viernes, 20 de febrero de 2015

Los formidables escaladores de la selva



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entre los mamíferos de las selvas hay expertos trepadores (roedores, insectívoros, etc.) que también son capaces de sobrevivir en tierra en caso de peligro. Muchos de estos animales están provistos de garras curvas y robustas, colas prensiles, dentaduras adaptadas a dietas típicamente vegetarianas o especializadas para nutrirse de insectos.

Pangolín bebiendo. Este animal inconfundible tiene un eficaz sistema de defensa: se enrosca sobre sí mismo, formando una pelota cortante que nadie osa atacar.

Entre los primeros están los desdentados, mamíferos que, cuando no están desprovistos de dientes, los tienen todos iguales, similares a molares carentes de esmalte. Entre los segundos están los tubulidentados, que tienen los dientes todos iguales, de crecimiento continuo, desprovistos de raíz y de esmalte, y constituidos por varios pequeños túbulos cimentados unos con otros. El orden de los desdentados sólo existe en América y sus componentes son plantígrados rechonchos y torpes, de inteligencia limitada y de formas bastante peculiares: sólo hace falta pensar en los hormigueros, perezosos y armadillos.

- El hormiguero gigante (Myrmecophaga tridactyla)


El hormiguero gigante (Myrmecophaga tridactyla) puede medir hasta 2,30 m de longitud; lo que más sorprende de este animal es la cabeza puntiaguda y provista de un hocico cilíndrico y curvado hacia abajo.

La boca está constituida por una pequeña fisura de unos dos centímetros de ancho como máximo, lo justo para dejar pasar una lengua delgada, cilíndrica, retráctil y viscosa, de hasta un metro de longitud.

Las extremidades anteriores del hormiguero gigante están armadas de robustísimas garras curvadas hacia dentro, excelentes instrumentos de trabajo con las que destruye los termiteros y hormigueros de cuyo contenido se nutre. Esta especie es la más conocida, pero no es propiamente selvática, entre otras cosas porque no es capaz de trepar.

Hormigueros gigantes

- El hormiguero pigmeo (Cyclopes didactylus)


Otros hormigueros, en cambio, son completamente arborícolas; especialmente, el hormiguero pigmeo (Cyclopes didactylus) que tiene unas dimensiones muy reducidas, no mayores que las de una ardilla. Como sus "primos" el hormiguero gigante y los arborícolas tamandúas, el hormiguero pigmeo tiene una lengua larga y pegajosa con la que captura los insectos. Con su larga cola prensil y sus garras afiladas, este pequeño desdentado está muy bien adaptado a la vida en los árboles de las selvas americanas.

Hormiguero pigmeo trepando

- Los perezosos


Más arborícolas aún son los perezosos, cuyos dedos provistos de largas uñas les sirven para agarrarse a las ramas boca abajo, especialmente los de dos dedos (género Choelopus) que no descienden a tierra ni siquiera para defecar.

De dimensiones medianas (no suelen superar los 75 cm), los perezosos tienen una característica única entre los mamíferos: pueden volver la cabeza en todos los sentidos, ya que su cuello está dotado de una gran movilidad.

Los perezosos, habiles trepadores en la selva

- Los armadillos


El tercer grupo de los desdentados, el de los armadillos, resulta inconfundible: la cabeza, el tronco, las extremidades y la cola están armados de placas dispuestas en bandas que constituyen una armadura robustísima. El hocico alargado y las patas provistas de fuertes garras revelan su naturaleza de hábiles excavadores; tienen una alimentación hervívora.

Armadillo cruzando una carretera

- El oricteropo (Orycteropus afer)


Más exiguo aún es el orden de los tubulidentados, que consta de un único género y de una sola especie, el oricteropo (Orycteropus afer), que sólo se encuentra en África subsahariana. El cuerpo (1,60 m de longitud y 60-70 kg de peso) es similar al de un cerdo grande; la cabeza es alargada y tiene un hocico estrecho; las largas orejas recuerdan a las de una liebre y la cola es grande y musculosa como la de un canguro. Los dientes, de crecimiento continuo, son columnares y tienen una cavidad cilíndrica.

Habitualmente perezosos y lentos, los oricteropos se vuelven muy activos cuando se sienten amenazados. Se nutren casi exclusivamente de termitas y son más propios de zonas secas que de la pluvisilva y otros bosques húmedos.

Fotografia de un oricteropo

- Pangolines asiáticos y africanos


Los pangolines asiáticos y africanos se clasifican en orden de los folidotos. Los pangolines (del malayo peng goling, "animal que se enrosca en pelota") tienen un aspecto inconfundible; el cuerpo lacertiforme, de 30 a 90 centímetros de longitud, está sujeto por extremidades cortas y rechonchas, recubiertas de grandes escamas córneas, brillantes, imbricadas y móviles.

Pangolin y biologia de los ecosistemas

Su característica más singular consiste en la estructura particularísima del sistema digestivo. La boca, en efecto, está desprovista de dientes pero el estómago presenta numerosas formaciones córneas cuya función consiste en moler el alimento y la tierra ingerida con él; la lengua, delgada y larguísima, está contenida en una especie de estuche cartilaginoso, y llega hasta la región abdominal.

----------

- Selvas ecuatoriales: artículos en nuestro blog de Biología


+ La selva, el bioma más complejo y diverso del planeta

+ Áreas tropicales: plantas y frutos en abundancia

+ Animales que viven en el suelo en los ecosistemas selváticos

+ Mimetizar o camuflarse para sobrevivir

+ Anfibios y reptiles en la selva

+ Las variopintas aves de la selva

+ Los primates

+ La riqueza de las selvas tropicales