viernes, 16 de enero de 2015

El reino de los anfibios



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Una diferencia fundamental entre los animales que viven en el agua y los que llevan una vida terrestre viene dada por el modo con el que proceden a la necesaria oxigenación de la sangre, es decir, a la respiración. Los animales acuáticos suelen absorber el oxígeno a través de un aparato branquial o seudotraqueal; los terrestres, mediante un aparato pulmonar o traqueal. En el caso concreto de los vertebrados, la existencia de branquias o de pulmones es la característica que diferencia a los animales que llevan una vida acuática de los que viven en tierra. Existen, no obstante, ciertos vertebrados que, durante un período larval, presentan una organización similar a la de los peces; estos animales llevan una vida exclusivamente acuática y están provistos de branquias durante la primera parte de su vida, mientras que en la fase adulta viven en tierra y respiran por medio de pulmones: son los anfibios (del griego amphibios, "de la doble vida"), que alcanzan el estadio adulto a través de transformaciones profundas y graduales.

Ranas y anfibios

Antiguamente más numerosos, aparecieron sobre la tierra a principios del carbonífero, derivando de los crosopterigios.

- Órdenes vivientes de anfibios


En la actualidad cuentan únicamente con tres órdenes vivientes: los ápodos (literalmente, sin pies); los urudelos (literalmente, con la cola visible), anfibios de patas cortas y anuros (literalmente, sin cola), capaces de desplazarse a saltos.

- Los anuros


El grupo de los anuros tiene las extremidades bien desarrolladas y provistas de patas anteriores generalmente de cuatro dedos, mientras que las posteriores tienen cinco. Los machos de muchos anuros cantan y a menudo su voz se ve reforzada por sacos vocales. Tienen la piel desnuda, desprovista de escamas.

- Los anfibios no inspiran aire, lo degluten


Aunque tienen columna vertebral, los anfibios carecen de caja torácica y por tanto no inspiran aire, sino que lo degluten como si fuera agua. Por alguna extraña razón, los anfibios han excitado desde siempre la fantasía de los hombres que, sobre todo durante la edad media, los rodearon de un halo de leyenda y de misterio, y les atribuyeron capacidades extraordinarias y sobrenaturales.

- La salamandra común (Salamandra salamandra)


La especie más extendida es la salamandra común  (Salamandra salamandra), un urodelo de cabeza aplanada, cuerpo grueso y algo aplanado, de unos 20 centímetros de longitud; la cola es tan larga como el tronco; la piel es de un negro muy brillante con marcas irregulares de color amarillo o anaranjado encendidos, y tiene abundantes glándulas nudosas y redondeadas. Sólo se desplaza de noche, o cuando llueve después de una prolongada sequía, para dar caza a las lombrices, moluscos, insectos y otros artrópodos que devora ávidamente.

La salamandra común vive en gran parte de Europa (aunque no en Gran Bretaña, Rusia y Escandinavia), en zonas boscosas, preferentemente en regiones de colinas y montañas; en la península Ibérica está difundida de forma casi continua por Portugal y todo el norte de España, pero en cambio está casi por completo ausente de la mitad oriental, excepto en Cataluña y gran parte del sur de Andalucía.

La reproducción tiene lugar durante todo el año, excepto en invierno; las hembras acuden al agua y "paren" unas larvas. Transcurridos unos cuatro meses, las larvas pierden las branquias y la membrana natatoria y terminan su metamorfosis para adquirir las características del animal adulto.

- Los tritones del género Triturus


Los tritones del género Triturus cuentan en la península Ibérica con numerosas especies.

+ El tritón alpino (Triturus alpetris)


El tritón alpino (Triturus alpetris), por un lado, que sólo se encuentra en la franja cantábrica y en algunos puntos aislados de Castilla-León.

+ El tritón ibérico (Triturus boscai)


El tritón ibérico (Triturus boscai), especie endémica de la península Ibérica.

+ El tritón palmeado (Triturus helveticus)


El tritón palmeado (Triturus helveticus) ocupa gran parte de Europa occidental, Portugal y el noroeste de España.

+ El tritón jaspeado (Triturus marmoratus)


El tritón jaspeado (Triturus marmoratus) es la especie más vistosa de nuestra fauna; contrariamente a otros tritones, el vientre del jaspeado es de color negro, gris o pardusco, a veces salpicado de múltiples puntos blancos; completan el cuadro la alta cresta dorsal de los machos cuando acuden al agua para reproducirse.

Este tritón está bastante difundido por la península Ibérica y sólo está ausente de las regiones más secas.

+ El tritón pirenaico (Euproctus asper)


Otra especie endémica de los Pirineos es el tritón pirenaico (Euproctus asper) que, contrariamente a otros urodelos, no suele abandonar los arroyos, zonas planas de lagos y encharcamientos temporales de aguas limpias y oxigenadas de montaña donde también se desarrollan sus larvas.

+ El gallipato (Pleurodeles waltli)


El gallipato (Pleurodeles waltli) es un tritón de gran tamaño que, con su longitud total de treinta centímetros, es el mayor representante europeo de los urodelos después del despigmentado ("albino") y cavernícola proteo (Proteus anguinus) de Italia nororiental y la ex Yugoslavia.

Como el tritón pirenaico, el gallipato tiene la piel áspera pero presenta una coloración más clara, amarillo pardusca, gris u olivácea, con manchas más oscuras; por lo demás, esta especie vive en las zonas llanas y su área de distribución abarca sólo una parte de Marruecos y la península Ibérica a excepción del norte y el nordeste.

- La salamandra rabilarga (Chioglossa lusitanica)


Otro notable endemismo ibérico es la salamandra rabilarga (Chioglossa lusitanica), una especie muy amenazada por la destrucción de su hábitat, que sólo vive en Asturias, Galicia y norte de Portugal.

Esta singular especie vive cerca de arroyos limpios y ricos en oxígeno de las montañas no muy altas.

- Los anuros y sus especies en nuestra fauna


En cuanto a los anuros, nuestra fauna comprende las siguientes especies, además de las ranas verdaderas: tres especies de sapos parteros (género Alytes), una de ellas característica de la península Ibérica y otra endémica de una zona muy pequeña de Mallorca; dos especies de sapillos pintojos, el ibérico (discoglossus pictus) y el mediterráneo (D. pictus); el saco de espuelas (Pelobates cultripes); el sapillo moteado (Pelodytes punctatus); tres especies de sapos, el común (Bufo bufo), el corredor (B. calamita), propio de hábitats secos, y el verde (B. viridis) que, si bien ocupa gran parte de Eurasia, en España sólo se encuentra en las Baleares; la ranita de San Antonio (Hyla arborea), propia de la Iberia húmeda, y la ranita meridional (Hyla meriodionalis), que sustituye a la primera en el nordeste, sur y sudoeste de la península y también en Baleares.

- Los sapos parteros


Los sapos parteros reciben este nombre por la curiosa costumbre que tienen los machos de llevar los huevos a cuestas hasta la eclosión de las larvas, momento en que acuden a aguas poco profundas; otra característica de estos anuros es su canto agudo y melodioso.

- Los sapillos moteados


Los sapillos moteados se caracterizan por sus colores llamativos y por su aspecto grácil que les asemeja a las verdaderas ranas.

Los sapillos moteados tienen, como los pintados, un aspecto grácil y, en algunos casos, una coloración verde intensa que acentúa su parecido con las ranas.

- El sapo de espuelas


El sapo de espuelas recibe este nombre por las "espuelas" o tubérculos que poseen las patas posteriores y que le sirven para excavar en los suelos blandos y relativamente secos los huecos en los que viven durante el día.

- El aspecto característico de los sapos


Los sapos, especialmente el común, son bien conocidos por su aspecto rechoncho y por su piel muy verrugosa; contrariamente a otros anfibios, viven a menudo alejados del agua, incluso cuando hibernan; sólo acuden al agua cuando se reproducen y, en el caso del sapo común, casi siempre buscan para hacerlo las aguas en las que vivieron cuando eran renacuajos.

- Las ranitas de San Antonio y meridional


Las ranitas de San Antonio y meridional se distinguen de otros anuros europeos por tener los dedos ensanchados en forma de discos adhesivos, característica que les permite trepar por los árboles y otras formas de vegetación.

- Las ranas verdaderas y su representación en la península Ibérica


Las ranas verdaderas, por su parte, están representadas en la península Ibérica por la rana bermeja (Rana temporaria), propia de toda la franja norte; la rana ágil (Rana dalmatina) que sólo se encuentra en el NO de los Pirineos, la rana patilarga (Rana iberica), endémica del NO de la península, y la ubicua rana verde ibérica (Rana perezi), especie exclusiva de la fauna española y del sur de Francia.

----------

- Zonas húmedas: artículos en nuestro blog de Biología


+ Entre estanques y marjales

+ Los estanques: concepto y clasificación

+ Marjales y cenagales

+ Los protozoos de las aguas estancadas

+ Los rotíferos: animales poco conocidos

+ Aves migratorias, humedales y grandes aves sedentarias en las zonas húmedas