sábado, 11 de enero de 2014

La evolución humana



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Mamíferos semejantes a las musarañas se habían transformado en primates inferiores, que a su vez evolucionaron hacia los primates superiores.

Un grupo de estos últimos, los monos del Viejo Mundo, fueron los antepasados de los hominoides, entre los cuales se encuentran los homínidos. Éstos últimos son los seres humanos actuales y los ancestros de éstos, ya que el ser humano es el único miembro que queda vivo; todos los demás sólo pueden ser analizados desde los fósiles que han dejado.

Evolucion humana

La evolución desde el mono del Viejo Mundo hasta el ser humano pasó por varias etapas. Los recursos que ofrecían los árboles y, en general, la selva se estaban agotando, lo que obligó a un grupo de esos monos a abandonarla, a dirigirse hacia las grandes llanuras. En un primer momento andarían como los chimpancés, sobre los nudillos de las manos de las extremidades anteriores pero, lentamente, fueron adoptando una postura más erguida hasta que estas extremidades quedaron libres. De esta forma comenzaron a andar sólo sobre dos piernas, es el bipedismo, una de las características única de los seres humanos.

La consecuencia más importante que conlleva la aparición del bipedismo es que las manos quedan libres para utilizar piedras o cualquier utensilio que le sirva para sobrevivir. En el desarrollo evolutivo también aumenta la capacidad craneana al aumentar el volumen del cerebro, quizás por el estímulo de la posibilidad de utilizar las manos. Se desarrolla un lenguaje, al principio muy primitivo, pero que permitía cierta comunicación o intercambio de información. El número de seres humanos comienza a sufrir un crecimiento de forma exponencial gracias a la posibilidad de crear y utilizar herramientas.

Para Schultz el bipedismo, el aumento de capacidad craneana, la aparición del lenguaje y el crecimiento de la población humana son, junto con un desarrollo pos-embrionario largo, los cambios que tuvieron que sufrir nuestros antepasados en el proceso que les condujo a nosotros, el proceso de hominización.

Por las pruebas fósiles que disponemos en la actualidad, nuestra evolución más directa parece haber comenzado hace más de 4 millones de años en el África oriental, con el homínido fósil más antiguo encontrado, el Ardipithecus ramidus. Vivía todavía en la selva y prácticamente todas sus características le relacionan con los chimpancés, a excepción de una, sus caninos se acortan, algo sólo propio de los humanos. Se desconoce si eran bípedos, pero lo cierto es que el hombre actual desciende de esta especie o de una muy semejante.

El siguiente homínido en aparecer es el Australopithecus anamensis del cual ya se puede asegurar que era bípedo. Se alimentaba de frutos secos y demás vegetales. En la actualidad se piensa que era antepasado nuestro que se desarrolló en Kenia hace 4 millones de años.

Tras ello, hace 3 a 4 millones de años aparecieron en Tanzania y Etiopía los Australopithecus afarensis. También tenían una alimentación basada en los vegetales, eran bípedos y de pequeño tamaño. A ellos pertenece el famoso esqueleto femenino llamado "Lucy" que apenas alcanzaba los 90 cm.

Otros Australopithecus fósiles han ido apareciendo, como el Australopithecus africanus, y siempre llevan a la misma duda a los paleoantropólogos, ¿son nuestros antepasados, o especies muy cercanas a antepasados nuestros que todavía no hemos encontrado, y quizás nunca encontremos? Aunque como indica Juan Luis Arsuaga, que ha sido codirector del Proyecto Atapuerca, "no es tan importante que el Australopithecus afarensis se sitúe en la línea evolutiva con nosotros", como saber que "podemos estar razonablemente seguros de que tenemos un antepasado como el Australopithecus afarensis".

Pero es importante destacar que los Australopithecus ya no se pueden considerar monos, no sólo por la reducción de los caninos, sino porque también se acorta la mandíbula inferior, por su carácter bípedo y el desarrollo del hueso frontal.

Hace dos millones y medio de años aparece el primer homo, género que engloba al ser humano actual y que desciende de los Australopithecus. Es el Homo habilis.

Parece ser el primer homínido que no es tan dependiente de los bosques, comienza así la exploración de nuevos hábitats. Seguían presentando un tamaño corporal reducido, pero su cráneo aumentó.

Se desconoce a partir de qué especie de Australopithecus evolucionó. Así, hay paleoantropólogos que defienden que el Homo habilis desciende del Australopithecus africanus, mientras que otros dicen que son dos líneas evolutivas distintas que surgieron a partir de un Australopithecus común.

Lo cierto es que del Homo habilis surgió una nueva especie, el Homo erectus. Aparece hace un millón y medio de años en África, pero emigró hacia Europa y Asia, donde terminó por extinguirse hace unos 200.000 años. Su cráneo era mayor, el mentón más pronunciado le hacía más "humano", sin embargo todavía presentaba grandes bordes supraorbitales típicas de los monos del Viejo Mundo. Su importancia radica en que ya conoce el fuego y la caza.

En la actualidad, en la Sierra de Atapuerca (Burgos) se han localizado varios yacimientos con una gran variedad de fósiles. Su importancia radica en que se han encontrado los fósiles más antiguos de Europa y, lo que es más importante, una nueva especie. Sus descubridores la han denominado Homo antecesor, probablemente los primeros pobladores europeos. Con una antigüedad de 800.000 años, parece ser la especie a partir de la cual se originó el hombre de Neardental y el hombre de Cro-Magnon; ambos, subespecies de Homo Sapiens (nuestro ser humano). El Homo antecesor quizás descienda del Homo erectus que había emigrado.

El hombre de Neardental aparece en Europa hace 200.000 años, para extinguirse hace 27.000. Es un hombre muy primitivo, todavía con bordes supraorbitales muy prominentes. De estatura pequeña y muy fuerte, su extinción es todo un misterio. Existen teorías que indican que no soportaron la última glaciación, otros comentan que fueron "derrotados" por los hombres de Cro-Magnon en una lucha por la supervivencia y, finalmente, existen opiniones que defienden la posibilidad del cruce entre los hombres de Neardental y otras especies, desapareciendo sus caracteres más visibles.

Los hombres de Cro-Magnon son la única especie que representa a los seres humanos; es el hombre moderno. Aparece hace 35.000 años.

Engloba varias razas, fósiles y modernas. Los primeros son los autores de las pinturas rupestres de Altamira; los últimos, son las razas que existen en la actualidad y que extinguieron a las anteriores.

Hay dos teorías que intentan explicar el origen del hombre moderno. Por un lado, la teoría africana defiende un origen africano, tras el cual vendría una emigración hacia Europa y Asia, desplazando a los pobladores de aquellas regiones. Pero, por otro lado, la teoría multirregional sostiene que el hombre moderno aparece al mismo tiempo en África, Asia y Europa, a partir del Homo erectus que habitase esas áreas.

Fuente de la imagen: Naukas