jueves, 9 de abril de 2015

Oposum y koala, marsupiales de tierras alejadas entre sí



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Dos especies de animales, pertenecientes ambos al mismo grupo de los marsupiales, viven en los bosques templados de Estados Unidos y Australia: el oposum de Virginia (que se ha adaptado al paisaje modificado por el hombre) y el koala de Australia (que vive en un medio ambiente muy concreto y se nutre de un modo específico).

Oposum de Virginia y biologia de los ecosistemas

- Oposum de Virginia (Didelphis virginiana) y oposum común o zarigüeya (D. marsupialis)


El oposum de Virginia (Didelphis virginiana) está difundido por América Central y del Norte, desde New Hampshire hasta Colorado, y desde Ontario hasta Costa Rica; en parte de México y de Centroamérica, y en Sudamérica excepto el Cono Sur le sustituye una especie muy similar, la zarigüeya u oposum común (D. marsupialis). Ambas especies recuerdan a una rata de gran tamaño y tienen unos 80 centímetros de largo, de los que 30 corresponden a la cola.

La cola, desnuda, es también prensil y por tanto muy útil para el oposum de Virginia, que lleva una vida arborícola. El pelaje gris, denso y blando es bastante apreciado y tiene el pelo largo. La hembra del oposum tiene una bolsa marsupial en la que arrastrándose por sus propias fuerzas, se introducen las crías que nacen muy poco desarrolladas. Éstas permanecen unos tres meses en el marsupio, luego se instalan sobre el dorso materno en una actitud característica.

Cuando se refugia, el oposum lo hace en cavidades de troncos o en nidos y guaridas de otros animales. Caza de noche y su alimentación es predominantemente carnívora. Las presas preferidas son las aves adultas y sus huevos, los ratones y otros pequeños mamíferos, los anfibios, los invertebrados y la carroña. Se dice que también le gusta mucho la sangre fresca y por ello, cuando entra en un gallinero, hace verdaderos estragos, bebiendo la sangre de los pollos y arrancando apenas algunos bocados de carne; en todo caso, este comportamiento concordaría con el de muchos carnívoros que, adaptados a la escasez crónica de presas, intentan hacer gran acopio de éstas cuando las encuentran en abundancia en un lugar confinado. Más documentado es su curioso mecanismo de defensa que consiste en simular la muerte (catatonia) cuando algún peligro le amenaza.

Zarigüeya de Virginia

- El koala (Phascolarctos cinereus)


El koala (Phascolarctos cinereus) que también pertenece al orden de los marsupiales aunque a otra familia, la de los fascolárctidos, es uno de los mamíferos más interesantes. Debido a su aspecto tierno y pacífico de oso de peluche, muchos lo definen como un "oso marsupial" e incluso parte de su nombre científico –arctos–, significa oso en griego. Pero el parecido es sólo superficial, y no existe siquiera una convergencia evolutiva: el koala, en efecto, es un animal con exigencias únicas en el mundo animal. Aunque otras especies de marsupiales también se alimentan de eucaliptus (por ejemplo, los petauros que se nutren de su savia), ninguna basa su dieta en las hojas de estos árboles. De las aproximadamente 500 especies de eucaliptus que existen en Australia, apenas unas 30 forman parte de la dieta del koala y sólo cinco pueden considerarse esenciales; por lo demás, aunque algunas veces (muy raras) también come hojas de otras familias vegetales, como kapok o pinos, su relación con los eucaliptos es tan estrecha que incluso su cuerpo desprende un fuerte olor a esta planta.

Koalas en la hierba

El koala adulto ingiere diariamente unos 330 a 500 gramos de hojas de eucaliptos, plantas que no sólo tienen un bajo poder nutritivo sino que además son bastante tóxicas. Ello ha obligado a a desarrollar una serie de adaptaciones, como un hígado muy activo en la eliminación de las tóxinas; un intestino ciego que, con sus más de 2 metros, es el más largo de todos los mamíferos en relación con el cuerpo; una extremada lentitud de movimientos y una enorme cantidad de descanso (15 horas de sueño y otras 5 de inmovilidad); y una bajísima necesidad de agua, de tal modo que sólo bebe cuando está enfermo o el calor es excesivo.

El koala es esencialmente arborícola y sólo en contadas ocasiones pisa el suelo para caminar hasta otro árbol-despensa o para lamer tierra o grava. La hembra sólo tiene una cría que, después de pasar siete meses en la bolsa de la hembra, se agarra al dorso de su madre durante otros cuatro meses. A los once meses comienza a independizarse.

----------

- Bosques templados: artículos en nuestro blog de Biología


+ El condicionamiento de las estaciones y la altitud en los bosques templados

+ Del somonte a las cumbres

+ Flores de alta montaña

+ Los habitantes del sotobosque

+ Los reptiles de montaña

+ Aves nocturnas y diurnas

+ El íbice, herbívoro de altas cotas

+ Letargo y polimorfismo: cómo sobrevivir al invierno

+ El lirón gris