplasma celular ácidos grasos que han de ser oxidados para obtener energía. El proceso que persigue este fin recibe el nombre de oxidación de los ácidos grasos.