jueves, 9 de julio de 2015

Las sustancias no biodegradables



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Los organismos descomponedores (bacterias y hongos) viven en el suelo y en el agua y se alimentan de las sustancias orgánicas residuales de las cadenas alimentarias; su función es, pues, la de biodegradar las sustancias orgánicas.

Sustancias no biodegradables y biologia

- La tasa de biodegradababilidad


Los descomponedores consiguen descomponer las sustancias tensioactivas de las que están compuestos algunos detergentes; la biodegradabilidad de estos tensioactivos es directamente proporcional a la linearidad de la cadena de hidrocarburo que las compone. De ahí que, para el bien del medio ambiente, sea oportuno elegir los productos detergentes, y preferir los que, en los etiquetas y notas informativas, indiquen una tasa más alta biodegradabilidad.

- Los organismos descomponedores no siempre logran descomponer todas las sustancias: estas son denominadas sustancias no biodegradables


Ahora bien, no siempre los organismos descomponedores consiguen descomponer las sustancias inorgánicas que, por ser artificiales, son desconocidas para ellos. Por desgracia, el hombre introduce en las cadenas alimentarias muchas sustancias que no pueden ser destruidas o reutilizadas por los ecosistemas. Así, estas sustancias se concentran en el medio, donde permanecen inalteradas durante centenares de años. Las sustancias no biodegradables (insecticidas y antiparasitarios, nafta y petróleo, detergentes) producen contaminación y tienen graves repercusiones sobre la vida animal y vegetal.

Por lo demás, a partir de los años sesenta, se han sintetizado más de quinientos tipos distintos de compuestos químicos para la eliminación de los insectos plaga. La mayoría de estos insecticidad son productos altamente tóxicos, y su peligrosidad se potencia en gran medida por la mezcla con otras sustancias, con las que pueden entrar fácilmente en contacto.

Antiparasitarios e insecticidas, que se emplean para eliminar insectos nocivos y parásitos de los campos cultivados, son transportados por la lluvia, los ríos y los lagos hasta el mar, donde entran en las cadenas alimentarias de los ecosistemas marinos. En otros casos, son absorbidos por los vegetales y luego por los herbívoros y por los carnívoros que se alimentan de éstos, para confluir finalmente en el hombre que se alimenta de pescados, herbívoros y carnívoros terrestres, y vegetales. El uso insistente y poco racional de los insecticidas perjudica de un modo a menudo irreparable muchos ecosistemas y no es desacertado decir que, hoy, todavía no estamos en posición de definir el verdadero alcance de las consecuencias que se derivan de su empleo desmedido. Ésta es una de las razones por las cuales las recientes normativas impiden como mínimo el empleo de los insecticidas orgánicos de síntesis para las aplicaciones de carácter doméstico. Poco a poco deberán sustituirse los insecticidas por sustancias biológicas igualmente eficaces.

El gasóleo y el petróleo son vertidos al mar abierto por los petroleros. Algunas industrias también contribuyen a este desastre al verter en mar abierto, y con naves apropiadas, los residuos de su producción. Estos sustancias destruyen la fauna y la flora superficial y contaminan las aguas más profundas.

Los detergentes son muy perjudiciales para los medios acuáticos porque provocan su eutrofización. Los fosfatos presentes en los detergentes, en efectos, aumentan notablemente la fertilidad de las aguas, lo que provoca un fuerte crecimiento de la vegetación acuática (sobre todo algal). Una vez muertas, las algas se depositan en el fondo, donde al descomponerse sustraen el oxígeno necesario para la supervivencia de los otros organismos acuáticos. Hoy se tiende a fabricar estas sustancias sin fosfatos.

----------

- El mundo del hombre: artículos en nuestro blog de Biología


+ El hombre, animal dominador de la naturaleza

+ La evolución en la vida del hombre: de la caza al pastoreo, y luego a la agricultura

+ La difusión de las plantas

+ El hombre y sus efectos sobre la fauna mundial: la extinción

+ Proteger la biodiversidad

+ El mundo del hombre

+ La destrucción de los hábitats, la contaminación y la degradación ambiental

+ El trastorno hidrogeológico

+ Un mundo contaminado: contaminación atmosférica, acuática y acústica

+ La contaminación térmica y el efecto invernadero