lunes, 9 de marzo de 2015

Los fitófagos, golosos de plantas



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Como en otros ambientes naturales, en los terrenos abiertos la mayoría de animales, tanto pequeños como grandes, son esencialmente fitófagos, esto es, devoradores de plantas.

Enjambre de langostas y biologia de los ecosistemas
Enjambre de langostas. Típica de estos ortópteros es la concentración en enormes enjambres que realizan imponentes migraciones y que son desastrosos para las cosechas.

- Las lombrices, encargadas del reciclaje del suelo de la pradera


Aparte de bacterias y hongos, el reciclaje de la materia en descomposición acumulada en el suelo de la pradera es realizada sobre todo por las lombrices. Pacientes y obstinadas, las lombrices hunden sin tregua su cuerpo cilíndrico, delgado y húmedo, en los tramos de tierra que remueven y voltean.

+ Las lombrices, anélidos (clase oligoquetos)


Las lombrices pertenecen a la división o tipo de los anélidos (a la clase oligoquetos) y están constituidos por anillos similares entre sí, cada uno de ellos provisto de cuatro filas laterales de cerdas delgadas (quetas o sedas) que le sirven de apoyo para su movimiento. Cada anillo contiene en su interior todos los órganos vitales esenciales, hasta el punto que una porción cualquiera de un ejemplar puede regenerar, cuando se la mutila, el individuo completo.

Junto con las lombrices, viven bajo tierra algunos insectos adultos (grillotopos y grillos, por ejemplo), y numerosas larvas de insectos que se nutren de raíces durante el período larvario, mientras que una vez adultos devoran con extrema rapidez hojas y yemas.

Lombrices, anelidos

- El escarabajo sanjuanero (Melolontha melolontha)


Un coleóptero que puede ser dañino para la agricultura en las zonas donde no ha sido exterminado por el hombre es el escarabajo sanjuanero (Melolontha melolontha), cuyo ciclo biológico dura cuatro años. Los huevos, que la hembra pone en profundos huecos hacia finales de primavera, eclosionan cerca de un mes y medio después y dan vida a pequeñas larvas vermiformes, con tres pares de patas bien aparentes, que se nutren perforando raíces tiernas.

+ El ciclo de transformación del escarabajo sanjuanero: de la larva al insecto adulto


Cuando llegan los primeros fríos otoñales, las larvas se hunden en el suelo y pasan el invierno aletargadas; cuando vuelve la primavera, empiezan a alimentarse otra vez. El ciclo se repite hasta que, durante el el cuarto otoño, la larva se transforma en una ninfa piriforme que permanece casi inmóvil mientras sus órganos experimentas profundas transformaciones.

Antes de la estación fría, de los despojos de la crisálida sale el insecto adulto que espera en el suelo a que llegue la primavera, sin alimentarse. Cuando, finalmente, los escarabajos salen a la luz, tienen tanta hambre que se lanzan ávidamente sobre las yemas de numerosas plantas, devorándolas y destruyéndolas con sus potentes mandíbulas. Su cuerpo, pesado y robusto, mide de dos a tres centímetros de largo. La cabeza, de pequeñas dimensiones, tiene un aparato bucal masticador, está provista de ojos compuestos y ornada de un par de antenas que terminan en unas cuantas laminillas rojizas dispuestas en abanico. Los élitros son robustos, de color pardo rojizo y estriados longitudinalmente. Contrariamente a lo que sucede con su larva, el escarabajo sanjuanero adulto tiene una vida activa brevísima: tras salir de la tierra en mayo o junio, muerte hacia finales del mismo mes.

Escarabajo sanjuanero, un fitofago

- Saltamontes, langostas y termitas: otros grupos de insectos devoradores de hierba


Rara vez dañinos, y también cíclicos en su aparición, son otros dos grupos de insectos devoradores de hierba: los saltamontes y langostas, también presentes en las praderas de las regiones de clima templado, y las termitas, típicas de las llanuras de sabanas de África y que también se encuentran en gran parte de América tropical y meridional, en Asia y en Australia.

+ La langosta migratoria (Locusta migratoria)


Algunas especies de langostas son bien conocidas por sus periódicas e incontenibles migraciones; es el caso de la langosta migratoria (Locusta migratoria). Se trata de animales habitualmente solitarios y, como tales, no más perjudiciales para la vegetación que cualquier otro consumidor herbívoro. El problema aparece cuando, de un modo imprevisto, algunas de estas especies cambian por completo su modo de vida: de sedentarias y solitarias pasan a ser migradoras y gregarias. Es entonces cuando, en enjambres numerosísimos, las langostas abandonan las estepas y los prados donde viven normalmente con el objetivo de encontrar alguna reserva de alimento.

La langosta migratoria, un fitofago

+ Las termitas


Mientras que saltamontes y langostas pertenecen al orden ortópteros, las termitas viven en termiteros, a veces en números ingentes. En el interior de la termitera existe una cámara central en la que vive la reina, circundada por una guardia real y servida por una legión de obreras que, entre otras funciones, se ocupan de la alimentación de aquélla.

Por lo demás, la reina no puede alimentarse por sí misma reducida como está a un monstruoso saco de huevos (algunas especies producen hasta 4.000 al día). Comparada con ella, el rey es un pequeño, del mismo modo que las obreras ciegas, sin alas y dotadas de robustas mandíbulas. Además de la función antes citada, las obreras se ocupan de construir y mantener el termitero, de recoger las provisiones, y de ocuparse de los huevos y las larvas. Los soldados, que tienen la cabeza mucho más grande y están armados con fuertes mandíbulas en tenaza o de una especie de rostro frontal, tienen en cambio la función de defender a la comunidad.

----------

- Praderas: artículos en nuestro blog de Biología


+ Las praderas, océanos de hierba

+ Las gramíneas, elemento básico en la dieta humana

+ En los prados, compuestas, labiadas y leguminosas

+ La vida en el reino de la hierba: recursos y artimañas para sobrevivir

+ Los marsupiales: también la ecología tiene sus equivalencias

+ La ley del más fuerte

+ Avestruz, emú y ñandú