martes, 3 de marzo de 2015

Las praderas, océanos de hierba



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Cuando en las regiones internas de los continentes la pluviosidad no es suficiente para permitir el crecimiento de los árboles, el territorio es ocupado entonces por amplias extensiones cubiertas casi exclusivamente por vegetación herbácea, y en particular por gramíneas, las praderas.

Pampas y pradera
Hasta su sustitución parcial por la agricultura intensiva, la pradera constituía el bioma más extenso del mundo y estaba habitada por numerosas especies, tanto animales como vegetales.

- Distintos nombres para las diferentes praderas, en función de diferentes factores


Estas regiones reciben nombres distintos, según cual sea el paisaje al que dan origen. En función de la altitud y de la latitud, de la temperatura media y de las precipitaciones anuales, de la naturaleza del suelo y también de la intervención humana, se habla de las pampas de Argentina, de las estepas de Rusia europea y asiática, del "veld" de África meridional, de las sabanas de África tropical o de Australia, de las "pusztas" húngaras.

- Características de las praderas


Las praderas, que se caracterizan por hierbas altas, se localizan a menudo entre los territorios de clima desértico y los de clima más propiamente boscoso. Recubren una buena parte de la superficie terrestre del hemisferio sur y una amplia franja de territorio en el hemisferio norte.

La ausencia de lluvias y los vientos violentos que azotan estas regiones obstaculizan el crecimiento de los árboles y favorecen en cambio la exuberancia de la vegetación herbácea y dura, muy resistente a la sequedad y que florece incluso después de secarse por completo.

Las praderas en biologia

- Las praderas de las zonas templadas


En las praderas de las zonas templadas las precipitaciones están comprendidas entre los 250 mm y los 750 mm de lluvia (mientras que en las sabanas tropicales, las lluvias alcanzan incluso los 1500 mm) y a menudo alternan con bosques de coníferas que anuncian la proximidad del ambiente montano.

Dos son las características fundamentales de estos ambientes: la gran fertilidad del suelo y la presencia del hombre que, sobre todo en las llanuras y colinas, ha desarrollado sus civilizaciones en torno o en el interior de las praderas. Los pueblos nómadas recorren desde hace siglos las estepas y praderas para hacer pastar en ellas sus rebaños. Sin embargo, en tiempos recientes, el aumento indiscriminado de los animales de pasto ha provocado la destrucción de la vegetación herbácea y, especialmente en el caso de la estepa, su transformación en desierto. La roturación de los campos y la acción erosiva del viento son otras causas de la disminución de humus en el suelo.

- El fuego, presente en los ecosistemas de los terrenos abiertos


En los ecosistemas de los terrenos abiertos, el fuego es una presencia constante, tanto por los frecuentes incendios debidos a fenómenos de autocombustión, como a los que el hombre provoca para destruir los jóvenes árboles y enriquecer el suelo con las cenizas minerales.

Incendio en un prado

- Fauna y flora de estepas y praderas: equivalencia ecológica


Estepas y praderas, difundidas desde Asia central hasta Estados Unidos, presentan una flora y una fauna que se caracteriza por su equivalencia ecológico: en todas las zonas del mundo en las que está presente la pradera, se han desarrollado tipos análogos de flora y de fauna. Ello ha permitido que se mantuviera siempre constante el equilibrio de las cadenas trópicas.

- Mantenimiento casi constante de la cobertura herbácea en los prados


El mantenimiento casi constante, a lo largo de todo el año, de la cobertura herbácea de un prado es fruto de una regular alternancia de especies vegetales adaptadas a diferentes condiciones de temperatura y de pluviosidad. Algunas especies mueren con regularidad después de haber llevado a término un solo ciclo vegetativo, delegando en las semillas la función de transmitir su descendencia para el siguiente año; otras desaparecen sólo aparentemente: sus rizomas, bien escondidos en el suelo, están listos para regenerarse tan pronto como las condiciones ambientales resulten favorables.

----------

- Praderas: artículos en nuestro blog de Biología


+ Las gramíneas, elemento básico en la dieta humana

+ En los prados, compuestas, labiadas y leguminosas

+ Los fitófagos, golosos de plantas

+ La vida en el reino de la hierba: recursos y artimañas para sobrevivir

+ Los marsupiales: también la ecología tiene sus equivalencias

+ La ley del más fuerte

+ Avestruz, emú y ñandú