domingo, 5 de octubre de 2014

El ornitorrinco, un mamífero con pico de ave



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Son unas diecisiete las familias de mamíferos que, si bien no son típicamente acuáticas como las ballenas, las orcas, cachalotes y delfines, las manatíes, los leones marinos o las focas, viven habitualmente en aguas dulces: miembros de estas familias son el ornitorrinco, los castores, la rata almizclera, las nutrias y algunas musarañas (en la península Ibérica, el desmán de los Pirineos y los musgaños acuáticos).

El curioso mamifero ornitorrinco

- El ornitorrinco, perteneciente al orden de los monotremas, mamíferos singulares


El ornitorrinco pertenece al orden de los monotremas, mamíferos muy singulares.

Los monotremas, en efecto, son una suerte de nexo de unión entre la clase de los mamíferos y la de las aves y los reptiles, con los que tienen algunos caracteres en común (aunque su primitivismo no está nada claro, ya que los equidnas poseen un cerebro bastante desarrollado, lo que parece invalidar su pretendida relación con los reptiles). Aunque amamantan a su prole, ponen huevos pequeños, de cáscara membranosa, similares a los de los reptiles. También como estos últimos, tienen una temperatura corporal que puede oscilar varios grados, concretamente desde 22 hasta 36 ºC, según la hora del día, la estación y la temperatura ambiental. Aunque no son realmente poiquilotermos como los peces, los anfibios y los reptiles, tampoco son completamente homeotermos como los demás mamíferos y las aves.

- Singulares de los monotremas


Esta serie de singularidades no acaba ahí: los monotremas, desdentados cuando son adultos, están provistos de dientes en los períodos embrionario y juvenil; como los condictios o "peces" cartilaginosos (tiburones y rayas), algunos monotremas (esta particularidad se ha descubierto en los ornitorrincos pero es posible que también exista en los equidnas) encuentran su alimento por electrodetección, es decir, que lo detectan gracias a la emisión de señales eléctricas, y además, están entre los pocos mamíferos venenosos, ya que los machos tienen en las patas posteriores un espolón conectado a una glándula venenosa.

- Origen del término "monotremas"


El nombre de monotremas (término que deriva del griego monos, único y threma, orificio) alude al hecho, absolutamente único entre los mamíferos, de que su intestino y sus órganos urogenitales desembocan al exterior por un conducto único, la denominada cloaca, rasgo que también comparten con aves y reptiles. Los únicos monotremas son el ornitorrinco, que vive exclusivamente en Australia y las dos especies de equidnas que se distribuyen por Nueva Guinea, Australia y Tasmania.

- Morfología o características de los ornitorrincos


El ornitorrinco (Ornithorhynchus anatinus) se parece a un topo no sólo por la forma y las dimensiones corporales -hasta unos 60 cm, rechoncho, con patas cortas y recubierto con una piel apretada y fina de color pardorrojizo- sino también por sus ojos puntiformes, por la ausencia de pabellones auriculares y por la forma de la cabeza. El ornitorrinco está provisto de un extraño pico, largo y aplanado, similar al de un pato (el nombre ornitorrinco significa: "con el pico similar al de un ave"), no recubierto por un estuche córneo sino por una piel suave y delicada. La cola, larga y aplanada, es similar a la de los castores.

- Hábitat del ornitorrinco


Nadador habilísimo, el ornitorrinco vive en la proximidad de los cursos de agua, lagos y estanques. En las orillas fangosas busca pequeños animales, dispuesto a sumergirse totalmente si algún peligro le amenaza. Sirviéndose de sus patas robustas, excava su profunda madriguera entre la vegetación de la orilla; la hembra prepara una especie de nido aislado en el que pone sus pequeños huevos blandos (dos o tres) que luego incuba durante unos dos semanas. Cuando nacen, las crías están en una fase de desarrollo muy atrasada; con poco más de 2 cm de longitud, son amamantadas por la madre durante seis a siete semanas.

- El equidna de hocico recto australiano


Bien distinto por su morfología, comportamiento y hábitat es el equidna de hocico recto australiano (Tachyglossus aculeatus), que recuerda a un erizo por su revestimiento de pelos y de espinas rígidas. De unos 40 cm de longitud, el equidna de hocico recto tiene una cabeza pequeña que termina en un hocico tubular similar al pico de un ave. Para procurarse el alimento, excava en busca de larvas, hormigas, termes y lombrices; apenas descubre a una presa, extrae su lengua delgada para retirarla de su escondrijo. A diferencia del ornitorrinco, que habita en aguas dulces, los equidnas prefieren los lugares con vegetación baja, o las zonas boscosas, donde son especialmente activos durante la noche.

La hembra del equidna pare una o dos crías, que incuba en una bolsa ventral en la que desembocan las glándulas mamarias; ocho semanas después del nacimiento, desaparece cuando las crías ya pueden valerse por sí mismas.

----------

- Las aguas terrestres: artículos en nuestro blog de Biología


+ El ciclo del agua

+ Vivir en agua dulce

+ Las plantas acuáticas

+ Los peces de agua dulce

+ Cocodrilos, aligátores y tortugas

+ Hipopótamo y cetáceos, paralalelismos insospechados

+ El castor, arquitecto escrupuloso

+ La nutria pescadora