martes, 13 de noviembre de 2012

Manipulación del ADN



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

En un lapso de tiempo sorprendentemente corto, el descubrimiento del ADN ha hecho posible comprender los mecanismos de la expresión de los genes que regula el ciclo vital de cualquier célula individual y, en consecuencia, de los organismos integrados por las células. La disciplina que estudia este aspecto de la biología se llama "biología molecular".

Manipulacion del ADN en biologia molecular

- Progresos en la biología molecular


Los progresos de la biología molecular han permitido aislar, analizar y manipular la molécula de ADN, creando una tecnología que, en nuestros días, ha supuesto una revolución en todos los campos de la biología experimental, de la biología celular a la bioquímica, pasando por la genética y la fisiología. En el terreno de la industria farmacéutica, por ejemplo, el empleo de estas nuevas tecnologías ha revolucionado literalmente la producción, haciendo posible la síntesis de fármacos, del tipo de los antibióticos o de las vacunas, cada vez más sofisticados. En el campo de la medicina, los conocimientos proporcionados por la biología molecular han permitido identificar enfermedades para las que, hasta hace poco, el diagnóstico era impensable. Las técnicas del ADN recombinante poseen también, en la actualidad, una gran importancia en el sector de la agricultura y la zootecnia, colaborando a mejorar la calidad de los alimentos.

- La preocupación por la seguridad de los experimentos referentes a la clonación génica


En 1971 la comunidad científica empezó a preocuparse por la seguridad de los experimentos de clonación génica. La preocupación surgió porque los primeros experimentos de esta clase estuvieron relacionados con la clonación de genomas con ADN procedente de virus tumorales en células de Escherichia coli, una bacteria muy abundante en el intestino humano. Se temía que la E. coli manipulada en laboratorio e infectada con virus tumorales pudiera transmitirse al hombre, provocando el cáncer. En 1974 la revista estadounidense Science se dirigió a todos los científicos que trabajaban con ADN recombinante, invitándolos a suspender sus experimentos hasta que se hubiese determinado qué riesgos comportaba, para el hombre y el medio ambiente, este tipo de experimentación.

- Establecimiento de normas de control de experimentos de clonación del ADN


Con este motivo, en 1975 un grupo de biólogos moleculares de fama internacional celebró un encuentro en Asilomar, California, donde acordó el establecimiento de normas para controlar los experimentos de clonación del ADN para los que no se conociera el grado de peligrosidad. Una de esas normas estableció que la clonación del ADN únicamente se realizaría en bacterias previamente convertidas en genéticamente inocuas, es decir, tales que su crecimiento óptimo sólo pudiera producirse in vitro y que fueran, por consiguiente, incapaces de infectar al hombre o a otros animales. Un año más tarde estas propuestas fueron aprobadas por el gobierno de los EUA y hechas públicas por el Comité Consultivo para el ADN recombinante (RAC), del que también forman parte miembros que no pertenecen al ámbito científico, por ejemplo juristas. En Europa existe un comité de control análogo al estadounidense, con sede en el Reino Unido y llamado Grupo Consultivo para la Manipulación Genética (GMGA). Con el transcurso del tiempo se acumularon cada vez más datos que ponían de manifiesto el bajo riesgo de la experimentación con ADN recombinante, por lo que la técnica de manipulación del ADN y del ARN se ha hecho muy común. De hecho, estas técnicas instrumentales han dado origen a un nuevo tipo de industria, la biotecnología, que se ocupa de la producción de vacunas y de fármacos cada vez más refinados.

La comunidad internacional integrada por todos cuantos trabajan en el campo de la biología molecular ha establecido una regla inderogable: cualquier manipulación genética de células humanas ha de tener como único objetivo la identificación de enfermedades originadas en anomalías genéticas, y ha de realizarse solamente con células somáticas, es decir, con las células que integran el cuerpo de un individuo y que no se transmiten a su descendencia. La bioética prohíbe cualquier intervención en las células germinales, cuyo patrimonio genético se transmite a los hijos.

----------

- Otros artículos sobre manipulación del ADN


+ ADN recombinante y enzimas de restricción

+ Los vectores de clonación

+ Clonación del ADN

+ Genes que producen el cáncer

+ Los ratones transgénicos

+ Biotecnologías

+ El ADN recombinante y el sida

+ La terapia génica