martes, 24 de marzo de 2015

Flores de alta montaña



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Las plantas de la alta montaña no tienen la vida fácil: el viento las flagela, el agua es escasa y no es retenida por el suelo pedregoso, la estación favorable tiene una duración breve, el suelo permanece mucho tiempo helado; cuando hace sol, la insolación es violenta.

Flor de edelweis en la alta montaña
Flor de edelweis (Leontopodium alpinum), herbácea perenne con hojas peludas y flores perlinas y aterciopeladas. En España sólo se encuentra en los Pirineos centrales.

- Adaptaciones de las plantas de alta montaña para defenderse de los rigores del tiempo


Las plantas que viven más allá de cierta altitud se defienden de todos estos rigores con una serie de adaptaciones. Crecen muy juntas y apretadas, resguardándose unas a otras: el tallo, las hojas y las flores se recubren de una apretada pelusa, desarrollan las raíces al máximo, agarrándose tenazmente incluso en los lugares más expuestos y aprovechando al máximo la escasa humedad residual del suelo; la raíz se convierte en un inestimable órgano de reserva que les permitirá florecer el año siguiente, aun cuando en alta montaña la estación favorable sea breve.

- Los rododendros (Rhododendron ferrugineum)


Durante los meses de junio y julio, las matas floridas de los rododendros (Rhododendron ferrugineum) asoman por entre los pinos negros y los arbustos de enebro. El color de sus flores varía del rosa pálido al rojo intenso; las hojas son verdes, brillantes y un poco pilosas; las ramas leñosas y robustas. Abunda en los Pirineos y en otros sistemas montañosos ibéricos, aunque siempre en suelos áridos y en lugares donde la nieve de invierno los proteja del frío.

- Especies de la familia saxifragáceas


Numerosísimas son las especies de la familia saxifragáceas, fáciles de reconocer por su aspecto de plantas crasas, sus hojas pequeñas y carnosas, a menudo dispuestas en roseta, y sus flores pequeñísimas, rosadas o blancas, y que crecen incluso en las paredes rocosas más inaccesibles.

+ La corona del rey (Saxifraga longifolia)


La más majestuosa de todas es la corona del rey (Saxifraga longifolia) que crece en los Prepirineos y en otras montañas escarpadas pero no muy altas como la sierra de Aitana.

Se trata de plantas perennes, por cuando poseen un estolón subterráneo del que en verano nacen nuevos tallos.

- Las plantas de Silene acaulis


A mayor altura se encuentran las pequeñas plantas de Silene acaulis.

- Las distintas especies de prímulas


Bellísimas son asimismo las distintas especies de prímulas, que florecen hasta una considerable altitud. La prímula harinosa sostiene un ramillete de flores violeta pálido sobre un fino pedúnculo; la prímula mínima, pequeñísima, tiene una flor de proporciones bastante grandes, de color rosa violáceo; la prímula aurícola tiene, en cambio, un tallo más alto (unos 15 cm) y flores amarillo doradas.

- La familia de las gencianáceas


La familia de las gencianáceas presenta todas las gradaciones del azul. Comprende unas ochocientas especies que se distribuyen por las regiones montañosas y templadas de todo el mundo.

+ Edelweis (Leontopodium alpinum)


La conocida edelweis (Leontopodium alpinum), de la familia de las compuestas, es originaria de Siberia pero se estableció en los Alpes, en los Pirineos y en otras montañas europeas (donde hoy rarísima) a finales de las glaciaciones; alcanza 15 centímetros como máximo y tiene numerosas hojas lanuginosas y unas inflorescencias blanco-plateadas y aterciopeladas.

----------

- Bosques templados: artículos en nuestro blog de Biología


+ El condicionamiento de las estaciones y la altitud en los bosques templados

+ Del somonte a las cumbres

+ Los habitantes del sotobosque

+ Los reptiles de montaña

+ Aves nocturnas y diurnas

+ El íbice, herbívoro de altas cotas

+ Letargo y polimorfismo: cómo sobrevivir al invierno

+ Oposum y koala, marsupiales de tierras alejadas entre sí

+ El lirón gris