viernes, 29 de mayo de 2015

Los equinodermos (IV): clase holoturoideos, características



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Los holoturoideos, pertenecientes a la familia de los equinodermos aunque de forma bastante diferente, son lo que todos conocemos como pepinos, cohombros o carajos de mar. El cuerpo de estos organismos tiene una forma cilíndrica y alargada.

Los holoturoideos y los pepinos de mar en biologia

- Una simetría pentarradial, característica de los holoturoideos adultos


Los adultos de esta clase tienen una simetría pentarradial (aunque aparentemente sea bilateral) y se apoyan sobre el sustrato con tres de sus zonas radiales, lo que se conoce como trívium. Por ende, en la parte dorsal se encuentran dos zonas radiales conocidas como bivium. Los surcos ambulacrales, debido a esta disposición sobre el sustrato, se encuentran cerrados. El madreporito de los holoturoideos es interno y se encuentra libre en el celoma.

- La boca de los holoturoideos: en posición anterior y rodeada de tentáculos


La boca de los holoturoideos se encuentra en posición anterior y está rodeada por tentáculos. Estos tentáculos son los pies ambulacrales modificados, los cuales salen directamente del anillo ambulacral. El tegumento de estos organismos es blando y posee osículos calcáreos microscópicos dispersos por todo el cuerpo. Todo el organismo está rodeado por mucus.

- Los túbulos de Cuvier y los árboles respiratorios


El ano se encuentra en posición posterior. Cerca del mismo se encuentran unas evaginaciones de la pared interna del tramo final del intestino. Estas evaginaciones son los túbulos de Cuvier y los árboles respiratorios.

+ Los túbulos de Cuvier


Los túbulos de Cuvier se encuentran repletos de líquido, el cual será expulsado de forma violenta al exterior en dirección al enemigo o al peligro. Este líquido puede ser tóxico (la conocida Holoturina) o pegajoso, el cual se adhiere al enemigo y le impide el movimiento.

- La expulsión de vísceras como método de defensa en los holoturoideos


Otro de los métodos de defensa de los holoturoideos es el de expulsar hacia el exterior las vísceras. Este método repugnatorio les permite despistar al enemigo y permitirle unos segundos de ventaja a la hora de escapar. Esto no supone problema alguno para el individuo, ya que su poder de regeneración es bastante grande. En ocasiones también expulsan las vísceras como método de eliminación de residuos.

- Una sola gónada, en los holoturoideos


En holoturoideos sólo existe una gónada. El gonoporo se encuentra cerca de los tentáculos orales. La fecundación en esta clase es externa y el desarrollo es indirecto mediante las larvas auricularia o vitelaria.

----------

- Otros artículos de la serie sobre los equinodermos


+ Los equinodermos (I): clase asteroideos

+ Los equinodermos (II): clase equinoideos

+ Los equinodermos (III): clase crinoideos

+ Los equinodermos (V): clase ofiuroideos

----------

Artículo redactado por Pablo Rodríguez Ortíz, estudiante de Biología en la Universidad de Málaga.