viernes, 5 de agosto de 2011

Heterósidos



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Los heterósidos son moléculas de enorme variedad, constituidas por un glúcido unido a otra molécula no glucídica denominada aglucón. Atendiendo a la naturaleza de la fracción no glucocídica, se distinguen las siguientes clases:

Glucolípidos

El aglucón es un lípido denominado ceramida. Los más importantes son los cerebrósidos, que contiene galactosa o glucosa; y los gangliósidos, con un oligosacárido ramificado.

Los glucolípidos son moléculas de membrana, presentes, fundamentalmente, en la superficie externa de las células del tejido nervioso; aunque también existen en otros tejidos animales. Existe una gran variedad de glucolípidos. Se piensa que intervienen en el reconocimiento celular, proporcionando a las células sus señas de identidad. Probablemente, también tengan la función de receptores de moléculas extracelulares que actúen como señales. Algunas bacterias y virus se unen a estas moléculas como paso previo a la infección de las células.

Glucoproteínas

Es la fracción no glucídica de una molécula de naturaleza proteica. Se diferencian de los peptidoglucanos y de los proteoglucanos -citados anteriormente- porque en las glucoproteínas, el porcentaje de proteína es mayor que el de glúcido. En este grupo se encuentran glucoproteínas sanguíneas o séricas como la protrombina, que interviene en el proceso de coagulación; o las inmunoglobulinas, con función defensiva. También son glucoproteínas diversos tipos de hormonas, como la luteinizante (LH), que provoca la ovulación en las hembras o la producción de testosterona en los machos; o la foliculoestimulante (FSH), que estimula la secreción de los folículos de De Graaf en el ovario.

Otras glucoproteínas de importancia biológica son las presentes en la superficie externa de la membrana. Pueden actuar como receptores de mensajeros químicos y de microorganismos infecciosos, o en procesos e reconocimiento celular. En los trasplantes, actúan como determinantes antigénicos, provocando fenómenos de rechazo.


Principios activos en plantas medicinales

Son heterósidos en los que el aglucón es una molécula orgánica de naturaleza variada, como alcohol, fenol, etc. Se emplean, con frecuencia, en la industria farmacéutica; aunque en dosis inadecuadas, pueden provocar intoxicaciones o efectos letales. Los cardiotónicos, como la digitalina, se aplican en enfermedades cardiovasculares; los cianogenéticos, presentes en las almendras amargas, liberan ácido cianhídrico de efecto mortal; la glicirrina, en la raíz del regaliz, tiene efecto expectorante y antiinflamatorio; los antracénicos, efecto laxante; y los tanósidos, astringente.