miércoles, 15 de enero de 2014

Clasificación de los lípidos: céridos, estólidos, estéridos y esteroides, glicéridos, fosfolípidos y glucolípidos



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Los lípidos son sustancias muy heterogéneas, se denominan lípidos porque son insolubles en agua y solubles en disolventes orgánicos. Se dice que son o forman macromoléculas porque tienden a agruparse entre sí, vía enlaces no covalentes.

Lipidos
Cuando pensamos en lípidos el ejemplo que se nos viene a la cabeza es un clásico como la mantequilla.

Los lípidos desempeñan un conjunto de funciones muy variadas: reservorios de energía, elementos estructurales como los lípidos de membrana, vitaminas para formar coenzimas y hormonas como las estereoideas.

- Clasificación de los lípidos


De acuerdo con la estructura de la molécula se pueden clasificar en lípidos simples (solo contiene C, H y O) o en lípidos complejos (además tienen N, P, S o/y algún azúcar). Entre los primeros se encuentran los céridos, estólidos, estéridos y glicéridos. Los complejos son más heterogéneos pero se podrían abarcar en dos grandes grupos, los fosfolípidos y los glucolípidos.

Acido graso
Ácido graso saturado.

Los lípidos utilizados como fuente de energía están compuestos por ácidos grasos.

Existen dos tipos de ácidos grasos: saturados si sólo presentan enlaces sencillos, insaturados cuando presentan dobles o triples enlaces.

Las propiedades de los ácidos grasos dependen del número de átomos de carbono que tienen en su cadena y de las insaturaciones. Así, serán más insolubles en agua cuanto más larga sea la cadena. Los puntos de fusión y ebullición también aumentan con el número de átomos de carbono. De ahí que los de cadena larga sean sólidos a temperatura ambiente, y los de cadena corta líquidos a la misma temperatura.

En los ácidos grasos saturados su cadena es muy flexible, con libre rotación, mientras que las insaturaciones producen una tensión, rigidez en la cadena. Esta característica juega un papel vital en la formación de las membranas celulares. Así, la presencia de dobles enlaces en la membrana impide un empaquetamiento excesivo de los ácidos grados, dando una mayor fluidez a la estructura global.

- Lípidos simples


+ Céridos


Los céridos son ceras de origen animal o vegetal. Son sólidos y no pueden ser metabolizados por animales superiores incluido el hombre. Su función principal es la de revestir estructuras, protegiéndolas e impermeabilizándolas. Hojas, plumas, pelo o piel se benefician de sus propiedades. En el caso de las hojas también evita una fuerte evaporación del agua.

Ceridos
Las hojas de las plantas se benefician de los céridos para evitar la evaporación del agua.

+ Estólidos


Los estólidos son ceras naturales de origen vegetal. Son muy resistentes, poco solubles y no son metabolizables. De función semejante a los céridos.

+ Estéridos y esteroides


Los estéridos y esteroides no se parecen a otros lípidos a nivel estructural, sin embargo se encuentran agrupados junto a ellos por ser también insolubles en agua. Derivan de una molécula de cuatro anillos. La famosa molécula de colesterol es un representante de la familia esterol, es decir, presenta un grupo alcohol en ese tetraciclo. Cuando ese grupo OH se encuentra esterificado con un ácido graso recibe el nombre de estérido o éster de colesterol.

El colesterol como el resto de esteroles desempeña funciones estructurales. Es el más representativo de las células animales y uno de los componentes mayoritarios de las membranas plasmáticas celulares. Aunque en Citología se analizará con más detalle los componentes de las membranas celulares, la presencia del colesterol juega un papel vital. Se sabe que regula la fluidez de las membranas celulares. Así, la presencia de sus anillos va a impedir el excesivo empaquetamiento de las cadenas de los ácidos grasos a una determinada temperatura, otorgando fluidez a la membrana. Mientras que cuando la temperatura asciende es capaz de restringir. Este efecto cruzado debe su razón a la propia estructura de sus anillos.

Pero su función es meramente estructural. El colesterol es un precursor clave en el metabolismo de los organismos. Así, a partir del colesterol se obtienen los ácidos biliares o las hormonas sexuales.

+ Glicéridos


Los glicéridos son ésteres de glicerol (glicerina) y ácidos grasos. Son los lípidos más abundantes de la naturaleza. Hay tres posibles posiciones de esterificación, pero no tienen por qué darse las tres. En función de cuantas esterificaciones hay sufrido la molécula de glicerina tendremos: monoacilglicérido, diacilglicérido y triacilglicérido, si se produjo una, dos y tres esterificaciones.

Los triacilglicéridos se encuentran principalmente en el hígado y también en el intestino, pero de forma fundamental en el tejido adiposo. Representan el combustible ideal si se compara con el glucógeno o el almidón. Al encontrarse más reducida su oxidación proporciona más energía. Además, al no encontrarse hidratado se reduce el peso con respecto a unas reservas absolutas de glucógeno. Por ejemplo, los animales hibernantes almacenan grandes cantidades de triacilglicéridos para obtener energía durante el período de hibernación.

Gliceridos
Los osos polares almacenan triacilglicéridos para obtener energía contra las bajas temperaturas.

- Lípidos complejos


+ Fosfolípidos


Los fosfolípidos no tienen función de reserva; son componentes de las membranas biológicas. Son tan importantes que no se conoce defecto genético alguno, de lo que se deduce que de existir sería letal.

Entre los fosfolípidos cabe mencionar la fosfatidilcolina, también llamada lecitina, utilizada como solubilizante o aditivo, así ocurre en el caso del cacao.

Fosfolipidos
Un fosfolípido, la leicina, es utilizada en el caso del cacao.

+ Glucolípidos


Bajo el nombre de glucolípidos se agrupan una serie de moléculas derivadas de la esfingosina, como son los cerebrósidos, uno de los constituyentes de la sustancia blanca del cerebro, o los gangliósidos.