miércoles, 8 de abril de 2015

La hidrosfera, la distribución de las aguas y el ciclo del agua



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

La hidrosfera engloba todas las aguas, tanto en esta líquido como sólido, que se encuentran en la superficie de la Tierra, mientras que el agua en estado gaseoso forma parte de la atmósfera. Hidrosfera y atmósfera no son separables netamente, ya que se interrelacionan continuamente, determinando las condiciones meteorológicas y climáticas de las distintas zonas del planeta; de hecho, es precisamente por la evaporación de las aguas de la hidrosfera que generan las precipitaciones atmosféricas.

Hidrosfera, agua y costa

- La distribución de las aguas y el ciclo del agua


+ Distribución de las aguas


El volumen total de agua presente en la hidrosfera se ha estimado en aproximadamente 1 millardo 400 millones de kilómetros cúbicos, de los cuales alrededor del 97% (es decir, unos 1.370 millones de kilómetros cúbicos) está contenido en los océanos, el 2,4% está retenido en los glaciares y en los casquetes polares, un 0,59% constituye las aguas subterráneas, mientras que sólo el 0,02% está representado por los lagos, los ríos y la humedad del suelo. Esta enorme cantidad de agua interacciona con la atmósfera siguiendo un ciclo cerrado llamado ciclo del agua.

+ El ciclo del agua


El ciclo comienza con la evaporación, que provoca el paso de una gran cantidad de agua desde la hidrosfera, principalmente desde los océanos, a la atmósfera. Las precipitaciones devuelven gran parte del agua a los océanos, desde donde el ciclo se reinicia con la evaporación, mientras que el agua que no llega directamente a los océanos y a los mares sigue recorridos diversos: una parte (aproximadamente el 10%) alimenta los ríos, lagos y glaciares; otro porcentaje (alrededor del 40%) penetra en el suelo, donde es absorbida por las raíces de las plantas para después ser retornada parcialmente a la atmósfera bajo forma de vapor cedido por las hojas; el restante 50% se reparte más o menos de manera igual entre el agua que se evapora del suelo, de los lagos y de los ríos confluye en la circulación de las aguas subterráneas alimentando los acuíferos y las fuentes desde las cuales puede después volver a los ríos y de éstos al mar. El balance global del ciclo descrito es tal que la cantidad de agua que pasa de la hidrosfera a la atmósfera iguala al proceso, inverso desde la atmósfera a la hidrosfera, de forma que se obtiene un equilibrio regulador.

----------

- La hidrosfera: artículos en nuestro blog de Biología y Geología


+ Las aguas continentales

+ Los lagos

+ Características físicas y químicas de los lagos

+ Los lagos del mundo

+ Clasificación de los lagos

+ Los glaciares: concepto, morfología y clasificación

+ Las aguas subterráneas y la hidrogeología

+ Mares y océanos

+ La ola tsunami