viernes, 26 de octubre de 2012

Los Carbohidratos



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Los carbohidratos, que son la fuente primaria de energía para todos los organismos, constituyen otra categoría de macromoléculas producidas por las células. El nombre deriva de su fórmula general, en la que el carbono, el hidrógeno y el oxígeno están en relación 1:2:1, con dos átomos de hidrógeno enlazadas a uno de oxígenes, como en el agua (hidratos de carbono).

Carbohidratos

Los carbohidratos, o azúcares, se dividen en tres clases principales: monosacáridos, oligosacáridos y polisacáridos.

Los monosacáridos (del griego saccharum, "dulce"), o azúcares simples, están formados por 5 o 6 átomos de carbono; los primeros se denominan pentosas y los segundos hexosas. Los monosacáridos de 5 átomos de carbono más comunes son la fructosa, la ribosa y la desoxirribosa; estas dos últimas forman parte, respectivamente, del ácido desoxirribonucleico (ARN), los ácidos nucleicos responsables de la información genética. Los principales monosacáridos de 6 átomos de carbono son la galactosa y la glucosa, que se consumen en el metabolismo.

Los oligosacáridos (del griego òligos, "pocos") están formados por breves cadenas de monosacáridos: la sacarosa o azúcar de caña común está constituida por una molécula de glucosa y otra de fructosa; la maltosa está formada por el enlace de dos moléculas de glucosa, y la lactosa por galactosa y glucosa. Todos estos compuestos son oligosacáridos particularmente comunes en la naturaleza.

Los polisacáridos (del griego polùs, "tantos") están formados por largas cadenas de centenares de monosacáridos.

Algunos monosacáridos, entre ellos la celulosa, tienen cadenas simples, mientras que otros, como el almidón, pueden tener también cadenas ramificadas bastante complejas.

La celulosa, constituida por muchas moléculas de glucosa unidas entre sí, tiene una función estructural: en efecto, constituye el 50% del peso de la madera, y representa el componente principal de la pared celular en las células vegetales.

El almidón, por su parte, representa la mayor reserva de energía de las células vegetales, donde en caso de necesidad, es degradado por las enzimas en moléculas de glucosa, que pueden ser utilizadas por la célula. El hombre, en la saliva y en el páncreas, posee amilasas, enzimas capaces de escindir el almidón de nuestra dieta (por ejemplo, en las patatas y en los cereales). El tubo digestivo de algunos animales, como por ejemplo los rumiantes, se caracteriza por la presencia de numerosas bacterias que producen la celulasa, una enzima capaz de digerir la celulosa presente en la hierba y en las hojas.

Artículos relacionados:
Los átomos
Los iones
Las moléculas
Aminoácidos y proteínas
Funciones biológicas de las proteínas
Los lípidos
Las coenzimas
Los ácidos nucleicos
Las vitaminas