martes, 6 de noviembre de 2012

Las Células



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Las células son las unidades funcionales y estructurales de todos los organismos vivos, y constituyen por tanto la unidad biológica fundamental. En ellas se desarrollan todas las reacciones bioquímicas que forman parte del metabolismo basal y que permiten la supervivencia. Existen distintos tipos de células, que difieren en forma, tamaño, y función especializada.

Celula

Hay organismos, denominados unicelulares, constituidos por una sola célula; otros están formados por unas pocas células, como algunas algas, mientras que el cuerpo humano contiene 100 billones de células. En los organismos multicelulares, como los vertebrados o las plantas, células muy especializadas y del mismo tipo forman un tejido o un órgano. Así tenemos células musculares, con una forma filamentosa, adecuadas para generar la contracción del músculo; células nerviosas (neuronas), dotadas de largas prolongaciones capaces de transmitir impulsos eléctricos en el cerebro; o glóbulos rojos, de forma redondeada y bicóncava, especializados en el intercambio y transporte de gases (oxígeno y anhídrido carbónico) en la sangre.

A pesar de las diferencias externas, los diversos tipos de células poseen idénticas características estructurales. Cada célula, en efecto, está delimitada por una membrana lipídica que la separa del medio externo. Todo lo que se encuentra dentro de la membrana celular de denomina medio intracelular, y constituye un compartimiento autónomo e independiente, aislado del medio externo, denominado extracelular, que lo rodea. La membrana celular, llamada citoplasmática o plasmática, es una estructura semipermeable, es decir que puede ser atravesada sólo por algunas sustancias: la membrana permite el paso de los elementos necesarios para la nutrición de la célula e impide la salida de las sustancias útiles. En el interior de la membrana celular se encuentra el citoplasma, en el que se producen todas las reacciones bioquímicas catalizadas por las enzimas del metabolismo celular. En el citoplasma las células transforman las sustancias químicas en la energía necesaria para desarrollar sus funciones, como la reparación de las partes dañadas, la movilidad (movimiento celular) o la contracción.

Otra característica de todas las células es la presencia en el citoplasma de orgánulos celulares como los ribosomas, que participan en la síntesis de las proteínas y del núcleo, y de un cuerpo celular donde reside el material genético, el ADN.

Todas las células poseen la característica de una pequeñez extrema: no son visibles a simple vista y para observarlas es necesario un microscopio. La unidad de medida utilizada para las células es el micrómetro, que representa la millonésima parte de un metro. Existen células pequeñas, que miden apenas 2 micras (como algunas bacterias, por ejemplo), y células mucho más grandes, como las de los mamíferos, que miden más de 20 micras.