viernes, 10 de abril de 2015

Las aguas continentales



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Las aguas continentales comprenden todas las aguas, generalmente dulces, que se encuentran sobre tierras emergidas (ríos, lagos, glaciares) o prisioneras debajo de la superficie (aguas subterráneas).

Cursos de agua y aguas continentales

- Los cursos de agua: ríos y torrentes


Los cursos de agua se distinguen fundamentalmente en cursos permanentes, en los que el agua fluye durante todo el año aunque sea con unos períodos de abundancia y otros de escasez, y en cursos intermitentes en los que el agua falta incluso durante largos períodos de tiempo a lo largo del año. Los ríos son los cursos de agua permanentes y los torrentes son los cursos intermitentes.

- Las partes de un curso de agua


Los cursos de agua nacen de un manantial que es la salida en superficie del agua subterránea, discurren por un lecho o cauce que materialmente es un surco natural (si es artificial se le conoce como canal) excavado por el río en las rocas o en el terreno y cuya forma es muy variable dependiendo del tipo de material en el cual se encaja y de la pendiente del propio río. Al final del recorrido el río (o torrente) puede confluir en otro curso de agua, del cual representa ser un afluente; un lago, del cual será también un afluente (por ejemplo, el Ticino, que nace en el Valle Bedretto en el cantón suizo de Ticino, recoge el aporte de varios afluentes y es a su vez afluente del lago Maggiore, en Italia, del cual sale como emisario para finalmente en el sur de Pavía confluir con el Po, del cual es afluente); o bien puede llegar al mar directamente y en este caso se llamará desembocadura a la zona en el cual el río retorna sus aguas al mar o al océano (por ejemplo, el Duero, que desemboca directamente en el océano Atlántico). Para el estudio de los cursos de agua es importante saber delimitar de manera precisa el territorio que recoge las aguas que alimentan a un determinado curso de agua y que es denominada cuenca hidrográfica, si se considera sólo las aguas superficiales, y cuenca hidrogeológica si se tienen en cuenta las posibles aguas subterráneas que pueden confluir. La cuenca hidrográfica se delimita con una línea imaginaria, la línea divisoria de aguas, que hace de frontera entre dos cuencas distintas.

A un lado de la divisoria de aguas todo el agua confluirá de manera directa o indirecta (por afluentes o por circulación subterránea) en un curso de agua; por el otro lado, en cambio, el agua irá a formar parte de otro curso de agua, también de modo directo e indirecto. Es fácil delimitar en un mapa topográfico la cuenca de cada torrente o río trazando una línea que una todos los puntos de mayor altura (indicados por las curvas de nivel) que delimitan el área dentro de la cual discurre el curso de agua considerado, mientras que es mucho más difícil delimitar la cuenca hidrogeológica.

- Parámetros físicos de un curso de agua


Para un buen conocimiento del comportamiento de los ríos y torrentes, que permita un posible aprovechamiento racional de las aguas tanto para la agricultura como para usos industriales y domésticos, es necesario medir constantemente algunos parámetros físicos que además permitan estimar también la peligrosidad de un curso de agua en relación a posibles salidas del cauce del río (inundaciones). Tales parámetros son: el caudal, el régimen y el coeficiente de flujo. El caudal es la cantidad de agua que pasa por una sección transversal del lecho (es decir, una superficie con la forma del lecho dispuesta perpendicularmente a la dirección del flujo del agua) durante una unidad de tiempo determinada. Siendo el caudal un volumen respecto al tiempo, éste se mite en metro cúbico por segundo. El régimen de un río es la variación del caudal en el curso de un año y se obtiene construyendo diagramas donde se representa los caudales mensuales de un curso de agua medidos en un punto determinado del recorrido. El régimen está notablemente influenciado por las condiciones del clima, dado que se resiente tanto de las variaciones de precipitación como de la temperatura que puede provocar la fusión de las nieves y hielos. Un buen conocimiento del caudal mensual de un curso de agua, y por tanto del régimen anual, permite realizar intervenciones adecuadas de defensa de los aluviones y de aprovechamiento de las aguas, aunque en muchos casos estas intervenciones quedan sobre el papel como proyectos sin realizar. Para la utilización de las aguas de los ríos y de los torrentes es importante conocer también el coeficiente de flujo que viene dado por la relación entre el caudal anual y el volumen total de las precipitaciones que alimentan la cuenca hidrográfica en un año.

----------

- La hidrosfera: artículos en nuestro blog de Biología y Geología


+ La hidrosfera, la distribución de las aguas y el ciclo del agua

+ Los lagos

+ Características físicas y químicas de los lagos

+ Los lagos del mundo

+ Clasificación de los lagos

+ Los glaciares: concepto, morfología y clasificación

+ Las aguas subterráneas y la hidrogeología

+ Mares y océanos

+ La ola tsunami