sábado, 15 de febrero de 2014

La tenia o solitaria



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

La tenia (Tenia solium) o solitaria es, sin duda alguna, el más importante de los parásitos intestinales. Se trata de un gusano de grandes dimensiones (puede alcanzar varios metros de longitud), con el cuerpo plano, blando y alargado.

Tenia
Escólex (cabeza) de una tenia o solitaria.

- Tenia: parásito por partida doble


La tenia vive, sucesivamente, en dos huéspedes: el gusano y el hombre. El primero se infesta engullendo los huevos, que se abren en el estómago del animal y liberan las larvas (llamadas hexacanto porque están provistas de seis ganchos cada una), las cuales perforan la pared del estómago y, a través de la corriente sanguínea, alcanzan los tejidos musculares, donde se enquistan y pasan a continuación al estado de cisticercos.

+ Fase de desarrollo completo del gusano


Si el hombre ingiere carne poco cocida de un animal infestado, el quiste se disuelve en los jugos gástricos y libera al gusano, que inicia su fase de desarrollo completo. Se aloja en el intestino y allí empieza a crecer longitudinalmente. De su cabeza, llamada escólex, del tamaño de la cabeza de un alfiler, se desprenden uno por uno los segmentos o anillos (denominados proglotis), que vienen a constituir una colonia lineal de individuos hermafroditas. Los proglotis más antiguos, es decir, los más grandes y más alejados del escólex, contienen una enorme cantidad de huevos, que poco a poco se separan del cuerpo del gusano y son expulsados al exterior junto con las heces. A continuación son ingeridos por el ganado, junto con la hierba, y dan comienzo a un nuevo ciclo.

- Otros parásitos del hombre y las consecuencias de tratar de exterminarlos


Hay otros parásitos que habitan en el cuerpo del hombre, aunque la mayoría de ellos son bastante menos peligrosos que la tenia para la salud. La lucha para exterminarlos suele comportar consecuencias negativas para el medio ambiente y para el hombre. Así sucede, por ejemplo, con los insecticidas y los anticriptogámicos, sustancias químicas venenosas que el hombre utiliza para liberarse de los parásitos y los insectos nocivos que pueblan los campos. Una parte de tales sustancias pasa a los arroyos, a los ríos y al mar, donde entra a formar parte de la cadena alimentaria de los ecosistemas marinos. Y otra parte, en cambio, es reabsorbida por los vegetales, que la transmiten a los herbívoros y de éstos a los carnívoros.

----------

- El planeta vivo: artículos en nuestro blog de Biología


+ La biosfera, reino de los seres vivos

+ Vegetación, naturaleza del suelo y clima en las plantas

+ Biomas del mundo: terrestres, marítimos y de agua dulce

+ La tundra

+ El bosque boreal

+ La maquia mediterránea

+ La pradera, la estepa y la sabana

+ La selva ecuatorial y el desierto

+ Relaciones entre seres vivos: simbiosis, parasitismo y competencia

+ Agredir para defenderse

+ ¿Qué es la ecología?

+ El ecosistema: relaciones entre los seres vivos y el medio ambiente

+ La fotosíntesis o función clorofílica

+ Olivo y vid, plantas mediterráneas

+ Cuando el equilibrio del ecosistema se rompe

+ Frutos dulces y perfumados

+ Los parásitos, molestos compañeros de viaje