domingo, 8 de febrero de 2015

Áreas tropicales: plantas y frutos en abundancia



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

En las áreas tropicales podemos encontrar una enorme diversidad de plantas y frutos. Los vemos seguidamente.

Areas tropicales y sus plantas
Detalle de la isla de Granada, en el mar Caribe, que, como algunas de las islas antillanas, está recubierta de una espesa vegetación.

- La caña de azúcar (Sacharum officinale)


La caña de azúcar (Sacharum officinale), que durante mucho tiempo fue la única planta susceptible de suministrar azúcar, proviene de la India donde se cultiva desde la antigüedad; transportada a Europa en tiempos de Alejandro Magno, tan sólo los árabes intentaron su cultivo, consiguiendo aclimatarla en Andalucía, donde todavía resiste.

Además de Asia meridional y de Indonesia, el cultivo de la caña de azúcar, propio de climas cálido-húmedos, también está hoy muy difundido por América central y meridional, donde fue introducida por los primeros colonos españoles en el siglo XVI. Esta planta pertenece a la familia de las gramíneas. Durante unos veinte años, del rizona subterráneo, leñoso y nudoso, se emiten cúlmenes que pueden alcanzar 6 metros de altura y 7 centímetros de circunferencia. Las hojas se disponen alternativamente; en lo alto del tallo, que tiene una corteza espesa y una médula interna jugosa y azucarada, se forma una panocha que corona la planta con un vistoso penacho. Los tallos se corten en el suelo y se llevan luego a las refinerías para ser deshojados y triturados por potentes prensas. El juego se somete entonces a un proceso de depuración y de concentración con diversos tratamientos químicos. El azúcar de contribuye en muy gran medida a la producción mundial de azúcar y su calidad es de un valor indudable. La planta se propaga por reproducción vegetativa: cada nudo que se corta del culmen puede ser plantado y emitir raíces, produciendo otras tantas cañas.

- Las palmeras


Las palmeras también constituyen una familia de monocotiledóneas propias de los climas tropicales y son importantes para la alimentación de las poblaciones indígenas. Son plantas perennes, de tallo arbóreo, erguido o arbustivo, a veces trepador o rastrero, y que en su forma típica poseen una estípite que puede alcanzar 20 metros de altura. En la cima se abre como un abanico una mata de grandes hojas en cuyo centro se encuentran las inflorescencias masculinas y femeninas envueltas por brácteas.

+ El cocotero (Cocos nucifera)


Una palmera de gran importancia económica, que crece en las costas tropicales, es el cocotero (Cocos nucifera): mide 25 metros de altura y tiene hojas pectinadas de hasta 5 metros de longitud. Los frutos, o cocos, pueden alcanzar 20-25 centímetros de diámetro y pesar más de 1,5 kg. Por debajo del fino epicarpo verdoso, el mesocarpo, grueso y fibroso, envuelve al endocarpo duro y leñoso. La parte comestible es la semilla, rica en albúmina oleosa e inmersa en un líquido lechoso y azucarado, de sabor agradable (leche de coco).

- La piña tropical (Ananas sativus)


A la familia de las bromeliáceas (monocotiledóneas) pertenece la piña tropical, originaria de América Central pero que hoy se cultiva en todas las regiones cálidas. Es una planta perenne de hojas persistentes, largas, serradas y dentadas, con los márgenes espinosos. Lo que vulgarmente se llama fruto es en realidad el conjunto de los ovarios carnosos, soldados en un único cuerpo. La piña, de culpa amarilla, perfumada y dulcísima, puede alcanzar varios kilos de peso.

- La platanera (Musa paradisiaca)


Otra especie difundidísima por América Central y Meridional (Antillas, Ecuador, Brasil, etc.) es la platanera (Musa paradisiaca), de la familia de las musáceas, originaria de Extremo Oriente e importada a las zonas tropicales del continente americano donde crece exuberante desde la época de las grandes colonizaciones. Es una planta rizomatosa con un tallo de 3 a 5 metros de altura, resultante de la unión de dos grandes vainas de hojas elípticas, de hasta 4 o 5 metros de longitud, muy frágiles y a veces laceradas por el viento. En el centro de las hojas se desarrolla una inflorescencia, de longitud superior a un metro y de flores amarillas. Cada ovario se transformará después en una baya oblonga, el plátano. En las variedades cultivas, el fruto está desprovisto de semilla y la reproducción tiene lugar por multiplicación vegetativa: después de la cosecha, las plantas se cortan por la base, lo que permite que de las raíces puedan despuntar nuevas yemas.

- La judía (Phaseolus vulgaris)


También es originaria de América tropical y subtropical una de las leguminosas herbáceas más ampliamente cultivadas, la judía (Phaseolus vulgaris). Introducida en Europa durante el siglo XVI, todavía hoy constituye la base de la alimentación de las poblaciones indígenas de aquellas zonas. Es una planta de tallo erguido o flexible (en las formas rastreras); tiene hojas compuestas y ovaladas, y flores cuyo color varía del blanco al rojo. El fruto, también denominado vaina, contiene numerosas semillas de colores distintos según la variedad.

- El cacahuete (Arachis hypogea)


El cacahuete (Arachis hypogea) es originario de Brasil y muy probablemente lo trajeron a Europa los españoles. Hoy se cultiva intensamente en América, en la India, en China y en muchas zonas de Europa meridional y de África. Después de la fecundación, las flores del cacahuete se alargan y se curvan hacia el suelo y el crecimiento continúa hasta que el ovario se entierra a una profundidad de unos 8 centímetros. Los frutos maduran en el subsuelo, de tal modo que la planta procede por sí misma a su diseminación. Las semillas pueden ser consumidas como frutos secos después de un ligero tueste al horno, pero sobre todo se emplean para la extracción de sustancias oleosas.

- El cacao (Theobroma cacao)


Los bosques ecuatoriales de Sudamérica ofrecen un gran número de frutos a sus pobladores, como por ejemplo el cacao (Theobroma cacao), árbol de gran valor económico y originario de las selvas de Amazonia aunque difundido por toda la América tropical, hasta el punto que los aztecas ya utilizaban sus frutos como monedas. Se trata de una planta de la familia de las esterculiáceas que, si bien puede alcanzar los diez metros, se mantiene siempre a menor altura para facilitar la cosecha. Las hojas son grandes, simples y de forma elíptica; las flores, pequeñas, de color rojo y agrupadas, salen directamente del tronco o de las ramas, sin pedúnculo, una particularidad denominada caulifloria que es especialmente frecuente en la flora tropical. La floración es muy abundante (de 5.000 a 12.000 flores por planta y año) pero sólo unas pocas flores llegan a la maduración. A las flores siguen los frutos que cuelgan del tronco bajo la forma de cápsulas gruesas, de hasta 25 centímetros de largo y llenas de una pulpa amarillenta en la que están inmersas las semillas. De las semillas, tostadas y molidas, se obtiene el polvo de cacao, que los antiguos mexicanos ya utilizaban antes de que los europeos llegaran a América.

----------

- Selvas ecuatoriales: artículos en nuestro blog de Biología


+ La selva, el bioma más complejo y diverso del planeta

+ Animales que viven en el suelo en los ecosistemas selváticos

+ Los formidables escaladores de la selva

+ Mimetizar o camuflarse para sobrevivir

+ Anfibios y reptiles en la selva

+ Las variopintas aves de la selva

+ Los primates

+ La riqueza de las selvas tropicales