viernes, 13 de septiembre de 2013

Las kilocalorías



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

La base científica para determinar la cantidad diaria de alimento necesaria supone un estudio de las condiciones en que tiene lugar el balance material y un cálculo de las pérdidas y de las sustancias necesarias para reequilibrar la situación.

Kilocalorias y biologia

Según su naturaleza y su constitución, cada organismo se deshace constantemente de las sustancias de desecho a través de determinados aparatos. En muchos animales y en el hombre este proceso es llevado a cabo en parte por los pulmones, que eliminan los desechos gaseosos (anhídrido carbónico); en parte por la piel (por medio del sudor), y en parte por los riñones (a través de la orina) y el intestino (las heces). Los animales, además, deben regular la temperatura corporal en un medio cuya temperatura, salvo raras excepciones, es distinta a la del individuo, así como desarrollar determinadas actividades externas (movimiento y, por lo menos en el hombre, trabajo intelectual). Si tomamos como ejemplo un hombre de peso medio (alrededor de 70 kg), se observa que pierde entre 2.300 y 2.600 gramos de agua al día a través de la piel, los pulmones, los riñones y el intestino; 470 litros de anhídrido carbónico, en gran parte a través de los pulmones; entre 250 y 270 gramos de carbono emitido con las heces; entre 5 y 20 gramos de nitrógeno, y entre 20 y 30 gramos de sales, entre las que se encuentra el cloruro de socio (la sal común de cocina).

- La kilocaloría y el poder calórico


Para poder evaluar cuantitatimente el valor energético de los distintos tipos de alimentos se utiliza como unidad de medida la kilocaloría (Kcal), que en física expresa la cantidad de calor necesaria para elevar un grado la temperatura de un litro de agua. El poder calórico, es decir la cantidad de calor desarrollado al quemar la unidad de peso de una sustancia, se mide en calorías mediante un instrumento denominado calorímetro. Determinando el poder calórico de los alimentos y estableciendo la cantidad de calorías que el organismo precisa en 24 horas, se podrá establecer la ingesta diaria de alimentos expresada en calorías.

- Las necesidades diarias de kilocalorías, según el fisiólogo italiano Filippo Bottazzi


No fue sencillo determinar el número de calorías necesarias para cada individuo en las diferentes condiciones de edad, ambiente y trabajo. El punto de partida asumido fue el metabolismo basal, es decir el valor mínimo del metabolismo en un individuo en absoluto estado de reposo (por metabolismo se entiende el conjunto de reacciones químicas que se dan en el organismo), por ejemplo en la cama, en ayunas durante 18 horas, con los músculos completamente relajados y a una temperatura ambiente constante. Partiendo de este estado, y pasando a situaciones paulatinamente diferentes, el fisiólogo italiano Filippo Bottazzi formuló el siguiente cuadro orientativo sobre las necesidades diarias de kilocalorías de un ser humano de 70 kg:

+ Actividad - Calorías


En reposo absoluto (ayuno-sueño) - 1.680 calorías.

En ayunas-reposo-vigilia - 2.000 calorías.

Reposo, vigilia ración normal - 2.400 calorías.

Trabajo moderado - 3.000 calorías.

Trabajo medio - 3.600 calorías.

Trabajo pesado - 4.200 calorías.

Trabajo muy pesado - 4.800 calorías.

- El equilibrio en la dieta: esencial


Tal y como se ha mencionado, este total de calorías se obtiene de diversos alimentos, con diferentes composiciones químicas (proteínas, lípidos y glúcidos), adecuadamente repartidos para obtener una dieta equilibrada. Para elaborar las tablas dietéticas es preciso, por tanto, conocer el valor en calorías de cada uno de los alimentos.

----------

- Alimentarse para vivir: artículos del blog


+ ¿Qué es la alimentación?

+ Clasificación de los alimentos

+ Una dieta equilibrada

+ Herbívoros, carnívoros y otros

+ La digestión propiamente dicha en los animales

+ La cavidad oral o primera parte del tubo digestivo

+ El esófago y el estómago

+ El intestino

+ Glándulas del cuerpo humano: el hígado y el páncreas

+ Las fases finales de la digestión y la absorción